Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Auto en apelación derivado de MCC 330/2010

Auto en apelación derivado de MCC 330/2010

AUTO NUM 21/2011

Ilmos. Sres.:                       

Presidente:                         

   Sr. Díaz Delgado

Magistrados:                        

   Sr. Martínez Mediavilla

   Sr. Casado Delgado     (Ponente)     

 

   En Cuenca, a treinta y uno de marzo de dos mil once.

                     ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.- En los autos indicados al margen, por el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Cuenca se dictó auto de fecha veinticuatro de octubre de dos mil diez, cuya Parte Dispositiva es del siguiente tenor literal:

   "Acuerdo adoptar la medida cautelar interesada por la Procuradora Doña maría José Herráiz Calvo, en nombre y representación de XXXX, S.L., y a tal fin procédase al embargo preventivo de los bienes de la mercantil demandada y de los demandados hasta cubrir la suma de 88.055,88 euros.

   No obstante, y con carácter previo a la adopción de las referidas medidas cautelares por la parte actora deberá prestarse caución de 1.000 euros, que podrá constituirse en dinero efectivo, mediante aval solidario de duración indefinida y pagadero a primer requerimiento emitido por entidad de crédito o sociedad de garantía recíproca o por cualquier medio que garantice la disponibilidad de la cantidad".

   Segundo.- Notificada la anterior resolución a las partes, Doña Susana Melero de la Osa, Procuradora de los tribunales y de D. XXXXX, se preparó e interpuso recurso de apelación por medio de escrito en el que, tras exponer los hechos y fundamentos de derecho que estimó de aplicación, terminó suplicando "… eleve los autos a la Superioridad para que, en su día, dicte resolución por la que se revoque el auto recurrido y se desestimen las medidas cautelares y se impongan las costas al actor".

   Tercero.- Admitido a trámite el recurso de apelación y conferido traslado a la contraparte, por la representación procesal de XXXXX, S.L  se presentó escrito interesando la confirmación de la resolución recurrida.

   Cuarto.- Elevadas las actuaciones a este Tribunal, formándose el correspondiente Recurso de Autos Civiles asignándole el nº 93/2010, se turnó ponencia que recayó en el Magistrado Ilmo. Sr. D. Ernesto Casado Delgado y se señaló para deliberación, votación y fallo el día quince de febrero del año en curso.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

   Se aceptan en parte los razonamientos jurídicos de la resolución recurrida.

   Primero.- Se interpone recurso de apelación contra el auto dictado en la pieza de medidas cautelares nº 330/2010 seguido en el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Cuenca, con competencias exclusivas en materia mercantil, discrepando del contenido de la resolución en dos aspectos concretos; a saber.

   a) De un lado, por cuánto la resolución recurrida utiliza una formula estereotipada en orden a justificar el requisito del peligro de mora procesal sin que concrete los actos que puedan imputarse al recurrente que puedan suponer un peligro para la efectividad de la sentencia que se dicte.

   b) De otro lado, se opone a que la caución sea de 1.000 euros, cuando lo procedente serían los 88.000 euros a que asciende a reclamación.

   Segundo.- El recurso de apelación merece acogimiento parcial por parte de este Tribunal.

   En efecto, el examen de las actuaciones revela, y en esto coincidimos con el Juzgador de Instancia, que en la parte solicitante de las medidas concurre la apariencia de buen derecho representada por la existencia de relaciones comerciales con la entidad XXXXXXX, S.A, consistentes en la venta de prendas de vestir que arrojan, indiciariamente, un resultado positivo a favor de la actora pro importe de 88.055,88 euros, extremos que no se discuten el cuerpo del recurso.

   Ahora bien, dicho lo anterior, también debe hacerse mención a los hechos que fundamentan la pretensión dirigida contra el recurrente, en su condición de Consejero delgado de la sociedad demandada, consistentes en que no constan depositadas las cuentas anuales en el registro Mercantil correspondientes a los ejercicios 2005 a 2008, siendo que la deuda que mantiene la sociedad demandada asciende, prácticamente, a la mitad del capital social  por lo que se encuentra incurso en causa de disolución o de iniciación de procedimiento concursal. Por otro lado, se alega que los demandados, personas físicas, han dejado a la mercantil abandonada, sin actividad y sin patrimonio y han hincado una actividad comercial análoga con otra sociedad denominada XXXXXX, S.L , en claro fraude de acreedores. Es por ello que, entrando a conocer del primer motivo del recurso, esto es, la no concreción ni justificación del " periculum in mora", no podemos manifestar conformidad con al recurrente toda vez que la conducta que se imputa a los administradores y que determina su llamada al proceso, justifica, prima facie, la existencia de peligro de mora procesal dado que es necesario asegurar el eventual contenido condenatorio de la sentencia que pudiera dictarse en el seno del procedimiento principal no solo sobre los bienes de la mercantil sino también, y con más razón de acreditarse los hechos que se imputan a los administradores, sobre su propio patrimonio.

   No obstante lo anterior, si debemos dar la razón en parte al recurrente en el segundo motivo del recurso y es que, atendido la cuantía de la deuda reclamada y en atención a la medida cautelar adoptada, embargo de los bienes de la sociedad y de los demandados, la caución por importe de 1.000 euros se revela insuficiente y ello por cuanto, si bien la misma pudiera parecer razonable en orden al embargo de bienes de la mercantil, dado que también se acuerda respecto de los bienes de los administradores respecto de los que es necesario acreditar en el seno del procedimiento la concreta conducta reprochable que se les imputa, este Tribunal considera razonable y prudentemente que la misma debe ascender a 18.000 euros.

   Tercero.- Estimado el recurso de apelación, no procede especial pronunciamiento condenatorio respecto de las costas procesales correspondientes a la presente alzada (artículo 398.2º de la LEC).

   En atención a lo expuesto,  vistos los artículos citados y demás disposiciones de pertinente aplicación, siendo Ponente el Ilmo. Sr. D. Ernesto Casado Delgado.

LA SALA ACUERDA                                                                              

   Que estimando como estimamos parcialmente el recurso de apelación interpuesto por Doña Susana Melero de la Osa,  Procuradora de los Tribunales y de D. XXXXX, contra el auto de fecha veinticinco de octubre de dos mil diez dictado por el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Cuenca en la Pieza Separada de Medidas Cautelares nº 330/2010, de la que dimana el presente Recurso de Autos Civiles nº 93/2010, declaramos que debemos REVOCAR Y REVOCAMOS PARCIALMENTE LA RESOLUCION RECURRIDA en el solo sentido de fijar la caución en la suma de 18.000 euros en lugar de los 1.000 euros que figuran en la resolución impugnada, manteniendo el resto de los pronunciamientos de la resolución recurrida; todo ello, sin expreso pronunciamiento condenatorio respecto de las costas procesales correspondientes a la presente alzada y con devolución al recurrente del depósito constituido.

   Contra la presente resolución no cabe recurso alguno.

   Así lo acuerdan, mandan y firman los Ilmos. Sres. Magistrados expresados al margen.-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres