Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia A.P. Cuenca. Resolución de contrato de aparcería por cauce de procedimiento ordinario

Sentencia A.P. Cuenca. Resolución de contrato de aparcería por cauce de procedimiento ordinario

SENTENCIA NUM. 306/2012

 

Iltmos. Sres.: 

Presidente Acctal:

   Sr. Solís García del Pozo  

Magistrados:

   Sr. Casado Delgado (Ponente)

   Sra. Vicente de Gregorio                                                   

   En Cuenca, a veintitrés de octubre de dos mil doce.

    Vistos ante esta Audiencia Provincial los autos de Juicio Verbal nº 226/2010 procedentes del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de los de San Clemente y su Partido, seguidos a instancia del D. x, representado en la instancia por el Procurador de los Tribunales Sr. Moya Ortiz y en la presente alzada por la Sra. Melero de la Osa y asistido por la Letrada Sra. Sepúlveda Jiménez, contra D. x, representado en la instancia por el Procurador de los Tribunales Sr. Sánchez Chacón y en la presente alzada por el Sr. Rodrigo Carcavilla y asistido por el Letrado Sr. Medrano Lacasa, como consecuencia del recuro de apelación deducido por la representación procesal de D. x contra la sentencia de fecha diecisiete de diciembre de dos mil diez, siendo Ponente el Magistrado Ilmo. Sr. Don Ernesto Casado Delgado, quién expresa el parecer de la Sala.

 

 

ANTECEDENTES DE HECHO

 

   Primero.- Por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de los de San Clemente y su Partido se dictó, en el procedimiento referenciado, sentencia de fecha trece de junio de dos mil once, cuyo Fallo es el siguiente tenor: "Que debo desestimar y desestimo la demanda presentada por el Procurador de los Tribunales D. José L. Moya Ortiz, en nombre y representación de D. x en ejercicio de la acción de resolución de contrato de aparcería por expiración del término e incumplimiento grave de las cantidades procedentes de las obligaciones del aparcero y reclamación de las cantidades procedentes de la liquidación y de los derechos de la PAC correspondientes a la temporada 2008/2009, frente a D. x, con expresa imposición de costas a la parte actora". 

   Segundo.- Notificada las anterior resolución a las partes, Don José Luis Moya Ortiz, Procurador de los Tribunales y de D. x,  preparó e interpuso recurso de apelación contra la misma por medio de escrito en el que, tras exponer los hechos y fundamentos de derecho que estimó de aplicación, terminó suplicando de la Sala "…se dicte en su día sentencia por la que, revocando la de instancia y con estimación de la demanda: a) Se declare resuelto el contrato de aparcería suscrito por mi representado D. x y D. x en octubre de 1993 y se declare que D. Millán Ángel ha dejado libres y a disposición de mi mandante las tierras objeto de aparcería como fecha cierta, al día 10 de diciembre de 2010, día del juicio; b) Se condene al demandado a practicar la liquidación correspondiente al año 2008-2009, que la debía haber ya liquidado en octubre de 2009 y las que resultaren hasta que devuelva las fincas a mi mandante; c) Se declare que el demandado, al no ser cultivador de las fincas del demandante y al haber sido declarado resuelto el contrato de aparcería, no tiene ya derecho alguno sobre los derechos de la P.A.C; d) Por tanto, se condene al demandado a que ceda y renuncie a favor de D. x los derechos de la P.A.C según cláusula sexta del contrato de aparcería suscrito entre las partes en 199, mediante la forma legal establecida y en caso de no realizarse que se proceda a ordenarlo por el Juzgado".

 

 

   Tercero.- Admitido a trámite el recurso de apelación y conferido traslado a la contraparte, por la representación procesal de Millán Ángel García Martínez se dedujo oposición en la que interesó la confirmación de la resolución recurrida.

 

 

 

   Cuarto.- Elevadas las actuaciones a esta Audiencia Provincial, se procedió a la formación del correspondiente rollo, asignándosele el número del margen, se designó Ponente que recayó en el Magistrado Ilmo. Sr. Don Ernesto Casado Delgado y por auto de fecha 6 de febrero de 2012 se acordó no admitir la documental adjuntada en el escrito de interposición del recurrso de apelación y se señaló para deliberación,  votación y fallo el 10 de julio de 2012.

 

 

   Quinto.- Por providencia de fecha 10 de julio de 2012 se acordó: "Dada cuenta por el Magistrado Ponente del contenido del presente Rollo de Apelación Civil nº 13/2012 seguido, como apelante, a instancia de D. x contra D. x, como apelado, y como quiera que en el cuerpo del recurso (Alegación Tercera) se dice al folio 6 del mismo (folio 204 del procedimiento) "… Por todo ello, interesamos se declare nulidad de actuaciones a partir del auto de fecha 8 de julio de 2010, remitiendo los presentes autos al Juzgado de 1ª Instancia nº de San Clemente para continuar los mismos por el procedimiento ordinario por el que se admitió la demanda o, subsidiariamente, se declare la nulidad desde dicho auto y de conformidad con el art. 73.3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, por el Secretario Judicial se requiera al actor si se estimase que se han acumulado indebidamente acciones en la demanda"  y como quiera que dicha petición no se trasladó al suplico del recurso, se suspende la deliberación, votación y fallo acordada para el día de la fecha y se confiere traslado por cinco días hábiles a las partes para que, a través de su representación procesal, manifiesten lo que estimen conducente a su derecho en orden a la nulidad procedimental alegada por la parte apelante y, con su resultado, se acordará lo procedente en derecho".

 

 

   Sexto.- Evacuando el requerimiento, la parte recurrente presenta escrito en el que solicitó, en primer lugar, que se declarase la nulidad de las actuaciones a partir del auto de fecha 8 de julio de 2010 para continuar por los trámites del juicio ordinario o, subsidiariamente, se declare la nulidad de dicho auto y de conformidad con lo dispuesto en el art. 73.3 de la LEC que por el Sr. Secretario Judicial se requiera al actor si estimase que se ha procedido a una indebida acumulación de acciones. Por su parte, la representación procesal de la parte apelada interesó que no se declarase la nulidad de actuaciones.

   Séptimo.- Efectuadas por las partes las alegaciones que estimaron conducentes en derecho, se señaló para el día veintitrés de octubre del año en curso para deliberación, votación y fallo.

 

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO 

 

   No se aceptan los que se contienen en la resolución recurrida.

 

   Primero.- Para la resolución de la presente litis conviene poner de relieve los antecedentes que se desprenden de la causa.

 

   Así, en la demanda rectora se ejercitan las acciones de resolución de contrato de aparecería por terminación del plazo pactado contractualmente y por incumplimiento grave de las obligaciones del aparcero y otros extremos, todo ello a través del juicio ordinario conteniendo el suplico las siguientes peticiones: a) se declare resuelto el contrato de aparcería suscrito entre las partes en 1993; b) se condene al demandado a dejar libre y a disposición del actor las tierras objeto del contrato; c) se condene al demandado a practicar la liquidación correspondiente al año 2008-2009 y las que resultaren hasta que devuelva las fincas; d) se declare que el demandado al no ser cultivador de las fincas del demandante y al haber sido declarado resuelto el contrato de aparcería, no tiene ya derecho alguno sobre los derechos de la P.A.C; d) Por tanto, se condene al demandado a que ceda y renuncie a favor de D. x los derechos de la P.A.C según cláusula sexta del contrato de aparcería suscrito entre las partes en 199, mediante la forma legal establecida y en caso de no realizarse que se proceda a ordenarlo por el Juzgado, e) al pago de las costas procesales.

 

  Por auto de fecha 8 de julio de 2010 se admitió a trámite la demanda de juicio ordinario y, notificada a la parte demandada, por su representación procesal se interpuso recurso de reposición alegando la inadecuación procedimental en base a la entrada en vigor de la Ley 19/20089, de 23 de noviembre, de Medidas de Fomento y Agilización Procesal del Alquiler y de la Eficiencia Energética de los Edificios que dio nueva redacción a los arts. 249 y 250 de la LEC, de modo que el procedimiento debía reconducirse a los cauces del juicio verbal, recayendo Auto de fecha 20 de septiembre de 2010 por el que se estimó el recurso de reposición y se acordó la continuación del procedimiento por los trámites del juicio verbal, resolución frente a la que no cabe recurso alguno sin perjuicio de reproducir la cuestión al recurrir, si fuera procedente, la resolución definitiva.

 

   En la sentencia dictada en la instancia se explicita en el fundamento de derecho tercero que las únicas acciones susceptibles de ser enjuiciadas por los cauces del juicio verbal son las de extinción del contrato por expiración del plazo convenido, no así las fundadas en otras causas, como es la invocada por la actora de incumplimiento grave de las obligaciones del aparcero. Y, por otro lado, en el fundamento de derecho quinto se considera acreditado que la falta de cobro de la ayuda de la PAC no se puede imputar al demandado.

 

   En el recurso de apelación deducido por la representación procesal de la parte actora se alega, como cuestión previa, la incorrecta denegación de la tramitación por los cauces del juicio verbal en base, precisamente, al hecho de que en la sentencia se ha dejado imprejuzgada la cuestión referida a la resolución del contrato por incumplimiento grave de las obligaciones del aparcero además de sostenerse, en puridad, que las acciones por las que se interesa que se declare que el aparcero debe renunciar a los derechos de la PAC no se han resuelto.

 

   Por providencia de fecha de este Tribunal de fecha 10 de julio de 2012 se acordó: "Dada cuenta por el Magistrado Ponente del contenido del presente Rollo de Apelación Civil nº 13/2012 seguido, como apelante, a instancia de D. x contra D. x, como apelado, y como quiera que en el cuerpo del recurso (Alegación Tercera) se dice al folio 6 del mismo (folio 204 del procedimiento) "… Por todo ello, interesamos se declare nulidad de actuaciones a partir del auto de fecha 8 de julio de 2010, remitiendo los presentes autos al Juzgado de 1ª Instancia nº de San Clemente para continuar los mismos por el procedimiento ordinario por el que se admitió la demanda o, subsidiariamente, se declare la nulidad desde dicho auto y de conformidad con el art. 73.3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, por el Secretario Judicial se requiera al actor si se estimase que se han acumulado indebidamente acciones en la demanda" y como quiera que dicha petición no se trasladó al suplico del recurso, se suspende la deliberación, votación y fallo acordada para el día de la fecha, se confiere traslado por cinco días hábiles a las partes para que, a través de su representación procesal, manifiesten lo que estimen conducente a su derecho en orden a la nulidad procedimental alegada por la parte apelante y, con su resultado, se acordará lo procedente en derecho".

 

   Evacuando el requerimiento, la parte recurrente presenta escrito en el que solicitó, en primer lugar, que se declarase la nulidad de las actuaciones a partir del auto de fecha 8 de julio de 2010 para continuar por los trámites del juicio ordinario o, subsidiariamente, se declare la nulidad de dicho auto y de conformidad con lo dispuesto en el art. 73.3 de la LEC que por el Sr. Secretario Judicial se requiera al actor si estimase que se ha procedido a una indebida acumulación de acciones. Por su parte, la representación procesal de la parte apelada interesó que no se declarase la nulidad de actuaciones.

 

 

   Segundo.- La nulidad de las actuaciones procesales exige que se haya prescindido de las normas esenciales del procedimiento siempre que por esta causa haya podido producirse indefensión (artículo 238.2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y 225.3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil).

 

  Pues bien, en el supuesto sometido a la consideración de este Tribunal, se constata una infracción procedimental dado que el procedimiento se ha ventilado por un cauce inadecuado (juicio verbal) en atención a la naturaleza de las acciones ejercitadas en el suplico de la demanda que ha tenido como consecuencia que no se hayan resuelto dos pretensiones, a saber: a) de un lado, la resolución contractual por causa de incumplimiento grave de las obligaciones del aparcero; b) de otro lado, a pesar de que la Juzgadora considera que las ayudas de la PAC son frutos de la explotación, no se ha pronunciado si conforme a la cláusula sexta del contrato, la resolución del contrato conlleva la renuncia del aparcero a esos derechos que la parte actora anuda a la tierra en base al régimen jurídico vigente a la fecha de formalización del contrato, al contrario de lo sostenido por la parte demandada que considera que son derechos personalísimos del agricultor y que pueden ser transmitidos mediante venta o cualquier otro medio de cesión, con o sin tierras.

 

   Así las cosas, a criterio de este Tribunal nos encontramos ante pretensiones que exceden del margen procedimental del juicio verbal que debe circunscribirse a la extinción del contrato de arrendamiento y/o aparcería por extinción del plazo pactado o por impago de rentas, cualquiera que sea la cantidad reclamada, acción esta en la que se encuadra la petición de liquidación de la renta deducida por la actora, no así respecto del resto de las acciones ejercitadas (resolución por incumplimiento grave de las obligaciones del aparcero y renuncia a los derechos de la PAC) que no pueden acumularse en el juicio verbal por expresa prohibición del art. 438.3.1 de la LEC y ello por cuánto, las acciones reseñadas deben ser ejercitadas a través del juicio ordinario, razones todas ellas por las que procede declarar la nulidad de las actuaciones de forma que deben retrotraerse al momento inmediatamente posterior al auto de fecha 8 de julio de 2010 por el que se admitió a trámite la demanda, debiendo ser emplazado el demandado para que la conteste, si a su derecho conviniere, en el plazo de veinte días y siga el procedimiento hasta conclusión por los cauces del juicio ordinario.

 

 

   Tercero.- No se efectúa expreso pronunciamiento condenatorio respecto de las costas procesales correspondientes a la instancia ni a la presente alzada.

 

 

   Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación,

 

 

FALLAMOS

 

 

   Que estimando como estimamos parcialmente el recurso de apelación interpuesto por Don José Luis Moya Ortiz, Procurador de los Tribunales y de D. x, contra la sentencia dictada por el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 2 de los de San Clemente y su Partido en el Juicio Verbal nº 226/2010, de los que dimana el Rollo de Apelación Civil nº 13/2012, debemos DECLARAR COMO DECLARAMOS LA NULIDAD DE LAS ACTUACIONES A PARTIR DEL AUTO DE FECHA 8 DE JULIO DE 2010, retrotrayendo las actuaciones al momento inmediatamente posterior al objeto de que, sustanciado el procedimiento por los cauces del Juicio Ordinario, se emplace el demandado para contestación de la demanda, si a su derecho conviniere, en legal forma y se termine el procedimiento conforme a derecho; todo ello, sin expreso pronunciamiento condenatorio respecto de las costas procesales correspondientes a la instancia ni a la presente alzada y con devolución a la parte recurrente del depósito constituido.

 

   Póngase en conocimiento de las partes que contra esta Resolución cabe recurso de casación, por razón de interés casacional, y de infracción procesal, (en este último caso cuando concurra interés casacional y se admita conjuntamente un recurso de casación interpuesto conjuntamente contra la Sentencia), que se presentarán, en el plazo de 20 días contados desde el siguiente al de la notificación de la presente Resolución, ante esta Audiencia Provincial; debiendo procederse, con arreglo a la Disp. Adic. 15ª de la L.O.P.J., a la consignación del correspondiente depósito.

 

   Así por esta nuestra Sentencia, de la que se unirá certificación al rollo de Sala y otra a los autos originales para su remisión al Juzgado de procedencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres