Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en apelación. Cantidades entregadas a cuenta en promociones inmobiliarias. No responsabilidad entidad bancaria

Sentencia en apelación. Cantidades entregadas a cuenta en promociones inmobiliarias. No responsabilidad entidad bancaria

SENTENCIA Nº 194/13

                En Cuenca, a 25 de Junio de dos mil trece.

     Vistos ante esta Audiencia Provincial, en trámite de recurso de apelación nº 46/2012, los autos de Juicio Ordinario nº 324/2010 del Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Cuenca sobre reclamación de cantidad seguidos a instancia de x representados por el Procurador D. José Antonio Nuño Fernández y dirigidos por el Letrado D. Miguel Ramírez Pons contra x S.L. representada por la Procuradora Dª María José Herraiz Calvo y dirigida por el Letrado D. Miguel Ángel Martín Ruiz y CAJA x, representada por la Procuradora Dª Yolanda Araque Cuesta y asistida por el Letrado D. Francisco Javier Saguar Quer, en virtud de recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de BREMONT S.L., contra la Sentencia dictada en primera instancia, por el ya referido Juzgado, en fecha 20 de Septiembre de dos mil once; habiendo sido Ponente el Ilmo. Sr. D. José Ramón Solís García del Pozo.

                                Antecedentes de hecho

    Primero.- Que por el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Cuenca se dictó Sentencia, en fecha 20 de Septiembre de dos mil once, en cuyo Fallo se estableció lo siguiente:

    "Que estimando la demanda promovida por el Procuradora D. José Antonio Nuño Fernández en nombre y representación de D. Fausto Jiménez Martín e Isabel Sebastian Navarro y otro debo condenar y condeno a x S.L. a que abone a x 24.408,87 euros , x la de 25.705,30 euros, a x Y x la de 25.705,30 euros, a x Y x la de 25.180,70 euros, a D. x Y x la de 25.705,30 euros, a x Y x la de 23.324,01 euros, a x Y x la de 24.131 euros, a x la de 29253,80 euros, a x Y x la de48.263 euros, a x Y x la de 24.131,50 euros, a x la de 24951,30 euros, a x Y x la de 24.951,80 euros , a x Y x la de 26.036,66 euros, a x Y x la de 24.531,50 euros, a x Y x la de 24.656,10 euros, a x Y x la de 25.705,30 euros, a x la de23.324,01 euros, a D. xR la de 24.600 euros, a x la de 25.705,30 euros, a x la de 25.704,80 euros, a x Y x la de 25.705,30 euros, a x la de 24.131,50 euros, a x la de 21.508,50 euro, a x Y x 24.131,50 euros, a x la de 29.771 euros, a x la de 24.136 euros, a x Y xO la de 23.830,78 euros, a x S.L. la de 23.365,80 euros, a x S.L. la de 23.866,47 euros, a x Y x la de 22.800,58 euros, a x Y x la de 24.130,50 euros, a x 23.324,01 euros, a x Y x la de 24.076,76 euros, a x Y Dª xA la de 24.651,04 euros y ello con el interés legal desde la fecha de la presentación de la demanda hasta la de la presente sentencia y desde la misma hasta la del total pago interés legal incrementado en dos puntos. Se imponen las costas causadas a Bremont S.L.

     Desestimando la demanda promovida por el Procurador D. José Antonio Nuño Fernández en nombre y representación x e Ix y otros debo absolver y absuelvo a Caja x de las pretensiones comprendidos en la demanda acumulada. Se impone las costas causadas en la demanda acumulada a la parte actora."

 

         Segundo.- Notificada la anterior Resolución a las partes, por la representación procesal de x S.L. preparó e interpuso contra la misma recurso de apelación. En dicho recurso, tras invocarse los alegatos que se estimaron de aplicación, se solicitaba de esta Sala que:

    "… con estimación del presente recurso de apelación declare la nulidad de la sentencia 86/2.011 de primera instancia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Cuenca en fecha 20 de septiembre de 2.01, por la causa señalada de prejudicialidad penal del artículo 40.2 y 3 de la LEC, y ordenando la retroacción del procedimiento al momento procesal anterior a dictarse aquella y la suspensión hasta la acreditación de la finalización del proceso penal en cuestión con las consecuencias que en Derecho se deriven de la posterior reanudación, todo ello con expresa imposición de las costas de este recurso a las partes que se opusieran al misma por su temeridad y mala fe."

  Que admitido a trámite el recurso de apelación, y dado el correspondiente traslado del escrito de interposición, por CAJA x se presentó escrito de oposición al recurso  con el objeto de que por la Audiencia se declare que no ha lugar al mismo con expresa condena a la parte apelante en las costas de la apelación.

       Tercero.- Así mismo contra la referida sentencia interpuso recurso de apelación por x. En dicho recurso, tras invocarse los alegatos que se estimaron de aplicación, se solicitaba de esta Sala que:

"…revocando la sentencia dictada en Primera Instancia en los presentes Autos, declara la responsabilidad de CAJA x respecto de aquellos importes y cantidades que hayan sido ingresados o abonados, por el concepto de cantidades anticipadas a cuenta por la compra de tales viviendas por p arte de los hoy recurrentes en la cuenta corriente nº  y, consecuentemente con tal pronunciamiento se condene a dicha entidad financiera al efectivo pago a mis mandantes, hoy recurrentes, de las siguientes cantidades:

            - En favor de x y x  en la cantidad de 24.056,10 euros.

            - En favor de x y x en la cantidad de 22.482,30 euros.

            - A favor de x y x en la cantidad de 23.006,90 euros.

Así mismo Caja x deberá ser condenada al pago de los intereses legalmente previstos devengados por tales cantidades hasta su efectiva entrega e igualmente al pago de las costas procesales devengadas en primera instancia, tomando como base para ello exclusivamente las cantidades reclamadas a dicha entidad  bancaria por los aquí recurrentes, y sin hacer expresa imposición en costas de las devengadas en esta alzada."

Que admitido a trámite el recurso de apelación, y dado el correspondiente traslado del escrito de interposición, por CAJA x se presentó escrito de oposición  e IMPUGNACIÓN del referido recurso solicitando en cuanto a la oposición el dictado de una sentencia por la que se declare que no ha lugar al mismo con expresa condena a la parte apelante en las costas de la apelación.

     En relación a la Impugnación del recurso se solicitaba que en la sentencia a dictar por esta Audiencia se declare la prescripción de la acción dirigida contra CAJA x, confirmando en todo caso la sentencia recurrida si bien por otros fundamentos. 

 Que admitido a trámite la impugnación del recurso de apelación por CAJA ESPAÑA y dado el correspondiente traslado del mismo por parte de x se presentó escrito de oposición al recurso con el objeto de que  se dicte sentencia en la que se mantenga la desestimación de la mencionada prescripción con imposición de las costas devengadas a CAJA x.

       Cuarto.- Que recibidas las actuaciones en esta Audiencia Provincial, se procedió a formar el correspondiente Rollo de apelación, asignándole el número 46/2012. Se turnó la ponencia y se señaló para deliberación, votación y fallo el día 2 de Octubre de 2012.

 

FUNDAMENTOS JURIDICOS

         PRIMERO.- Dª x, como accionista mayoritaria de x S.L. y algunos de los compradores demandantes, en concreto x se alzan contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Cuenca que declaró resueltos los contratos de compraventa de viviendas unifamiliares suscritos entre los demandantes y x S.L., condenando a esta mercantil a abonar a los actores las cantidades que entregaron anticipadamente a cuenta por la compra de tales vivienda y desestimó la pretensión dirigida a que se declarase la responsabilidad de Caja x respecto a aquellas cantidades pagadas como anticipo por la compra que fueron ingresadas o abonadas en la cuenta  corriente nº x abierta en la sucursal de Cuenca de dicha entidad financiera.

      Antes de abordar los concretos motivos de recurso ha de indicarse que esta Sala acordó dar audiencia a las partes para que alegaran sobre una posible nulidad de actuaciones (Auto TS de 27/4/2010), dejando las partes transcurrir el plazo conferido sin realizar alegación ninguna, lo que, a falta de la articulación de un motivo de nulidad en los recursos de las partes, impide a este Tribunal conforme a los artículos 227.2 de la LEC y 240.2 de la LOPJ  hacer un pronunciamiento de nulidad de actuaciones por razón de la desaparición como parte del proceso de la demandada ( y por cierto única condenada), x S.A. y la admisión al mismo de un tercero no demandado, carente de legitimación y responsabilidad en el proceso.

 

   SEGUNDO.- La representación procesal de Dª x funda su recurso en la desestimación de la solicitud de suspensión contenida en su escrito de contestación a la demanda por cuanto a su juicio la no suspensión de esta causa civil como consecuencia de la tramitación de las Diligencias Previas 145/2007 por el Juzgado de Instrucción nº 3 de Cuenca infringe lo establecido en el art. 10.2 de la LOPJ y 40.2 y 3 de la LEC. Recurso que ha de ser rechazado pues, como recuerda la SAP  de Barcelona de 23/1/2008, la prejudicialidad penal, por su naturaleza y exigencias, impone una interpretación restrictiva en orden a la suspensión que implica su aceptación, en el sentido de que ésta debe estar vinculada a la imposibilidad de prescindirse de la cuestión penal para la debida decisión de la cuestión planteada en el proceso civil o de que ésta venga condicionada directa y necesariamente por el contenido de aquella, es decir, que la causa penal tenga tal influencia en la resolución de este pleito que haga imposible el fallo sin conocer antes la decisión final en la vía penal, a fin de evitar la división de la continencia de la causa y la posibilidad de sentencias contradictorias de tribunales de diferente jurisdicción. En este sentido el artículo 40.2 de la LEC que invoca la recurrente establece que para que pueda acordarse la suspensión del procedimiento civil por existir prejudicialidad penal es necesario que se acredite la existencia de causa criminal en la que se estén investigando, como hechos de apariencia delictiva, alguno o algunos de los que fundamenten las pretensiones de las partes en el proceso civil y que la decisión del Tribunal penal acerca del hecho por el que se procede en causa criminal pueda tener influencia decisiva en la resolución sobre el asunto civil. Sin que ninguno de los requisitos expresados se den en el presente caso pues de un lado las Diligencias Previas se siguen por un presunto delito de apropiación indebida contra determinadas personas que ostentaron bien cargos de administración, bien la condición de accionistas o son familiares de estos porque presuntamente extrajeron importantes cantidades de las cuentas de x S.L. que hicieron suyas, mientras que en la causa civil se ejercita acción de resolución de los contratos de compraventa de viviendas contra x S.L. por incumplimiento contractual con el abono de las cantidades adelantadas y acción de responsabilidad contra Caja x por incumplir las obligaciones que le imponía el art. 1 de la Ley 57/1968 respecto a las cantidades anticipadas e ingresadas en la cuenta corriente abierta a x S.L. sin que la existencia o no de la apropiación indebida de cantidades de las cuentas de x S.L. sea un hecho que pueda fundar las acciones ejercitadas en esta causa civil, siendo un hecho inocuo a los efectos de considerar la existencia de incumplimiento contractual o del cumplimiento por la entidad bancaria de sus obligaciones respecto a las cantidades destinadas a la compra de viviendas en las cuentas abiertas a x S.A.

 

         TERCERO.- El recurso de x se dirige contra la desestimación de la acción de responsabilidad que se dirigió contra Caja x con el objeto de que pagase a los demandantes las cantidades que abonaron a cuenta del precio pactado de las viviendas en construcción en la cuenta nº x abierta por x S.L. en la sucursal de Cuenca de Caja x. El recurso se funda en la existencia de un error en la valoración de la prueba por parte del Juzgador de Instancia pues, a su juicio, lo que acredita la prueba en el procedimiento es que la referida entidad financiera tenía cabal conocimiento de que dicha cuenta, cualquiera que fuera su denominación, funcionaba en la practica y en la realidad bancaria como una cuenta especial en el sentido al que se refiere con tal denominación la Ley 57/1968 de 27 de junio. En segundo lugar se denuncia la infracción del art. 1 de la mencionada ley en cuanto a la responsabilidad que predica de la entidad bancaria en la que se abre la cuenta especial, derivada de la falta de exigencia de la constitución del aval o garantía de las cantidades ingresadas en dicha cuenta por  los compradores como parte y a cuenta del precio de las viviendas adquiridas.

      Tampoco a juicio de la Sala puede prosperar el mencionado recurso manteniéndose en esta cuestión también el criterio y la conclusión del Juez de Instancia pues el art. 1 de la mencionada Ley 57/1968 de 27 de junio reza: "Las personas físicas y jurídicas que promuevan la construcción de viviendas que no sean de protección oficial, destinadas a domicilio o residencia familiar, con carácter permanente o bien a residencia de temporada, accidental o circunstancial y que pretendan obtener de los cesionarios entregas de dinero antes de iniciar la construcción o durante la misma, deberán cumplir las condiciones siguientes:

Primera.- Garantizar la devolución de las cantidades entregadas más el seis por ciento de interés anual, mediante contrato de seguro otorgado con Entidad aseguradora inscrita y autorizada en el Registro de la Subdirección General de Seguros o por aval solidario prestado por Entidad inscrita en el Registro de Bancos y Banqueros, o Caja de Ahorros, para el caso de que la construcción no se inicie o no llegue a buen fin por cualquier causa en el plazo convenidoTéngase en cuenta la disp. adic. 1ª.c) Ley 38/1999 de 5 noviembre, que establece que el interés a aplicar será el legal del dinero y no el 6 % como se señala en este precepto..

Segunda.- Percibir las cantidades anticipadas por los adquirentes a través de una Entidad bancaria o Caja de Ahorros en las que habrán de depositarse en cuenta especial, con separación de cualquier otra clase de fondos pertenecientes al promotor y de las que únicamente podrá disponer para las atenciones derivadas de la construcción de las viviendas. Para la apertura de estas cuentas o depósitos la Entidad bancaria o Caja de Ahorros, bajo su responsabilidad, exigirá la garantía a que se refiere la condición anterior."

  Precepto de cuya literalidad lo que resulta es que es la promotora la que debe constituir las garantías de las cantidades entregadas como anticipo de la compra y aperturar la cuenta corriente especial para percibir las mismas y es en este caso, al proceder a la apertura de dicha cuenta con el carácter especial, cuando la entidad bancaria tiene la obligación, como requisito de dicha apertura y bajo su responsabilidad de exigir las garantías de la devolución de dichas cuentas. La responsabilidad de la entidad bancaria pues sólo surge si al aperturar la cuenta especial no exige la constitución de las garantías o la apertura sin constatar su existencia. Pero su obligación no llega calificar como especial o no las cuentas o depósitos de sus clientes, ni se le impone la carga de sustituir la declaración y voluntad de los mismos en este sentido. La responsabilidad de la entidad bancaria parte del cumplimiento previo por parte del promotor de la apertura de la cuenta o constitución del depósito con el carácter especial determinado por el destino de los fondos y solo cuando el promotor, cliente de la entidad bancaria, ha atribuido este carácter especial a la cuenta abierta puede surgir la responsabilidad de la entidad bancaria por no exigir que la devolución de dichos fondos o depósitos se avalen o garanticen y ello al  margen del conocimiento que la entidad bancaria puede tener del origen y destino de los fondos de sus clientes, conocimiento al que ni siquiera alude la ley.

    Evidentemente el presupuesto de la acción que se ejercitó por los recurrentes no coincide con el de la responsabilidad que predica le ley, pues la que exigen los demandantes se funda, no en la falta de exigencia por la entidad bancaria del aval o garantía de las fondos en cuentas especiales o depósitos constituidos con dicho carácter, sino en la falta de diligencia de la entidad bancaria que conociendo el origen y finalidad de algunas de las cantidades ingresadas en una concreta cuenta corriente abierta a nombre de x S.L. que la mencionada promotora no abrió como cuenta especial, ni exigió el correspondiente aval o garantía de dichas cantidades. La apertura de la cuenta es decisión exclusiva del promotor no existiendo en la ley un deber de advertencia por la entidad bancaria a los adquirentes que realizaron ingresos en concepto de anticipo por la compra de la vivienda de la falta de garantía de dichas cantidades conforme a la ley, ni tampoco la ley impone a la entidad bancaria la obligación de exigir a la promotora la apertura de una cuenta especial destinada a recibir los ingresos por pago anticipado del precio. Además en el presente caso no consta tampoco que la entidad bancaria tuviera participación en el contrato de compraventa de las viviendas, ni por lo tanto asumiera ninguna obligación y que en concreto  pueda exigírsele responsabilidad por lo pactado  en la estipulación sexta de los contratos por la que la entidad promotora se comprometía a disponer de las cantidades ingresadas en la cuenta x para los fines legalmente establecidos y a garantizar el cumplimiento de esta obligación mediante aval solidario constituido con Caja x o por cualquier otra entidad de seguros de acreditada solvencia. (En este mismo sentido SS AP Asturias Sec. 7ª 20/5/2010 y Alicante Sec. 6 4/7/2012 entre otras muchas.)

 La desestimación del recurso de apelación interpuesto por los compradores hace innecesario el examen de la impugnación del recurso por parte de Caja x que se interponía para el caso de que el recurso de los compradores fuera estimado, subsidariedad que resulta de su propio contenido pues se vuelve a plantear la cuestión de la prescripción de la acción de responsabilidad que se ejercitó contra la impugnante, cuestión que carece de sentido una vez desestimada la misma.

         CUARTO.- Pese a la desestimación de los recursos de apelación interpuestos no se hará imposición de las costas causadas con ocasión de los mismos por entender la Sala que todos ellos comportaban dudas serias de hecho o de derecho en las cuestiones que planteaban, todo ello de conformidad con lo establecido en el art. 398.1 de la L.E.Civil en relación con el art. 394.1 del mismo Texto Legal. Sin perjuicio de lo cual se condena a los apelantes a la perdida de los depósitos que constituyeron para recurrir según establece la Disposición Adicional 15ª de la L.O.P.J..

    Vistos los preceptos legales invocados y demás de general y pertinente aplicación

                                         Fallamos

     Que desestimando el recurso de apelación interpuesto por Dª x, el interpuesto por x y la impugnación interpuesta por Caja x contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Cuenca el día 20/9/2011, en el Procedimiento Ordinario nº 324/2010, del que dimana el Rollo de Apelación nº 46/2012, declaramos que debemos CONFIRMAR Y CONFIRMAMOS ÍNTEGRAMENTE LA SENTENCIA RECURRIDA; sin hacer expresa imposición de las costas causadas por los recursos en esta instancia.

      Se declara la pérdida del depósito de 50 € efectuado por la parte  recurrente para la apelación; al cual se le dará el destino legal.

    Notifíquese esta Sentencia a las partes, haciéndoles saber que contra la misma cabe interponer recurso de casación.

    Así por esta mi Sentencia,  lo pronuncio, mando y firmo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres