Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en apelación. Seguros de vida y causas de exclusión, renovación

Sentencia en apelación. Seguros de vida y causas de exclusión, renovación

SENTENCIA Nº 51/2013

                  En Cuenca, a 12 de Febrero de dos mil trece.

     Vistos ante esta Audiencia Provincial, en trámite de recurso de apelación nº 365/2012, los autos de Juicio Ordinario nº 601/2011 procedentes del Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Cuenca, iniciados por Dª. X, (actuando en representación de sus hijas X), representada tanto en la primera instancia como en esta alzada por la Procuradora de los Tribunales Dª. María Jesús Porres Moral y dirigida  por el Letrado D. Ismael Cardo Castillejo, contra la entidad X, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, representada tanto en la primera instancia como en esta alzada por la Procuradora de los Tribunales Dª. Rosa María Torrecilla López y asistida por el Letrado D. José Manuel Martínez de Bedoya, en reclamación de cantidad, (25.000 € de principal), en virtud de recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de Dª. X contra la Sentencia dictada en primera instancia, por el ya referido Juzgado, en fecha 21 de Mayo de dos mil doce; habiendo sido Ponente el Ilmo. Sr. D. José Eduardo Martínez Mediavilla.

Antecedentes de hecho 

    Primero.- Que la representación procesal de Dª. Xpresentó demanda de Juicio Ordinario, contra X, en reclamación de 25.000 €.  Se indicaba en la demanda que D. X había fallecido el 20.03.2010; teniendo suscrita una póliza de seguro de vida, con la ya referida aseguradora, que cubría el fallecimiento por cualquier causa, (excepto el suicidio en el primer año de vigencia del seguro), siendo el capital asegurado de 25.000 €.

    Por el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Cuenca se dictó Sentencia, en fecha 21 de Mayo de dos mil doce, en cuyo Fallo se estableció lo siguiente:

    "DESESTIMO la demanda formulada por la Procuradora de los Tribunales Dª. María Jesús Porres Moral en nombre y representación de Dª X actuando a su vez en representación de sus hijas Dª  X.

    Las costas causadas se imponen a la parte actora".

    La referida decisión del Juzgador a quo venía a basarse, en síntesis, en que estaban firmadas las cláusulas limitativas y en que la causa de la muerte entraba dentro de los supuestos de exclusión de la garantía.

    Segundo.- Que, notificada la anterior Resolución a las partes, por la representación procesal de Dª. X se interpuso contra la misma recurso de apelación. En tal recurso, tras invocarse los argumentos que se consideraron pertinentes, se  interesaba  de esta Sala "…sentencia que revoque la de instancia, y estimando en su integridad la demanda presentada, con condena en costas en ambas instancias a la parte demandada".

    El recurso de apelación se basa, en esencia, en lo siguiente:

    A. Estamos ante una renovación del seguro inicial. Siendo ello así, la renovación tendría que estar firmada por el asegurado y no lo está; razón por la cual no puede aplicarse una cláusula limitativa.

    B. En la Sentencia recurrida se declara que la muerte del Sr. Page fue debida a una intoxicación etílica; la cual provocó la insuficiencia cardíaca aguda. Sin embargo, en el informe del Médico Forense se dice que la causa de la muerte fue la insuficiencia cardíaca; aunque el Sr. Page tenía un alto índice de alcohol en sangre.

    Tercero.- Que admitido a trámite el recurso de apelación, y dado el correspondiente traslado del escrito de interposición, por la representación procesal de la entidad X, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, se presentó escrito de oposición al recurso; interesando la confirmación de la Sentencia de instancia, con imposición de costas de la alzada a la parte recurrente.

    Cuarto.- Que, recibidas las actuaciones en esta Audiencia Provincial, por la Sala se procedió a formar el correspondiente Rollo de apelación, (asignándole el número 365/2012). Se turnó la ponencia y se señaló para deliberación, votación y fallo el día 12 de Febrero de 2013.

Fundamentos de derecho 

    Se aceptan los razonamientos jurídicos de la Sentencia que se revisa en este trámite en todo lo que no se opongan a los que aquí se reseñarán.

    Primero.- El primero de los motivos de recurso debe rechazarse; y ello por lo siguiente:

    1. El documento aportado por la parte actora junto a la demanda como número 1, (folios 17 a 23 de las actuaciones), es un simple duplicado de la póliza original que acompañó la parte demandada junto a la contestación a la demanda, (folios 123 a 132 de las actuaciones), como acredita, por un lado, la identidad que entre ambos documentos existe en cuanto al Código de Producto, (que es el 6057), y al número de póliza, (que es el 251), y, por otro lado, la expresión "DUPLICADO" que se contiene en la parte inferior del documento aportado por la parte demandante, (en concreto, en la parte inferior del folio 17 de las actuaciones). Pues bien, en el documento aportado por la parte demandada aparece en algunos lugares la palabra "RENOVACIÓN", (véase, por ejemplo, la parte superior de los folios 123, 124 o 126 de las actuaciones), mientras que en el apartado VII de las condiciones generales y especiales del seguro de vida temporal se contiene la expresión "prórroga", (véase el folio 127 de las actuaciones). Por tanto, habrá que determinar si nos encontramos ante una renovación o ante una prórroga; teniendo en cuenta que una póliza anual renovable no es necesariamente lo mismo que una póliza anual prorrogable, (como vienen señalando los Tribunales; por ejemplo, la Audiencia Provincial de León, Sección 1ª, en Sentencia de 15.05.2008, recurso 11/2007, la Audiencia Provincial de A Coruña, Sección 4ª, en Sentencia de 18.11.2010, recurso 563/2010, o la Audiencia Provincial de Málaga, Sección 5ª, en Sentencia de 29.06.2012, recurso 26/2011).

      2. La Audiencia Provincial de Madrid, Sección 25ª, en Sentencia de 11.02.2011, recurso 743/2010, cuyo criterio compartimos, ha establecido que: <<…….Ciertamente los matices semánticos de las expresiones "prorrogable" y "renovable", si son aplicados con intencionalidad en la redacción de las cláusulas contractuales, implica consecuencias diferentes, pues la prórroga supone continuar con el mismo contrato y la renovación puede dar a entender que se reemplaza la antigua por la nueva. Pero no necesariamente ha de ser así, ni menos que sea eso lo querido por las partes, pues renovar significa también volver al estado primitivo o retomar la relación, y en tal caso podría emplearse como sinónimo de prorrogar. Por eso, debe estarse a la intención de las partes, tal como así lo dispone el artículo 1.281 CC, y para juzgarla, como manda el artículo 1.282 del mismo texto legal, será preciso estudiar los actos coetáneos y posteriores al contrato…….>>.  Por tanto, y en consonancia con esa doctrina, hay que analizar la intención de las partes, estudiar los actos coetáneos y posteriores al contrato, para averiguar si nos encontramos ante una renovación o ante una prórroga.  Y en el caso de autos esta Sala considera que nos hallamos ante una prórroga, ya que, (asumiendo aquí los argumentos que sobre los referidos actos coetáneos y posteriores al contrato se contienen en la mencionada Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid), el tomador del seguro aceptó sin reservas conocidas, (teniendo en cuenta que la parte actora no ha probado reserva alguna; cuando sobre ella recaía, conforme al artículo 217 de la L.E.Civil, la carga de acreditar su existencia), la revalorización aplicada por la aseguradora en la prima que correspondía a las anualidades siguientes a la del contrato original, (pues en el duplicado acompañado por la parte demandante, y que venía referido al período 17.11.2009-17.11.2010, existe un incremento anual de la prima, con relación a la primera, de 207,50 €), sabiendo por ello el tomador que cada año la prima se revalorizaba de forma automática y que ello implicaba continuar la cobertura ya pactada; sin que se conozca trato alguno al terminar cada ejercicio para renegociar las condiciones del seguro, (al menos la parte demandante no lo ha acreditado; cuando sobre ella también recaía la carga de la prueba de tal circunstancia), comportamiento del tomador que pone de relieve, a juicio de esta Audiencia Provincial, que la expresión "RENOVACIÓN" empleada en algunos puntos del contrato, (como antes se dijo), lo fue como sinónimo de prórroga, (en consonancia con lo expresamente establecido en la condición general   y   especial     VII, -folio 127 de las actuaciones-, al concretarse allí que: "El presente contrato entrará en vigor a las 00 horas de la fecha indicada en las Condiciones Particulares, siempre que haya sido aceptado por la Compañía, firmado por las partes y satisfecho el primer recibo de la prima. Se establece por períodos anuales que serán prorrogados automáticamente. A esta prórroga podrá oponerse cualquiera de las partes, mediante notificación por escrito a la otra en un plazo de 2 meses con antelación al término del periodo en curso"). Por tanto, y estando ya expresamente firmadas por el tomador y asegurado en el contrato inicial las cláusulas limitativas de sus derechos, (véase el folio 130 de las actuaciones), no se precisaban posteriores firmas en cada una de las prórrogas para entender expresamente aceptadas las cláusulas limitativas. 

    Segundo.- El segundo de los motivos del recurso también debe rechazarse; y ello por lo siguiente:

    -en el contrato quedaban excluidos los siniestros "….que sobrevengan al asegurado…….bajo la influencia……. de bebidas alcohólicas, entendiéndose que se da este último supuesto siempre que el índice de alcohol por litro de sangre sea superior a la tasa máxima de alcoholemia legalmente establecida para la conducción de vehículos a motor……", (véase el folio 129 de las actuaciones);

    -y eso fue precisamente lo que le sucedió al Sr. X, pues la muerte le sobrevino BAJO LA INFLUENCIA DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS, (como resulta del informe del Médico Forense obrante a los folios 25 a 28 de las actuaciones), presentando un índice de alcohol etílico en sangre de 3,01 g/l, (como igualmente se desprende del informe del Médico Forense; en concreto, de la parte superior del folio 28 de las actuaciones), siendo evidente que la póliza excluía, (como resulta de la transcripción expuesta en el párrafo anterior), y así se aceptó expresamente por el tomador, (como se ha dicho ya con anterioridad), los fallecimientos que ocurrieran bajo la influencia de bebidas alcohólicas, (no los fallecimientos originados por bebidas alcohólicas), y ese fue el caso del Sr. X, (que falleció bajo la influencia de bebidas alcohólicas).

    Tercero.- La parte apelante solicita en esta alzada que se "…revoque la de instancia, y estimando en su integridad la demanda presentada, con condena en costas en ambas instancias a la parte demandada", (véase el folio 174 de las actuaciones), lo que significa que ella está también interesando la imposición de las costas de la instancia a la parte demandada; es decir, que implícitamente la parte apelante está también recurriendo el hecho de haberle sido impuestas las costas de la primera instancia. Pues bien, partiendo de tal postulado, consideramos que esta Sala ya tiene petición de parte, (lo que viene a excluir cualquier hipotética incongruencia), para pronunciarse sobre las costas de la instancia, (entendiendo que la simple solicitud de imposición de las mismas a la parte contraria ya faculta a esta Audiencia Provincial para analizar cualquier particularidad sobre dicho tema).

     Pues bien, debemos señalar lo siguiente:

     .Con las dudas de hecho, (a que se refiere el artículo 394.1 de la L.E.Civil), se trata de realizar, (como vienen estableciendo los Tribunales; por ejemplo, Sentencia de la Audiencia Provincial de Ourense, Sección 2ª, de 07.11.2002, recurso 252/2002; cuyo criterio compartimos), un juicio de razonabilidad sobre la posición de la parte que, en definitiva, pudiera ser condenada al pago de las costas procesales. Ese juicio lo que viene a determinar es si cabe, desde un punto de vista objetivo y a la vista de lo que resulte conocido por la parte, sostener la pretensión que a ella le asista. Y entendemos que el hecho de figurar en varios puntos del contrato la palabra "RENOVACIÓN", (como ya anteriormente se dijo), es un dato suficiente para sostener la razonabilidad de la demanda formulada por la parte actora, pues dicha expresión, (varias veces reiterada en el contrato), inducía a pensar, con cierta lógica, que se trataba de una renovación y no de una prórroga. En consecuencia, no procede condenar a la parte actora en las costas de la primera instancia, (es decir, no se realizará especial imposición de las costas causadas en la primera instancia).

      Por tanto, y por lo que acaba de razonarse, procede una estimación parcial del recurso de apelación formulado; revocando parcialmente la Sentencia de instancia, y ello en el único siguiente aspecto:

     -no procede condenar a la parte actora en las costas de la primera instancia, (es decir, no se realizará especial imposición de las costas causadas en la primera instancia).

     Cuarto.- De conformidad con lo previsto en el art. 398.2 de la L.E.Civil, (al estimarse parcialmente el recurso de apelación interpuesto), no procede realizar pronunciamiento sobre las costas de la presente alzada.

     Por otro lado, la estimación parcial del recurso comportará la devolución a la parte apelante del depósito de 50 € que ella verificó para recurrir, (Disposición Adicional 15ª de la L.O.P.J.).

      Vistos los preceptos legales invocados y demás de general y pertinente aplicación

Fallamos

     Que, estimando parcialmente el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de Dª. X, (quien a su vez actuaba en representación de sus hijas Dª. X), contra la Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Cuenca en fecha 21.05.2012, debemos REVOCAR Y REVOCAMOS parcialmente la Resolución recurrida, y ello en el único sentido de no condenar a la parte actora en las costas de la primera instancia, (es decir, que no se realiza especial imposición de las costas causadas en la primera instancia), manteniéndose el restante contenido de la Sentencia impugnada.

      No procede imponer a ninguno de los litigantes las costas de la presente alzada.

      Se acuerda la devolución a la parte recurrente del depósito de 50 € que ella verificó para apelar.

      Notifíquese esta Sentencia; haciendo saber que es firme y que frente a ella no cabe recurso, sin perjuicio de que si cualquiera de las partes pudiera entender que existe interés casacional pudiese plantear recurso de casación, por razón de interés casacional, que se presentaría, en el plazo de 20 días contados desde el siguiente al de la notificación de la presente Resolución, ante esta Audiencia Provincial; debiendo procederse, con arreglo a la Disp. Adic. 15ª de la L.O.P.J., a la consignación del correspondiente depósito.

     Así por esta nuestra Sentencia,  lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres