Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en Divorcio Contencioso 70/2010

Sentencia en Divorcio Contencioso 70/2010

SENTENCIA NUM 80

En Cuenca a treinta de junio de dos mil diez

Vistos por Mª Milagros García Marugán, Juez  del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca los presentes autos de divorcio  contencioso, seguidos ante este Juzgado bajo el número 70 del año 2010, a instancia de D. xxxxx  representado por el Procurador Sr. Nuño Fernández y asistida por el Letrado D. Luis Ortega Fernández contra  Dª xxxxxx, representada por Procurador Sr. Melero Osa y asistida por la Letrada María Josefa Chavarria Pérez.

ANTECEDENTES DE DERECHO

PRIMERO.- Por el Procurador Sr. Nuño Fernández, en la representación indicada y mediante escrito que por turno de reparto correspondió a este juzgado se presentó demanda de divorcio  contencioso  en la que en síntesis alegaba que las partes contrajeron matrimonio el 30 de abril de 2005. De dicha unión no hubo descendencia. Tras aducir los fundamentos de derecho que estimaba de aplicación terminaba solicitando se dictara sentencia por la que se decrete el divorcio  de los cónyuges con la adopción de las medidas incluidas en el suplico de su demanda. 

SEGUNDO.- Admitida a trámite la demanda por auto de fecha 5 de febrero de dos mil diez  se dio traslado de la demanda a la parte demandada.

La demandada presentó contestación a la demanda oponiéndose únicamente a lo manifestado por el demandante en cuanto a sus ingresos económicos, así como de la demandada.

TERCERO.- Por providencia se citó a las partes a la celebración de la vista para que tuviera lugar el día 29 de junio de 2010.

CUARTO.- En el acto de la vista, la parte demandante se  ratifico en su escrito de demanda y manifiesto oposición a las medidas de adverso propuestas en la contestación a la demanda y a dichas manifestaciones como reconvención implícita, la parte demandada se ratifica en la contestación a la demanda y reiterando la admisión de las mismas.

Recibido el pleito a prueba, la parte actora solicitó la documental y el interrogatorio de la demandada. Por la parte demandada se solicito la documental, el interrogatorio del actor y testifical.

QUINTO.- Las pruebas propuestas y admitidas se practicaron con el resultado que es de ver en autos, quedando los autos vistos para sentencia.

SEXTO.- En la tramitación del procedimiento se han observado las prescripciones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO. En cuanto a la competencia de este Juzgado, la misma viene determinada por el art. 769 de la Ley Rituaria Civil, que establece como fuero el último domicilio común o el domicilio de cualquiera de los solicitantes. Por tanto, encontrándose el último domicilio conyugal dentro de este Partido Judicial, la competencia para conocer de este procedimiento corresponde a los Juzgados de esta localidad.

SEGUNDO. Corresponde ventilar las pretensiones deducidas en la demanda a través del presente procedimiento de divorcio contencioso, conforme a las previsiones contenidas en los artículos 770 y 753 de la citada LEC, con remisión al artículo 437 de dicho Cuerpo normativo.

TERCERO. Dispone el artículo 86 del Código Civil, tras la reforma introducida por la  ley 15/05, de 8 de julio,  que se decretará judicialmente el divorcio cualquiera que sea la forma de celebración del matrimonio, a petición de uno solo e los cónyuges, de ambos o de uno con el consentimiento del otro, cuando concurran los requisitos y circunstancias exigidos en el articulo 81. Y este artículo establece como requisitos, cuando el divorcio se solicite por uno solo de los cónyuges, que hayan transcurrido al menos tres meses desde la celebración del matrimonio y que a la demanda se acompañe propuesta fundada de las medidas que hayan de regular los efectos derivados del divorcio.

En el presente caso se da cumplimiento a los citados preceptos por cuanto el matrimonio, en forma civil, se contrajo el 30 de abril de 2005, habiendo transcurrido ya los tres meses desde la celebración.

Es ya reiterada la doctrina emanada de las Audiencias Provinciales según la cual nuestro ordenamiento jurídico no recoge un sistema culpabilístico a la hora de fijar la causa de separación o divorcio, que incluso no ha de ser probada en aquéllos supuestos en que no existe acuerdo entre los cónyuges en la separación o el divorcio, ya que en estos casos lo únicamente relevante es que se haya producido una situación de grave crisis matrimonial como consecuencia de la pérdida de la “afecttio maritatis” que haga imposible o muy difícil la convivencia conyugal y que suponga la voluntad de ambos cónyuges de dejar de cumplir sus deberes maritales.

Así, por tanto, partiendo de la doctrina expuesta y manifestando el demandante su deseo de que se declare el divorcio respecto a su esposa, constando además el hecho de la no convivencia desde hace un año y no existiendo, además, oposición por parte de la demandada, procede decretar el divorcio solicitado.

CUARTO.- El artículo 85 del Código Civil establece que el matrimonio se disuelve por el divorcio, añadiendo el artículo 95 de dicho texto legal que la sentencia firme de nulidad, separación o divorcio producirá, respecto de los bienes del matrimonio, la disolución del régimen económico matrimonial. Como consecuencia de lo anterior, procede decretar la disolución del régimen económico matrimonial que venga rigiendo el matrimonio.

QUINTO.-El articulo 406 apartado 3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, en cuanto a la inadmisibilidad de la reconvención implícita, establece que “la reconvención habrá de expresar con claridad la concreta tutela que se pretende obtener respecto del actor, y en su caso, de otros sujetos.”, añadiendo el artículo 770 regla 2ª “la reconvención se propondrá con la contestación a la demanda. El actor dispondrá de 10 días para contestarla.” Por lo expuesto, procede la inadmisión de las pretensiones formuladas por la demandada al no haberse producido en la forma y momento oportuno.

Respecto de las demás pretensiones formuladas, y puesto que se refieren a temas económicos se estudiarán en el correspondiente proceso de liquidación del régimen económico matrimonial, pues es ahí donde corresponde su estudio, acordándose en la presente la disolución del régimen económico matrimonial.

SEXTO.- Atendiendo a la materia de que se trata, y no existiendo motivo para la imposición de las costas a alguna de las partes, no cabe condenar en costas a ninguna de éstas.

FALLO

ESTIMAR íntegramente la demanda interpuesta por D. xxxxxx y DECRETO la disolución por divorcio del matrimonio civil que celebraron D. xxxxx Y Dª xxxxxx el día 30 de xxx de xxxx, declarando revocados los poderes que hubieran podido conferirse los cónyuges y con todos los efectos legales inherentes a tal declaración, la disolución del régimen económico  matrimonial, sin hacer especial pronunciamiento en cuanto a las costas.

Notifíquese la presente Sentencia a las partes, haciéndoles saber que contra la misma cabe recurso de apelación que se preparará ante este mismo Juzgado, en el plazo de cinco días a contar desde el siguiente a su notificación, que será resuelto por la Ilma. Audiencia Provincial de Cuenca.

Firme que sea la presente resolución, procédase a su inscripción en el Registro Civil.

Llévese el original al libro de sentencias.

     Por esta mi sentencia, de la que se expedirá testimonio para incorporarlo a las actuaciones, lo  pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN: Leída y publicada fue la anterior sentencia por la Juez que la dictó, estando celebrando audiencia pública ordinaria en el día de hoy. Doy fe.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres