Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en apelación derivada de Ordinario 289/09. Cooperativas, baja justificada y plazo de preaviso

Sentencia en apelación derivada de Ordinario 289/09. Cooperativas, baja justificada y plazo de preaviso

SENTENCIA num. 261/2010

En Cuenca, a 21 de Diciembre de dos mil diez.

     Vistos ante esta Audiencia Provincial, en trámite de recurso de apelación nº 206/2010, los autos de Juicio Ordinario nº 289/2009 procedentes del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Cuenca, (con competencia en materia mercantil), iniciados  a instancia de D. xxxx, representado por la Procuradora de los Tribunales Dª. Susana Melero de la Osa y dirigido por el Letrado D. Raúl Rivera Pérez, contra la entidad xxxxx, SOCIEDAD COOPERATIVA LIMITADA, del ámbito autonómico de Castilla-La Mancha, representada por el Procurador de los Tribunales D. José-Vicente Marcilla López y finalmente asistida por el Letrado D. Pascasio Martínez Quílez, en reclamación de 11.979,84 €, en virtud de recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de D. xxxxxxx contra la Sentencia dictada en primera instancia, por el ya referido Juzgado, en fecha 22 de Marzo de dos mil diez; habiendo sido Ponente el Ilmo. Sr. D. José Eduardo Martínez Mediavilla.

 

Antecedentes de hecho

    Primero.-  La representación procesal de D. xxxxx presentó demanda en fecha 23.04.2009.  En dicha demanda se solicitaba Sentencia en la que:

    "a) Se DECLARE el importe a reembolsar de las aportaciones al capital social realizadas por el demandante que debe ascender a la cantidad de 11.979,84 € y a abonar dicha cantidad al demandante, a la que se deberá sumar la que resulte de aplicar a la misma el interés legal del dinero hasta su reembolso de conformidad con el artículo 61.5 de la Ley de Cooperativas.

    b) Se condene expresamente en costas al demandado".

     El Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Cuenca dictó Sentencia, en fecha 22 de Marzo de dos mil diez, en cuyo Fallo se estableció lo siguiente:

    <

    Segundo.- Notificada la anterior Resolución a las partes, por la representación procesal de D. xxxxxx se interpuso recurso de apelación.

    Dicho recurso se basa, en síntesis, en la errónea aplicación e interpretación de la Ley de Cooperativas y los Estatutos de la Cooperativa. En base a ello se considera que no es procedente la deducción de 11.575,80 € que realiza la Cooperativa al actor y que convierte la aportación inicial de 12.600 € de D. xxxxx en un exiguo reembolso de 928,27 €.

    Tercero.- Admitido a trámite el recurso de apelación, y dado el correspondiente traslado del escrito de interposición, la representación procesal de xxxxx, SOCIEDAD COOPERATIVA LIMITADA, presentó escrito de oposición al recurso; interesando la confirmación de la Sentencia de instancia, con imposición a la parte recurrente de las costas correspondientes a la alzada.

    Cuarto.- Recibidas las actuaciones en esta Audiencia Provincial, se procedió a formar el correspondiente Rollo de apelación; asignándole el número 206/2010. Se turnó la ponencia y se señaló para deliberación, votación y fallo el día 21 de Diciembre de 2010.

Fundamentos de derecho

     No se aceptan los razonamientos jurídicos de la Sentencia que se revisa en este trámite.

    Primero.- La cuestión que debe resolverse en el presente recurso es la siguiente:

    ¿Es procedente que la Cooperativa demandada descuente al actor en la oportuna liquidación, al haber causado él baja voluntaria, un total de 11.575,80 € correspondientes a la no retirada por parte del demandante de 6.000 paquetes de compost que debería haber consumido durante el año siguiente a su solicitud de baja voluntaria, al entender la Cooperativa, en base al artículo 14.1 de los Estatutos, que hasta que transcurra el plazo de preaviso el socio debe mantener inalterables los mismos derechos y obligaciones que hubiere tenido antes de preavisar su baja?.

     Debe indicarse lo siguiente:

    -la propia parte demandada consideró la baja del actor como "baja justificada", (así resulta del folio 20 de las actuaciones);

    -en ese caso, (es decir, baja justificada), no existe compromiso de permanencia en la Cooperativa, (y ello con arreglo al artículo 10.1 de los Estatutos; véase el folio 97 de las actuaciones), razón por la cual no puede decirse que el actor incumpliera el compromiso de permanencia;

    -la Sentencia de la Sala 1ª del Tribunal Supremo, Sección 1ª, de 16.03.1998, recurso 247/1994, establece lo siguiente:

    "…….Para la resolución de la expresa cuestión nuclear debatida en el litigio, han de tenerse en cuenta los preceptos que a continuación se indican de la Ley General de Cooperativas de 2 de abril de 1987. El artículo 32, en el párrafo primero de su apartado 1, comienza estableciendo lo siguiente: "El socio podrá darse de baja voluntariamente en la Cooperativa en cualquier momento, mediante preaviso por escrito al Consejo Rector. El plazo de preaviso, que fijarán los estatutos, no podrá ser superior a tres meses" (El artículo 12.1 de los Estatutos de la Cooperativa demandada establece que el plazo de preaviso será de tres meses). A continuación los párrafos segundo y tercero del mismo apartado 1 del referido artículo 32 de la citada Ley General de Cooperativas agrega lo siguiente: "El incumplimiento del plazo de preaviso dará lugar a la correspondiente indemnización de daños y perjuicios". "A los efectos previstos en el artículo 80, se entenderá producida la baja al término del plazo de preaviso". El citado artículo 80 de la referida Ley es el que regula el derecho al reembolso de las aportaciones en favor del socio que causa baja en la Cooperativa.

    De los referidos preceptos se desprende, de manera clara e indubitable, y esta es, por tanto, la solución que ha de corresponder a la cuestión nuclear debatida en el litigio, que la baja voluntaria de un socio de una Cooperativa (supuesto, repetimos una vez más, el total cumplimiento de su compromiso de permanencia obligatoria en la misma durante el plazo estatutariamente establecido -cinco años, en este caso-, que aquí se ha cumplido, como antes se dijo) se produce automáticamente en el momento y desde la fecha mismos en que el socio comunica a la Cooperativa su voluntad en tal sentido, con las dos únicas limitaciones siguientes: 1ª El incumplimiento del plazo de preaviso dará lugar a la correspondiente indemnización de daños y perjuicios, en favor de la Cooperativa y a cargo del socio que causa baja sin el preaviso, cuya indemnización no ha sido reclamada por la Cooperativa demandada en este proceso, al no haber formulado reconvención en tal sentido, ni en ningún otro.- 2ª La baja se entenderá producida al término del plazo del preaviso únicamente a los efectos previstos en el artículo 80 de la Ley. Es evidente, por tanto, que, salvo lo anteriormente dicho, la Cooperativa, una vez manifestada por el socio su voluntad de causar baja voluntaria, no puede obligar a éste a permanecer como miembro activo de dicha Cooperativa durante el plazo de preaviso que no hizo…..".

    -y consideramos que dicha doctrina del Tribunal Supremo sigue siendo, (a la vista del contenido de los artículos 17 y 51 de la Ley de Cooperativas de 16.07.1999 y de los artículos 30 y 61 de la Ley de Cooperativas de Castilla-La Mancha), plenamente aplicable.

    Pues bien, sentado lo anterior, si la Cooperativa demandada no ha reclamado indemnización al actor, (en este pleito tenía que haber planteado para ello, y no lo ha hecho, reconvención,-como se concreta en la citada sentencia del Tribunal Supremo-, y tampoco consta que haya reclamado dicha indemnización en otro proceso), y si la Cooperativa no puede obligar al actor a permanecer como miembro activo de la misma durante el plazo de preaviso, (como se concreta en la referida Sentencia del T.S.), es evidente que la parte demandada no podía descontar al actor los 11.575,80 € por el concepto de 6.000 paquetes de compost no consumidos.

        En consecuencia, y por todo lo razonado, se estimará íntegramente el recurso de apelación planteado, (teniendo en cuenta que la parte apelada no ha puesto en duda en momento alguno, -para el caso de que se estimase la tesis de la parte apelante, como aquí ha sucedido-, la abstracta cifra de 11.979,84 € referida tanto en la demanda como en el recurso), lo que implicará la revocación total de la Sentencia de instancia y, consiguientemente, la íntegra estimación de la demanda.

    Segundo.- La conclusión que acaba de exponerse, (estimación íntegra del recurso), comportará dos consecuencias:

    -por un lado, la imposición de las costas de la primera instancia a la parte demandada; sin hacer expresa imposición a ninguna de las partes de las costas causadas en esta alzada, (todo ello en aplicación de los artículos 398.2 y 394 de la L.E.Civil);

    -por otro lado, la devolución a la parte apelante de los 50 € que depositó para recurrir, (Disp. Adic. 15ª de la L.O.P.J.).

     Vistos los preceptos legales invocados y demás de general y pertinente aplicación

Fallamos

   Que estimando íntegramente el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de D. xxxxxx, contra la Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Cuenca en fecha 22.03.2010, debemos REVOCAR Y REVOCAMOS en su totalidad la Resolución recurrida, ACORDANDO EN SU LUGAR estimar íntegramente la demanda en su día interpuesta por la representación de D. xxxxxxx, declarando que el importe a reembolsar de las aportaciones al capital social realizadas por el demandante asciende a la cantidad de 11.979,84 €, condenando a la parte demandada, SUBSTRATOS Y ABONOS DE LA JARA, SOCIEDAD COOPERATIVA LIMITADA, a estar y pasar por dicha declaración y, además, a pagar a la parte actora dicha cifra, (11.979,84 €), a la que se deberá sumar la que resulte de aplicar sobre la misma el interés legal del dinero hasta su reembolso de conformidad con el artículo 61.5 de la Ley de Cooperativas de Castilla-La Mancha.

    Se imponen a xxxxxx, SOCIEDAD COOPERATIVA LIMITADA,  las costas causadas en la primera instancia.

    No se realiza expresa imposición de las costas ocasionadas en esta alzada.

     Se acuerda la devolución a la parte recurrente del depósito de 50 € que ella verificó para apelar.

   Notifíquese esta Sentencia a las partes, haciéndoles saber que es firme y que frente a ella no cabe recurso.

   Así por esta nuestra Sentencia,  lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

SENTENCIA DICTADA EN PRIMERA INSTANCIA

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres