Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en apelación. Sobreseimiento de actuaciones por incomparecencia personal a audiencia previa

Sentencia en apelación. Sobreseimiento de actuaciones por incomparecencia personal a audiencia previa

SENTENCIA num.128/2011

 

 

Ilmos. Sres.:                 

Presidente Acctal:                       

   Sr. Martínez Mediavilla

Magistrados:

   Sr. Casado Delgado (Ponente)

   Sra. Vicente de Gregorio:                                  

 

   En Cuenca,  a treinta de junio de dos mil once.

 

     Vistos ante esta Audiencia Provincial, en trámite de recurso de apelación, los autos de Juicio Ordinario nº 418/2008 procedentes del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de los de San Clemente y su Partido, seguidos a instancia de LICO LEASING, S.A E.F.C,  representada por el Procurador de los Tribunales Sr. Sánchez Chacón y asistida por el Letrado Sr. García Rosello, contra la  mercantil XXXX, representados por el Procurador de los Tribunales Sr. Jareño Ruiz y asistidos por el Letrado Sr. Bascuñan Añover; D. XXXXXX, defendidos por el MINISTERIO FISCAL, en virtud de recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de XXXXX contra las sentencia dictada en la instancia de fecha tres de marzo de dos mil diez; habiendo sido Ponente el Ilmo. Sr. Don Ernesto Casado Delgado, quién expresa el parecer del Tribunal.

 

ANTECEDENTES DE HECHO

 

    Primero.- En los autos indicados al margen por el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de San Clemente se dictó sentencia de fecha de tres de marzo de dos mil diez cuyo Fallo era del siguiente tenor literal: "Que estimando íntegramente la demanda interpuesta por el Procurador de los Tribunales D. Francisco Sánchez Chacón, en nombre y representación de la entidad mercantil "XXXXX S.A.F.C" en reclamación de cantidad y declaración de nulidad por simulación absoluta de negocio jurídico contra los codemandados "XXXXXX, debo condenar y condeno a éstos a que abonen a la parte actora la cantidad de 47.691,2 euros, más los intereses legales correspondientes y debo declarar y declaro la nulidad por simulación de la escritura de donación de la finca registral  17.426 del Registro de la Propiedad de Belmonte, otorgada en fecha 26 de agosto de 2008, a fin de restituir la propiedad de la misma al matrimonio de XXXXXX, procediéndose a la cancelación de las inscripciones registrales que se opongan a dicho pronunciamiento, librándose a tal efecto mandamiento al Sr. Registrador de la Propiedad de Blelmonte a fin de que se inscriba el 100 % de la propiedad de dicha finca a favor de los anteriormente mencionado, con expresa condena en costas".

    Segundo.- Notificada la anterior resolución a las partes, por la representación procesal de "XXXXXX se preparó e interpuso contra la misma recurso de apelación, que admitido a trámite y dado el correspondiente traslado del escrito de interposición del recurso a la contraparte, por la representación procesal de la parte actora se presentó escrito oponiéndose al recurso de apelación interpuesto de contrario. 

    Tercero.- Recibidas las actuaciones en esta Audiencia Provincial, se procedió a formar el correspondiente Rollo de apelación, asignándole el número 221/2010, turnándose ponencia a la Magistrado Ilmo Sr. Don Ernesto Casado delgado y por auto de fecha nueve de julio de dos mil diez se acordó haber lugar a tener por incorporado la documentación adjuntada al recurso de apelación y, firme la anterior resolución, se señaló para el cinco de abril del año en curso para que tuviera lugar la deliberación, votación y fallo el día 9 de noviembre de 2010.

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

    No se aceptan los razonamientos jurídicos de la sentencia que se revisa en estos trámites.

    Primero.- Discrepa el apelante de la sentencia pronunciada en la instancia alegando los siguientes motivos de discrepancia con el pronunciamiento judicial; a saber:

  - interesa, con carácter principal, la nulidad de las actuaciones retrotrayendo las mismas al momento anterior al de la celebración de la audiencia previa dado que los dos codemandados XXXXX, hijos de los recurrentes, han sufrido absoluta indefensión al no haber intervenido el Ministerio Fiscal en su defensa tal y como se acordó judicialmente,

   - subsidiariamente, la nulidad de las actuaciones por haberse prescindido de las normas esenciales del procedimiento declarándose el sobreseimiento de las actuaciones dado que la mercantil actora no compareció al acto de la audiencia previa con procurador con poder especial.

   - subsidiariamente, la nulidad de las actuaciones por haberse prescindido de normas esenciales del procedimiento, retrotrayéndose las actuaciones al momento anterior al dictado de sentencia pro existencia de prejudicialidad penal.

    - subsidiariamente, la nulidad de las actuaciones por haberse prescindido de normas esenciales del procedimiento al existir cuestión prejudicial civil representada por la declaración de concurso de la mercantil XXXXX, S.L

   - subsidiariamente, se revoque el pronunciamiento sobre intereses respecto de los que debe declararse la paralización del devengo al momento de la declaración de concurso de la mercantil , retrotrayéndose las actuaciones al momento anterior al dictado de sentencia pro existencia de prejudicialidad penal.

   - subsidiariamente, se revoque la sentencia en lo que se refiere a la estimación íntegra de la acción de nulidad por simulación absoluta de la donación.

   - subsidiariamente,  una vez desestimada la acción de nulidad de la donación se declare la desestimación de la acción rescisoria ejercitada con carácter subsidiario.

    Segundo.- El primer motivo del recurso no puede ser estimado y ello por cuanto la parte recurrente carece de legitimación al no ostentar en el presente procedimiento la representación procesal de sus hijos al haberse encomendado la misma al representante del Ministerio Fiscal.

 

   El segundo motivo del recurso debe ser estimado. En efecto en la audiencia la parte ahora recurrente excepcionó la indebida representación de la parte actora a los efectos previstos en el art. 414.2 LEC, dado que no compareció personalmente  y el Procurador no detentaba poder especial para dicho acto procesal., excepción que no fue estimada por la Juzgadora de Instancia.

 

  En efecto, como hemos reiterado en numerosas ocasiones, ante una cuestión estrictamente jurídico-procesal, sobre la cual, esto es, respecto del contenido concreto del poder de representación procesal, este Tribunal se ha pronunciado reiteradamente en el sentido de que cuando la parte no comparece personalmente a la audiencia previa en el juicio ordinario, debe conferir previamente a la celebración de la misma un poder especial para el concreto pleito a favor de Procurador en los términos y con los efectos previstos en el artículo 414.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, sirviendo a modo de ejemplo las resoluciones de fecha 23 de enero de 2003, 4 de noviembre de 2003, 7 de octubre de 2004, 7 de septiembre de 2005, 14 de diciembre de 2005, 2 de febrero de 2006 y auto de la misma fecha de la presente resolución recaído en Recurso de Autos Civiles nº 33/2008, 20 de noviembre de 2008 y de 22 de diciembre de 2009.

 

    Así, literalmente se ha expresado esta Sala aduciendo que siendo el primero de los objetos de la audiencia previa del juicio declarativo ordinario, intentar un acuerdo o transacción entre las partes que ponga fin al proceso, y exigiéndose para ello la comparecencia personal de los litigantes o la presentación por un tercero de poder otorgado por aquéllos para renunciar, allanarse o transigir, dicho poder deberá ser especial por imponerlo de ese modo el artículo 25.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Si así no fuera deberá tenerse, en efecto, a la parte por no comparecida al acto de la audiencia previa. En esta misma línea de razonamiento, esta Audiencia Provincial ha venido señalando que no colma las exigencias del referido artículo 25. 2, el otorgamiento de un poder general para allanarse, transigir o renunciar, otorgado sin referencia concreta y específica a asunto alguno. De acuerdo con lo anterior, son claras las consecuencias del incumplimiento de estos requisitos, ya que si las partes no concurrieran personalmente ni otorgaren aquel poder se les tendrá por no comparecidos con las consecuencias que derivan de esta situación, según se trate del actor o del demandado.

 

   A la vista de todo lo anterior, consta en las actuaciones que la demandante no compareció personalmente a la audiencia previa, sin impedimento acreditado alguno para hacerlo, y sin que por otra parte hubiera otorgado tampoco poder especial a su Procurador para renunciar, allanarse o transigir, como no lo es, a criterio de este Tribunal, el obrante a los folios 23 a 29 de la causa,  durante aquélla por la dirección letrada de la parte demandada se planteó como cuestión previa la incorrecta personación del actor al no haber concurrido personalmente y no constar poder especial para el procedimiento en los términos exigidos por el artículo 414.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, siendo resuelta dicha cuestión de forma oral por la Juzgadora en sentido desestimatorio. Por lo dicho, nos encontramos ante un mero poder general y de ninguna manera especial, tal y como claramente se exige en el artículo 25.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, por lo que no hay duda de que lo correcto hubiere sido tener por no comparecida a la actora a la audiencia y acordar el sobreseimiento del proceso de conformidad con lo dispuesto en el referido artículo 414 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.Por ello y por las razones expuestas ha de ser estimado el primer motivo articulado en el recurso de apelación, sin que sea necesario el estudio y resolución del resto de los motivos aducidos por el apelante. 

   Tercero.- Dado que lo procedente es el sobreseimiento del procedimiento, existiendo posturas de los Tribunales distintas a las de esta Audiencia que consideran que un poder general en el que se insertan facultades especiales para transigir si colma las exigencias del art. 414.2 de la LECC, no se considera procedente efectuar expreso pronunciamiento condenatorio respecto de las costas procesales de la instancia. Por otro lado, de conformidad con lo establecido en el artículo 398.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, estimado el presente recurso de apelación no procede efectuar pronunciamiento condenatorio respecto de as costas procesales devengadas en la presente alzada.

       Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.

 FALLO

 

 

   Que estimando como estimamos el recurso de apelación interpuesto por Don Eduardo Jareño Ruiz, Procurador de los Tribunales y de XXXXX, contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de San Clemente en el Juicio Ordinario nº 418/2008, de los que dimana el presente Recurso de Autos Civiles nº 221/2010; declaramos que debemos REVOCAR Y REVOCAMOS ÍNTEGRAMENTE LA MISMA y, en su lugar, dictamos la presente por la que acordamos el SOBRESEIMIENTO Y ARCHIVO del Juicio Ordinario nº 418/2008 seguido ante el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de San Clemente, por incomparecencia del actor XXXXX, S.A E.F.C al acto de la audiencia previa y sin estar debidamente representado por Procurador con poder especial; todo ello sin expreso pronunciamiento condenatorio respecto de las costas procesales de la instancia y de la presente alzada y con devolución a la parte recurrente del depósito constituido.

 

   Contra la presente resolución no cabe recurso ordinario alguno.

 

   Así por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación al Rollo de Sala y otra a los autos originales para su remisión al Juzgado de procedencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres