Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en apelación. Precontrato de permuta. Acción declarativa de dominio. Posesión en concepto de dueño

Sentencia en apelación. Precontrato de permuta. Acción declarativa de dominio. Posesión en concepto de dueño

SENTENCIA Nº 1/2013

                     En Cuenca, a 8 de Enero de dos mil trece.

     Vistos ante esta Audiencia Provincial, en trámite de recurso de apelación nº 290/2012, los autos de Juicio Ordinario nº 343/2007 procedentes del Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Cuenca, promovidos por D. xxxx, representado tanto en la primera instancia como en esta alzada por la Procuradora de los Tribunales Dª. Encarnación Catalá Rubio y dirigido por el Letrado D. Manuel Catalá Rubio, contra D.xxxxx, representado tanto en la primera instancia como en esta alzada por el Procurador de los Tribunales D. José Antonio Nuño Fernández y asistido por el Letrado D. Luis Ortega Fernández, (solicitando la elevación a público de contrato privado y alternativamente acción declarativa de dominio o de posesión; habiéndose fijado la cuantía del pleito en 12.000 €), en virtud de recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de D. xxxx contra la Sentencia dictada en primera instancia, por el ya referido Juzgado, en fecha 30 de Marzo de dos mil doce; habiendo sido Ponente el Ilmo. Sr. D. José Eduardo Martínez Mediavilla.

Antecedentes de hecho 

    Primero.- Que el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Cuenca dictó Sentencia, en fecha 30 de Marzo de dos mil doce, en cuyo Fallo se estableció lo siguiente:

    "Que desestimando como desestimo la demanda rectora deducida por D. xxx, representado por la Procuradora de los Tribunales Dª. Encarnación Catalá Rubio, contra D. xxxx, representado por el Procurador de los Tribunales D. José Antonio Nuño Fernández, declaro que debo absolver y absuelvo al demandado de las pretensiones deducidas en su contra en el presente procedimiento; todo ello, sin expreso pronunciamiento condenatorio en materia de costas procesales".

    Segundo.- Que, notificada la anterior Resolución a las partes, por la representación procesal de D. xxxxx se interpuso contra la misma recurso de apelación.

    En tal recurso, tras invocarse los alegatos que se consideraron pertinentes, se interesaba de esta Audiencia Provincial que se estimase el recurso de apelación; con la consiguiente revocación de la Sentencia de instancia y estimación de la demanda, con imposición de las costas de la primera instancia a la parte demandada.

    Dicho recurso se basa, en síntesis, en lo siguiente:

    A. La entrega sí que se materializó en su momento; si bien, no se ha otorgado escritura pública del contrato.

    B. El actor ostenta la condición de propietario y de poseedor de la finca a título de dueño. El actor es titular catastral, ha pagado distintos impuestos y recibos de suministros y ha realizado obras.

    C. La Sentencia de instancia incurre en incongruencia omisiva. En el apartado D del suplico de la demanda se solicitaba Sentencia que reconociese al actor la condición de poseedor de la vivienda y este hecho no ha sido resuelto en tal Resolución.

     D. Ya se verificó la entrega. Además, y con independencia de lo anterior, la solicitud de elevación a público del documento privado lleva implícita la elevación de la totalidad del documento, con todas sus condiciones y obligaciones para las dos partes; sin que sea necesario expresar literalmente por parte del demandado la voluntad de cumplimiento de su obligación, dado que la misma se sobreentiende.

      E. El contrato formalizado entre las partes sí constituye justo título; razón por la cual, y al concurrir los restantes elementos necesarios, sí se cumplen los requisitos establecidos en el Código Civil para la prescripción adquisitiva.

    Tercero.- Que admitido a trámite el recurso de apelación, y dado el correspondiente traslado del escrito de interposición, la representación procesal de D. xxx presentó escrito de oposición al recurso; solicitando la confirmación de la Sentencia de instancia, con imposición de costas a la parte apelante.

    Cuarto.- Que, recibidas las actuaciones en esta Audiencia Provincial, por la Sala se procedió a formar el correspondiente Rollo de apelación; asignándole el número 290/2012. Se turnó la ponencia y se señaló para deliberación, votación y fallo el día 8 de Enero de 2013.

Fundamentos de derecho 

     Primero.- Antes de examinar el recurso de apelación procede realizar alguna precisión sobre el escrito de oposición a dicho recurso. Y al respecto debe señalarse que:

     1. Los argumentos plasmados en las alegaciones primera a tercera de tal escrito de oposición devienen irrelevantes; y ello por lo siguiente:

     -el carácter revisor atribuido por la Ley a la Sala se ampara en la existencia de un recurso de apelación o de una impugnación de Sentencia; y no existiendo ni recurso ni impugnación en cuanto a los alegatos planteados en dicho escrito de oposición es evidente que esta Audiencia Provincial no puede alterar las conclusiones que al respecto se establecen en la Sentencia de instancia.

     2. Si la representación procesal de D.xxxx  pretendía que se examinaran por este Tribunal de apelación las cuestiones por ella planteadas en las alegaciones primera a tercera de su escrito de oposición tal vez tendría que haber intentado articular las mismas como excepciones y proceder a impugnar la Sentencia, pues la Sala 1ª del Tribunal Supremo ya ha señalado, por ejemplo en Sentencia de 23.06.2006, recurso 4192/1999, que el demandado absuelto en primera instancia no puede pretender que una excepción propuesta por él sea examinada por el Tribunal de apelación si no se adhirió a la impugnación de la Sentencia de primera instancia hecha por la parte actora, (lo que vendría a significar que una excepción propuesta por el demandado absuelto en primera instancia sí puede examinarse por la Sala si se impugna por él la Sentencia; circunstancia que aquí no ha ocurrido).

     Segundo.- El recurso de apelación planteado debe desestimarse en su integridad; y ello por todo lo siguiente:

     1. En el recurso de apelación en realidad no se impugna la calificación jurídica atribuida por el Juzgador de instancia al contrato litigioso, (que lo califica de precontrato de permuta), razón por la cual esta Sala debe mantener dicha calificación.

     Pues bien:

     -la doctrina que se contiene en la Sentencia que se menciona en el recurso de apelación, (Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid de 16.11.2011), no resulta aquí aplicable, ya que en ella se analiza un contrato de permuta, (no un precontrato de permuta como el que aquí nos ocupa);

     -ya se ha establecido por los Tribunales que el precontrato de permuta carece de virtualidad traslativa del dominio, (en tal sentido se pronuncia, por ejemplo, la Sentencia de la Audiencia Provincial de Vizcaya, Sección 4ª, en Sentencia de 10.12.1999, recurso 321/1998, cuyo criterio compartimos);

     -y, partiendo de lo establecido en el anterior párrafo, el demandante no ha acreditado acto alguno que justifique de forma concluyente el traslado del dominio a su favor.

     En consecuencia, no puede entenderse que haya existido entrega traslativa del dominio; razón por la cual el primero de los alegatos del recurso debe decaer.

     2. Ya se ha establecido por los Tribunales que el hecho de figurar como titular en el Catastro no justifica el dominio, pues el Catastro no determina propiedades, (en tal sentido se pronuncia, por ejemplo, la Sentencia de la Audiencia Provincial de A Coruña, Sección 3ª, en Sentencia de 17.03.2010, recurso 250/2009, cuyo criterio compartimos), habiéndose indicado también por los Tribunales, por un lado, que el pago del IBI no es prueba contundente para acreditar la propiedad, (en tal sentido se pronuncia, por ejemplo, la Sentencia de la Audiencia Provincial de Les Illes Balears, Sección 5ª, de 15.10.2009, recurso 320/2009, cuyo criterio también compartimos), y, por otro lado, que el pago de determinados recibos de suministros es un dato irrelevante en aras a la cumplida acreditación de la propiedad, (y en ese sentido se pronuncia, por ejemplo, la Sentencia de la Audiencia Provincial de Almería, Sección 3ª, en Sentencia de 10.12.2007, recurso 104/2007, cuyo criterio igualmente compartimos).

     Además, también se viene sosteniendo por los Tribunales que actuaciones como el pago del IBI o la realización de obras no significan que se posea en concepto de dueño; y en tal sentido se pronuncia, por ejemplo, la Sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia, Sección 8ª, en Sentencia de 12.04.2007, recurso 38/2007, cuyo criterio igualmente compartimos.

     En consecuencia, el segundo de los argumentos del recurso también debe decaer.

     3. En el apartado D del suplico de la demanda se solicitaba que se declarase que el actor es poseedor de la finca. Ahora bien, tal declaración iba claramente referida a posesión en concepto de dueño; como se acredita, por ejemplo, con las siguientes indicaciones que se contienen en la demanda:

     -en el párrafo primero del hecho tercero de la demanda se establece que: "Asimismo, mi mandante es el poseedor pacífico de forma pública e ininterrumpida y con justo título………en resumidas cuentas, disfruta libre, pacífica y públicamente dicho bien a título de dueño";

     -en el hecho sexto de la demanda se concreta que: "Mi mandante, como decimos, además de propietario, es poseedor de forma ininterrumpida, con justo título y a título de dueño del inmueble precitado…".

     Pues bien, la Sentencia de instancia sí resuelve dicha cuestión, (la pretendida posesión a título de dueño), rechazándola; pues en el segundo de sus fundamentos de derecho se establece que "…tampoco puede tenerse por acreditado que el actor posea la vivienda en concepto de dueño, sino de mero poseedor o detentador…", agregándose que "…la posesión del demandado no puede calificarse sino como de mero detentador…". Por tanto, la Resolución apelada rechaza expresamente el auténtico pedimento de la parte actora, (la pretendida posesión a título de dueño), y de ahí que el Fallo de la Sentencia de instancia sea correcto sobre el particular, pues desestima la demanda, (lo que engloba la desestimación del mencionado pedimento).

      En consecuencia, el tercero de los argumentos del recurso también debe rechazarse.

      4. El cuarto de los argumentos del recurso de apelación también debe decaer; y ello por lo siguiente:

      -por un lado, porque, como ya anteriormente se indicó, no existió entrega traslativa del dominio;

      -por otro lado, porque la Sentencia de la Sala 1ª del Tribunal Supremo de 13.10.2010, recurso 1941/2006, establece, en el 10º de sus fundamentos de derecho, que "…Las obligaciones recíprocas tienen unos efectos específicos debidos a su interconexión o interdependencia. El primero es la necesidad de cumplimiento simultáneo, en el sentido de que el acreedor de una obligación recíproca no puede exigir a su deudor que cumpla, si a su vez no ha cumplido o cumple al tiempo u ofrece cumplir la otra obligación recíproca de la que es deudor…"; doctrina de la que se deduce que, (en contra de lo pretendido en el recurso), sí se precisa un expreso ofrecimiento de cumplimiento de la obligación recíproca de la que se es deudor, y en el caso que nos ocupa no existió tal expreso ofrecimiento de cumplimiento de su obligación por parte del demandante.

      5. El quinto de los argumentos de recurso también debe rechazarse, pues no existe justo título. El artículo 1.952 del Código Civil establece que se entiende por justo título el que legalmente baste para transferir el dominio o derecho real de cuya prescripción se trate; y ya hemos indicado anteriormente que el precontrato de permuta carece de virtualidad traslativa del dominio.

     Tercero.- La desestimación íntegra del recurso de apelación comportará, por un lado, la imposición de las costas de la alzada a la parte recurrente, (art. 398.1 de la L.E.Civil en relación con el art. 394.1 del mismo Texto Legal), y, por otro lado, la pérdida del depósito de 50 € que la parte apelante llevó a cabo para el recurso, (Disposición Adicional 15ª de la L.O.P.J.), al cual se le dará el destino legal.

      Vistos los preceptos legales invocados y demás de general y pertinente aplicación

Fallamos

     Que desestimando como desestimamos en su integridad el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de D. xxxxxx contra la Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Cuenca en fecha 30 de Marzo de dos mil doce, en el Juicio Ordinario nº 343/2007, del que dimana el Rollo de Apelación nº 290/2012, declaramos que debemos CONFIRMAR Y CONFIRMAMOS ÍNTEGRAMENTE LA RESOLUCION RECURRIDA; con imposición a la parte recurrente de las costas procesales devengadas en la presente alzada.

     Se declara la pérdida del depósito de 50 € que la parte recurrente llevó a cabo para apelar; al cual se le dará el destino legal.

     Notifíquese esta Sentencia a las partes; haciéndoles saber que es firme y que frente a ella no cabe recurso, sin perjuicio de que si cualquiera de las partes pudiera entender que existe interés casacional pudiese plantear recurso de casación, por razón de interés casacional, que se presentaría, en el plazo de 20 días contados desde el siguiente al de la notificación de la presente Resolución, ante esta Audiencia Provincial; debiendo procederse, con arreglo a la Disp. Adic. 15ª de la L.O.P.J., a la consignación del correspondiente depósito.

     Así por esta nuestra Sentencia,  lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres