Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en Divorcio Contencioso 325/2010

Sentencia en Divorcio Contencioso 325/2010

SENTENCIA nº 110/2010

En Cuenca, a tres de Noviembre de dos mil diez.

Vistos por Dº JOSÉ LUIS PASCUAL MARTÍN, Magistrado-Juez del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 2 de los de CUENCA, los presentes autos de Juicio Verbal de Divorcio Contencioso seguidos con el número 325 del año 2.010 a instancia de Doña XXXXX, representada por la Procuradora Doña María Ángeles Hernández Martínez y asistida por la Letrado Doña Yolanda García Page, contra Don XXXXXX, declarado en rebeldía.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por la Procuradora Doña María Ángeles Hernández Martínez, en nombre y representación de Doña xxxxxx, se presenta demanda de Divorcio frente a Don xxxxx solicitando que se declare el divorcio entre los cónyuges y se acordaran medidas definitivas.

SEGUNDO.- Admitida a trámite la demanda mediante Decreto dictado por este Juzgado en fecha de 2 de Junio de 2.010, se dio traslado de la demanda a la parte demandada para que contestase a la demanda en el plazo de veinte días.

TERCERO.- Por medio de Diligencia de Ordenación de fecha 1 de Septiembre de 2.010 se declara en rebeldía a la parte demandada dada su incomparecencia al presente proceso contestando a la demanda dentro del plazo procesal, emplazando a las partes a la celebración del acto del juicio. Celebrado el Juicio y practicada en el acto del juicio la prueba que se declaró pertinente y que consta en el acta del juicio, se declararon los autos conclusos para dictar la correspondiente sentencia.

CUARTO.- En la tramitación del presente proceso se han observado las prescripciones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- La parte actora solicita que se declare el divorcio entre los cónyuges y se adoptasen medidas definitivas al amparo de lo establecido en el artículo 86 CC.

La parte demandada fue declarada en rebeldía al no contestar a la demanda en legal forma.

No obstante la declaración de rebeldía de la parte demandada, le corresponde a la parte actora acreditar sus pretensiones dado que de la mera incomparecencia de la demandada no pueden prosperar las acciones ejercitadas por la parte actora (Art. 217.2 LEC).

SEGUNDO.- Establece el artículo 86 del Código Civil que se declarará judicialmente el divorcio, cualquiera que sea la forma de celebración del matrimonio, a petición de uno sólo de los cónyuges, de ambos o de uno con el consentimiento del otro, cuando concurran los requisitos y circunstancias exigidos en el artículo 81del C. Civil.

Los cónyuges contrajeron matrimonio el día x de xxxxx de 2.002 en la ciudad de Cuenca.

Por todo ello, y cumpliéndose los requisitos establecidos en los artículos anteriormente citados procede declarar la disolución por el divorcio del matrimonio celebrado entre Doña xxxx y Don xxxx  en fecha x de xxxx de 2.002.

TERCERO.- Conforme al artículo 91 del CC, toda Sentencia de divorcio determinará las medidas que hayan de sustituir a las ya adoptadas en procedimientos anteriores, regulando las consecuencias de la disolución del matrimonio. En el presente caso, valorada en su conjunto conforme a las reglas de la sana crítica la documental obrante en los presentes autos y la prueba practicada en el acto del plenario, procede acordar con carácter definitivo las siguientes medidas:

1.- Por Ministerio de la Ley, los cónyuges podrán vivir separados, así como el cese de la presunción de la convivencia conyugal y la revocación de los consentimientos y poderes que cualquiera de ellos haya otorgado al otro; asimismo, y salvo pacto en contrario, el cese de la posibilidad de vincular bienes privativos del otro cónyuge en el ejercicio de la potestad doméstica.

2.- La esposa residirá en el domicilio conyugal sito en Cuenca, en la calle xxxxx nº 9, 2º A.

En cuanto a la solicitud de que se establezca como medida definitiva el lugar de residencia del esposo, la SAP de Sevilla de 10 de Enero de 2010 establece que:”el único uso de vivienda sobre el que puede resolverse en un procedimiento matrimonial conforme al artículo 96 del Código Civil es el relativo a la que fuere vivienda familiar en el momento en que se produce la ruptura matrimonial”. En este sentido, no procede acoger dicha solicitud puesto que de conformidad con lo dispuesto en el artículo 91 CC sólo pueden ser objeto de pronunciamiento las medidas en relación al domicilio familiar no constando en los presentes autos que el domicilio donde se pretende establecer la residencia del esposo sea domicilio familiar.

Respecto de la medida solicitada de que la propiedad de la vivienda sita en la calle xxxx nº 9, 2º A sea adjudicada a la esposa, cuya valoración asciende al importe de 200.000 euros y se establezca que la esposa debe pagar la hipoteca con la entidad Caja de Mediterráneo que pesa sobre la misma que asciende a la cantidad de 238.000 euros, procede indicar que en este momento procesal no procede acoger lo interesado por la parte actora debiendo de resolverse esta cuestión en el correspondiente procedimiento de liquidación de la sociedad de gananciales.

CUARTO.- Conforme al artículo 89 del Código Civil, la disolución del matrimonio por Divorcio solo podrá tener lugar por Sentencia que así lo declare y producirá efectos a partir de su firmeza, produciéndose respecto de los bienes del matrimonio, de conformidad con el artículo 95 del Código Civil, la disolución del régimen económico matrimonial y estableciéndose en el artículo 1392.1º del Código Civil que la disolución de la sociedad de gananciales concluirá de pleno derecho cuando se disuelva el matrimonio.

De conformidad con lo dispuesto en los artículos anteriormente citados en el caso de autos procede acordar la disolución legal de la sociedad de gananciales existente entre los cónyuges.

QUINTO.- Dada la naturaleza del proceso seguido, y de conformidad con el artículo 394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, no procede expreso pronunciamiento sobre las costas.

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación

FALLO

Que debo estimar y estimo parcialmente la demanda interpuesta por la Procuradora Doña María Ángeles Hernández Martínez, en nombre y representación de Doña xxxxx frente a Don xxxxx, debo declarar y declaro el divorcio postulado, y en su consecuencia, disuelto con todos sus efectos legales el matrimonio contraído por aquéllos el día x de xxxx de 2.002, acordándose como medidas definitivas:

1.- Por Ministerio de la Ley, los cónyuges podrán vivir separados, así como el cese de la presunción de la convivencia conyugal y la revocación de los consentimientos y poderes que cualquiera de ellos haya otorgado al otro; asimismo, y salvo pacto en contrario, el cese de la posibilidad de vincular bienes privativos del otro cónyuge en el ejercicio de la potestad doméstica.

La esposa residirá en el domicilio conyugal sito en Cuenca, en la calle xxxxx nº 9, 2º A.

Acuerdo la disolución de la sociedad legal de gananciales existente entre Doña xxxx y Don xxxxx.

Todo ello sin hacer expreso pronunciamiento en cuanto a las costas.

Notifíquese la presente resolución a las partes, haciéndoles saber que frente a la misma cabe interponer Recurso de Apelación para la ante la Ilma. Audiencia Provincial de Cuenca, en el plazo de cinco días a contar desde el siguiente al de su notificación.

     Una vez firme esta resolución, comuníquese de oficio para su anotación, al margen de las correspondientes inscripciones, al Registro Civil en que consta inscrito el matrimonio de los cónyuges.

Así por esta mi Sentencia, la pronuncio, mando y firmo.

 

     PUBLICACIÓN.- Dada, leída y publicada fue la anterior resolución por el Sr. Juez que la suscribe, estando el mismo celebrando Audiencia Pública en el mismo día de su fecha. Doy fe.-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres