Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en apelación derivada de Ordinario 81/09. Seguros de transporte terrestre

Sentencia en apelación derivada de Ordinario 81/09. Seguros de transporte terrestre

S E N T E N C I A  NUM.  39/2011

       En la ciudad de Cuenca, a veintiocho de Febrero de dos mil once.

       Vistos en trámite de recurso de apelación los autos de Juicio Ordinario num. 81/09, procedentes del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Cuenca  y su partido, promovidos a instancia de "xxxxx SEGUROS Y REASEGUROS", representada por la Procuradora de los Tribunales Sra. Doña Cristina Prieto Martinez y asistida por el Letrado Sr. D. Juan Ignacio Beitia Bastida, contra la mercantil "xxx S.L.",  representada por la Procuradora de los Tribunales Sra. Yolanda Segovia Rubio y asistida por la Letrada Doña Roció Jarillo y "xxxxx COMPAÑÍA DE SEGUROS S.A." representada por la Procuradora de los Tribunales Sra. Torrecilla López y asistida por la Letrada Sra. Doña Felisa Asenjo Macias; en virtud de recurso de apelación interpuesto por la parte demandada contra la sentencia dictada en primera instancia de fecha a diecinueve de febrero de dos mil diez; habiendo sido ponente el Ilmo. Sr. Presidente Don Antonio Díaz Delgado.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- En los autos indicados al margen se dictó sentencia de fecha a diecinueve de febrero de dos mil diez, en cuya parte dispositiva se establecía, literalmente: "Que estimando parcialmente la  demanda interpuesta por la mercantil "xxxx Y REASEGUROS"  representada por la Procuradora Sra. Prieto Martínez frente a la mercantil "xxxxx S.L."  representada por la  procuradora Sra. Segovia Rubio y frente a la mercantil "xxxxx COMPAÑÍA DE SEGUROS S.A.."  representada por la procuradora Sra. Torrecilla López, debo condenar y condeno a  la mercantil "xxxxxx S.L." a abonar a la mercantil actora la cantidad de TREINTA Y SIETE MIL QUINIENTOS EUROS (37.5000 euros) y a la mercantil "xxxxx Compañía de Seguros S.A." la cantidad de VEINTRES MIL SETECIENTOS EUROS (23.700 EUROS) e intereses legales. Sin hacer expresa imposición de las costas procesales causadas."

       SEGUNDO.- Contra la anterior sentencia se preparó y después interpuso por Doña Rosa María Torrecilla López, Procuradora de este Tribunal en nombre y representación de xxxx  Compañía de seguros y Reaseguros S.A. recurso de apelación en tiempo y forma, recurso que fue admitido a medio de providencia de fecha a  catorce de Abril de dos mil diez, dándose traslado a las partes contrarias para que pudiera presentar escrito de oposición al recurso o impugnar la sentencia en aquellos extremos que pudieran resultarles desfavorables.

       Con fecha cuatro de Mayo de dos mil diez, Doña Cristina Prieto Martínez, procuradora de los Tribunales y de entidad xxxxx seguros y reaseguros presentó escrito impugnando la sentencia y oponiéndose al recurso de apelación.

       Con fecha veinticinco de mayo de dos mil diez, Doña Rosa María Torrecilla López, Procuradora de los Tribunales y de xxxxx Compañía de Seguros y Reaseguros S.A.,  presento escrito oponiendo  a la impugnación de la sentencia. 

       TERCERO.- Recibidas las actuaciones en esta Audiencia Provincial, con fecha  a catorce de Junio de dos mil diez, se procedió a formar el correspondiente rollo, asignándosele el número del margen, pasando las mismas al ponente para resolver respecto a la admisión de documentos, con fecha a veintitrés de junio de dos mil diez se dicto auto inadmitiendo el documento, sin que se estimara necesaria la celebración de vista, y señalándose para que tuviera lugar la correspondiente deliberación, votación y fallo el  día  veintiuno de diciembre de dos mil diez.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-  El recurso de apelación de la mercantil xxxxx se centra única y exclusivamente en la naturaleza jurídica del seguro suscrito entre la compañía aseguradora xxx y la mercantil xxxxxx, S.L.

Conforme a la prueba documental obrante en las actuaciones, al folio 164 y sgtes, nos encontramos ante un seguro de Transportes, donde el riesgo único asegurado son las mercancías  transportadas con un valor máximo asegurado por viaje de 30.000 euros, estableciéndose que cuando el valor de las expediciones sea superior a dicha cantidad, la entidad aseguradora deberá avisar a la compañía  aseguradora, estableciéndose una franquicia de 300 euros. Y al folio 182, consta como la compañía aseguradora se obliga a indemnizar "…la destrucción, los daños materiales y desaparición de las mercancías aseguradas con ocasión o a  consecuencia de su transporte …. debido a accidente del medio de transporte acaecido por …. caída de vehículo a cunetas, barrancos, precipicios, ….. colisión, ……vuelco……."

En consecuencia, en el presente caso estamos, ante un contrato de seguro de transporte terrestre por los daños ocasionados a la mercancías transportadas, lo que hace que conforme a nuestro código de comercio sea aplicable lo dispuesto en el art. 57 del citado cuerpo legal, lo que implica que no estamos ante un seguros de responsabilidad civil, sino ante un seguro de daños debiendo indemnizar el asegurador  los daños que sean consecuencia del siniestro de acuerdo con lo convenido en el contrato de seguro. Y evidentemente, -ver folio 188 del procedimiento-, en las condiciones generales del contrato de seguro, en el artículo 24 se establece que para la determinación del daño se atenderá al valor del interés asegurado  en el momento inmediatamente anterior a la realización del siniestro. Ello hace, que conforme a la Ley de Contrato de Seguro, debamos irnos al artículo 26 y 28 de dicha Ley, de los que  se deduce, que para la determinación del daño, se atenderá al valor del interés asegurado, que en el presente caso, no debe cifrarse en el valor en que las partes han transigido sucesivamente hasta llegar una determinada cifra, sin en el valor real de las mercancías; de aquí, que el recurso de xxxxx deba ser desestimado.

SEGUNDO.-  En cuanto al recurso de xxxx, a tenor de lo expuesto al resolver el recurso anterior, es evidente que ha de ser estimado el mismo, en cuanto impugna la cantidad tomada en cuenta en la sentencia recurrida, a la hora de señalar el interés asegurado, lo que hace que efectivamente nos encontramos ante un infraseguro.

La cuestión por consiguiente es que en el presente supuesto, es de aplicación lo dispuesto en el art. 30 L.C.S. (suma asegurada inferior al valor del interés asegurado, el asegurador indemnizara el daño causado en la misma proporción en la que aquella cubre el interés asegurado.

Así, el valor de las mercancías transportada era de 120.729,87 Euros, aunque los daños ascendieron a 94.640 euros según lo actuado. El interés asegurado es el valor de mercado de total de la mercancía transportada 120.729,87 Euros y si bien la compañía aseguradora, (demandante) abonó 37.600 euros que es lo que reclama, la máxima suma asegurada por xxxxx (demandada) 30.000 euros, a los que hay que descontar franquicia. Con estos valores partimos como efectivamente señala xxxx, de que el limite del daño, es el valor realmente indemnizado (limite de la indemnización)  por xxx –Articulo 43 L.C.S.-; no el  realmente ocurrido, de 94.640 y todo ello por mor de la voluntad de los intervinientes. Así que por lo tanto, al indemnizar el daño causado (Articulo 30 L.C.S.), en el supuesto de un infraseguro el importe se debe reducir, en la misma proporción en que la suma asegurada cubre el interés del seguro, y por ello nos encontramos con que la regla proporcional aplicada por Mapfre parece correcta:

                  37.500 (daño indemnizado) x 30.000 (suma asegurada por daño)

                120.729, 87 (interés asegurado)

lo que hace que la cantidad a indemnizar por xxxxx solidariamente con la otra demandada, sea de 9.318,75 euros que deducida la franquicia, hace un total de 9018,75 Euros

       TERCERO.-  El siguiente motivo del recuso de xxxx es referida a los intereses  moratorios de los artículos 1100 y 1101 y siguientes, motivo que debe también prosperar, pues no estamos ante un supuesto de cumplimiento tardio de la obligación, toda vez que  la entidad demandante/apelada según consta en las actuaciones en el mes de julio de 2008, xxxx dirigió su reclamación a xxxx, quien ya en septiembre de dicho año  ofreció pagar la misma cantidad que ahora se estima en esta resolución, que revoca por consiguiente la de instancia, reiterando en octubre de dicho año el abonar el importe que ahora es estimado.

       Por consiguiente en orden  al abono de interés, solamente serán abonables por xxxxx los que se produzcan a partir de la notificación de la presente resolución conforme al articulo 576  nº 2, de la Ley de Enjuiciamiento Civil al haberse producido la revocación total en cuanto a ello de sentencia recurrida y se dice desde la notificación y no desde la fecha de la sentencia de apelación por ser la fecha de notificación la fecha de conocimiento de la cantidad ya fijada definitivamente.

       CUARTO.- En cuanto a la demandada Transportes Técnicos Tomillo S.L. esta se allanó en cuanto al principal reclamado y costas.

       QUINTO.- Las costas procesales conforme al artículo 398 y 394 de la Ley Enjuiciamiento Civil no se impondrán a litigante alguno al estimarse el recurso de apelación respecto a Mapfre. En cuanto al recurso de Transportes Técnicos Tomillo en virtud de lo dispuesto en el artículo 395 de la Ley de Enjuiciamiento Civil no procede imposición de las costas en esta apelación. 

Por lo expuesto,

FALLAMOS

      Que debemos estimar y estimamos íntegramente el recurso de apelación interpuesto pro la representación procesal de xxxxxx, Compañía de Seguros y Reaseguros S.A. revocando la resolución recurrida, en virtud del cual xxxxxx Empresas CIA de Seguros y Reaseguros S.A. abonara solidariamente con la empresa xxxxx, S.L. la xxxxxx, la cantidad de  9018,75 Euros. Así mismo debemos condenar y condenamos a xxxxxx, S.L. a que abone a xxxx S.A. la cantidad  28.481,25 euros.

       Sin hacer expresa imposición de las costas causadas a las partes litigantes en esta alzada.

       Contra esta resolución no cabe recurso ordinario alguno.   

       Así por esta nuestra sentencia de la que se unirá certificación al rollo de Sala y otra a los autos originales para su remisión al Juzgado de procedencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

SENTENCIA DICTADA EN PRIMERA INSTANCIA

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres