Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Castilla-La Mancha necesita 44 nuevos jueces para alcanzar la media nacional

Castilla-La Mancha necesita 44 nuevos jueces para alcanzar la media nacional
La apertura del año judicial en Castilla-La Mancha, celebrada ayer en Albacete, se convirtió en un auténtico alegato reivindicativo de las necesidades de la justicia castellano-manchega. Y es que la Región se sitúa al a cola del país en cuanto a jueces por habitantes como en cuanto a fiscales por habitante. Así lo desvelaron ayer en sus discursos tanto el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJ-CM), Vicente Rouco, como el fiscal superior de la Comunidad, José Martínez Jiménez, que hicieron especial hincapié en las necesidades de la justicia castellano-manchega.
En ese acto quedó en evidencia que Castilla-La Mancha ocupa el último puesto en cuanto a jueces por cada 100.000 habitantes (apenas 8,3 frente a los 10,3 de la media nacional), y que las cinco provincias castellano-manchegas se encuentran entre las nueve últimas en cuanto a número de fiscales por habitante (Albacete ocupa el puesto 43 con un fiscal por cada 26.499 habitantes, cuando la media nacional se sitúa en 22.352).
Todo ello con un continuo incremento de la litigiosidad durante los últimos ejercicios «cifras que se sostienen durante 2010», admitió el presidente del TSJ. De hecho, se pasó de los 316.334 asuntos ingresados durante el año 2008 a los casi 350.000 de un año más tarde, lo que representa un incremento superior al 10%. Rouco recordó que este aumento fue particularmente elevado en la jurisdicción civil tras pasar de 66.000 a 88.000 asuntos ingresados entre 2008 y 2009, un aumento del 32% y ello pese a que de 2007 a 2008 el número de asuntos ingresados en la jurisdicción civil ya se había incrementado un 33%.
Como el presidente del TSJ reconoció en su discurso en el acto de apertura del año judicial, este aumento de litigiosidad fue «desmesurado» en partidos judiciales como el de Albacete, pero también en otros como Guadalajara, Ciudad Real, Toledo o Talavera de la Reina, «en muchos de esos casos con aumentos por encima del 50%».
También preocupante es la situación de los juzgados de lo mercantil «que están viendo comprometido su correcto funcionamiento» por el notable aumento en la presentación de los concursos de acreedores «muy delicados y complejos» por la «gran repercusión económica y social para empresas, acreedores y trabajadores». Esta situación «desborda» a los Juzgados de lo Mercantil especialmente al de Toledo «que supera en mayor proporción las cargas razonables de trabajo» con 92 procedimientos concursales registrados durante el 2009.
También los Juzgados de lo Social están notando la crisis. «Hasta hace unos años funcionaban muy correctamente», reconoció Rouco en su discurso, pero durante los últimos años tienen que hacer frente a «dificultades importantes» para atender al señalamiento dentro de los plazos legalmente exigibles.
La jurisdicción de lo Social ha visto como el número de asuntos aumentó en 2009 un 32% que se debe sumar al 33% de incremento un año antes. La jurisdicción penal apenas aumentó un 3% su litigiosidad, mientras que la contencioso-administrativa se redujo un 7% «aunque mantiene tasas ya de por sí muy elevadas».
Mayor resolución
Pero Rouco también quiso destacar el «esfuerzo» que están realizando jueces y magistrados en la Comunidad ya que, pese al aumento de la litigiosidad, también se ha incrementado el número de asuntos resueltos que pasaron de los 282.463 del 2008 a los 316.708 de 2009, un aumento que supera el 34% y que dejó más de 57.000 sentencias.
Pese a ello y «dada la limitación de medios y la insuficiencia de la planta» no se pudieron asumir todos los asuntos con el consecuente aumento de la tasa de asuntos pendientes y la congestión de los órganos judiciales.
El máximo responsable de la justicia en la Región reconoció que «se han producido desajustes en la planta judicial» motivados por el desarrollo económico, urbanístico, el crecimiento de la población y por los incrementos «desmesurados» de la litigiosidad y de la crisis económica».
Para Rouco, el principal reto al que se enfrenta la administración de Justicia se encuentra en abordar un «proceso profundo» de reforma y modernización superando todas las carencias a las que se enfrenta «porque Castilla-La Mancha está más olvidada que otras comunidades».
Pese a que valoró la llegada de 6 nuevos jueces durante el 2009 a Castilla-La Mancha lo consideró «insuficiente» teniendo en cuenta que el Tribunal Superior reclama la creación de 44 nuevas plazas para paliar la «sobrecarga» que padecen los órganos judiciales de la Comunidad. Actualmente la Región cuenta con 176 jueces y magistrados y, con las incorporaciones propuestas se podrían alcanzar los 215 «lo que nos permitiría equipararnos a la media nacional de 10,3 jueces por 100.000 habitantes». Y junto a la llegada de nuevos jueces haría falta crear nuevos Juzgados de lo Social, de lo Penal o de lo Contencioso-Administrativo a lo largo y ancho de la Región.
Pero la administración de justicia no requiere sólo de más medios materiales y humanos, sino también una mejor organización. De ahí que se esté a la espera de la puesta en marcha de la nueva figura de los jueces de adscripción territorial, de la separación de jurisdicciones en algunas provincias castellano-manchegas, de crear nuevos planes de apoyo y refuerzo, del despliegue de la nueva oficina judicial que comenzará por Ciudad Real y Cuenca.
Tampoco podían faltar las reivindicaciones en materia de infraestructuras, especialmente para la construcción de la nueva ’Ciudad de la Justicia’ en Albacete en el solar, de más de 30.000 metros cuadrados, donde antes se levantaba el Giner de los Ríos «algo que no admite más demoras ante el plazo de 5 años para la ejecución de la misma marcado por la propia Diputación como condición de la cesión». De hecho, en declaraciones a los medios de comunicación momentos antes de iniciarse el acto, confió en que tanto el proyecto como la licitación de las obras puedan estar finalizados antes de que acabe el presente año.
Quejas de la Fiscalía
No menos reivindicativo fue el fiscal superior de Castilla-La Mancha, que en su discurso destacó que el volumen de diligencias previas soportado por la Fiscalía ha seguido ««una línea ascendente durante los últimos años» pasando de 129.194 en 2006 a 150.014 en 2009, algo más del 16%.
Martínez Jiménez reseñó que durante el 2009 por vez primera el número de calificaciones en diligencias urgentes por juicios rápidos superó a las calificaciones en procedimientos abreviados (5.422 frente a 5.324). Según los datos aportados, y que presentará en breve ante las Cortes de Castilla-La Mancha, durante el 2009 cada fiscal realizó 145 calificaciones y participó en más de 187 juicios orales por delito.
Los delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico y los delitos contra la seguridad en el tráfico fueron los que más requirieron de la intervención de los fiscales durante el 2009 en la Comunidad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres