Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en apelación derivada de MNC 68/1997. Impugnación de tasación de costas por indebidas

Sentencia en apelación derivada de MNC 68/1997. Impugnación de tasación de costas por indebidas

S E N T E N C I A  NUM.  104/2010

       En la ciudad de Cuenca, a  veintiuno de junio de dos mil diez.

       Vistos en trámite de recurso de apelación los autos de juicio Menor Cuantía número 68/1997 procedentes del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Cuenca  y su partido, promovidos a instancia de DON XXXXX, representado por la Procuradora de los Tribunales Doña Susana Pérez Lanzar y asistido por el Letrado Don Jesús Bascuñana Andres, contra XXXXXX  representada por el Procurador de los Tribunales Don José Antonio Nuño Fernández y asistida por el Letrado don Luis Ortega Fernández,XXXXXX S.L. representada por la Procuradora de los Tribunales Doña María Josefa Herraiz Calvo y asistida por la Letrada Doña Ana María Gonzalez Alcalde,XXXXX, representados por el Procurador de los Tribunales Don José Antonio Nuño Fernández y asistidos por el Letrado Don Ruben Buendía Carrascosa,XXXXX Y XXXX representados por la Procuradora de los Tribunales Doña Pilar León Irujo y asistidos por el Letrado Don Jaime Moreno Rodríguez,  XXXX S.A. representada por el Procurador de los Tribunales Don José Antonio Nuño Fernández y asistida por la Letrada Doña Maria Jesús Fernández Culebras y LA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS XXXX, representada por la Procuradora de los Tribunales Doña María José Martínez Herraiz y asistido por la Letrado  Don  Luis Miguel Sequi Muñoz, en virtud de recurso de apelación interpuesto por la parte demandante contra la sentencia dictada en primera instancia de fecha a  veinte de Julio de dos mil nueve; habiendo sido ponente el Ilmo. Sr. Presidente Don Antonio Díaz Delgado.

 

ANTECEDENTES DE HECHO 

PRIMERO.- En los autos indicados al margen se dictó sentencia de fecha a veinte de Julio de dos mil nueve, en cuya parte dispositiva se establecía, literalmente: "DESESTIMAR la impugnación por  indebidas de las tasaciones de costas practicada por el Sr. Secretario Judicial de fecha 13 de Marzo de dos mil nueve, de los honorarios Letrado Don Luis Ortega Fernández y de Doña Ana María González Alcalde, el 25 de marzo de los honorarios del Letrado Don Luis Miguel Sequi  Muños; el 27 de marzo de dos mil nueve de los honorarios de la Letrada Doña María Jesús Fernández Culebras, el 30 de marzo de los honorarios del Letrado Don Rubén Buendía Carrascosa y el 16 de abril de dos mil nueve de los honorarios del Letrado Don Jaime Moreno Rodríguez, interpuesta por la Procuradora de los tribunales Doña Susana Pérez Lanzar en nombre de Don Jesús  Bascuñana Andres condenando al mismo, al pago de las costas procesales originadas en este incidente"".

       SEGUNDO.- Contra la anterior sentencia se preparó y después interpuso por Doña Susana Pérez Lanzar, procuradora de los Tribunales en nombre y representación de Don Jesús bascuñana Andres, recurso de apelación en tiempo y forma, recurso que fue admitido a medio de providencia de fecha  quince de octubre de dos mil nueve, dándose traslado a las partes contrarias para que pudiera presentar escrito de oposición al recurso o impugnar la sentencia en aquellos extremos que pudieran resultarles desfavorables.

       Con fecha veintiocho de Octubre de dos mil nueve, Don José Antonio Nuño Fernández, Procurador de los Tribunales y de Doña XXXXXXX, presentó escrito oponiéndose al recurso de apelación interpuesto de adverso.

       Con fecha dos de noviembre de dos mil nueve, Doña María Josefa Herraiz Calvo, Procuradora de los Tribunales y de Fotovideo Producciones, S.L., presento escrito oponiéndose al recurso de apelación.

       Con fecha tres de noviembre de dos mil nueve, Don José Antonio Nuño Fernández, procurador de los Tribunales y de Doña Gloria Sanz Sanz y otros, presento escrito oponiéndose al recurso.

       Con fecha tres de noviembre de dos mil nueve, Doña María Pilar León Irujo, Procuradora de los Tribunales actuando en representación de Don XXXXX  y Doña XXXXXX, presento escrito oponiéndose al recurso de apelación.

       Con fecha cuatro de noviembre de dos mil nueve, Don José Antonio Nuño Fernández, Procurador de los Tribunales en nombre y representación de Promociones Cuenca, S.A., presento escrito  oponiéndose al referido recurso.

       Con fecha cuatro de noviembre de dos mil nueve, Doña María José Martínez Herraiz, Procuradora de los Tribunales en nombre y representación de la Comunidad de Propietarios XXXXX, presento escrito oponiéndose al recurso.

       TERCERO.- Recibidas las actuaciones en esta Audiencia Provincial, con fecha dieciséis de Noviembre de dos mil nueve, se procedió a formar el correspondiente rollo, asignándosele el número del margen, turnándose ponencia, sin que se estimara necesaria la celebración de vista, y señalándose para que tuviera lugar la correspondiente deliberación, votación y fallo el  día  nueve de  Marzo de dos mil diez.

       Con fecha diez de diciembre de dos mil nueve Doña Susana Pérez Lanzar Procuradora de los Tribunales y de Don XXXX, presentó escrito  interponiendo recurso de reposición contra  las providencias de fecha 3 de diciembre y 16 de noviembre de 2.009, presentando, con fecha treinta de diciembre de dos mil nueve Don José Antonio Nuño Fernández  procurador de los Tribunales y de Doña XXXXXX, escrito impugnando el citado recurso de reposición.

       Con fecha veinticinco de enero de dos mil diez se dicto auto desestimando el recurso de reposición  y manteniéndose la deliberación, votación y fallo para el citado día.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-  El presente recurso de apelación debe ser íntegramente desestimado.

       Así en primer lugar ataca la sentencia el fundamento jurídico segundo por contradicción de la propia sentencia que se impugna, manifestando el recurrente que por un lado se dice en la sentencia que es aplicable la Ley de Enjuiciamiento Civil de 1881 y luego dice que no es aplicable dicha ley. Así como que la cuantía del pleito no es  indeterminada, y luego confirma la tasación de costas que se basa en cuantía indeterminada de la Ley de Enjuiciamiento Civil de 2000. Finalmente temina el recurrente en unas aseveraciones sobre (sentencias de la Audiencia Provincial de Baleares y del Tribunal Supremo).

Realmente la sentencia recurrida, al traer la tasación de costas su causa de un juicio de menor cuantía, nº 68/1997, lo que resuelve a tenor de las alegaciones de las partes impugnadas y de la parte impugnante, es si es de aplicación en el momento  actual en orden a la practica de dicha tasación de costas, la vigente Ley de Enjuiciamiento Civil 1/2000, o la Ley de Enjuiciamiento Civil de 1882 (Articulo 523), manifestando el fundamento de derecho segundo de la resolución combatida,  algo que es correcto, y es que aunque la tasación de costas se practique cuando hay una nueva regulación, lo único que implica es que para la impugnación de la tasación de costas  deba seguirse el tramite para la regulación e impugnación de la nueva ley de Enjuiciamiento Civil 1/2000 sin que ello signifique que deba modificarse el nº del artículo que en la ley derogada imponía dichas costas. Luego no es un problema como parece plantear el recurrente de incertidumbre o de un supuesto de vaivén  incontrolado, sino de aclaración a las cuestiones que se dicen suscitadas.  En cuanto a las sentencias citadas de la Audiencia provincial de Baleares y a la del Tribunal Supremo, lo que  hace la resolución recurrida es, no crear confusión como parece pretender el recurrente, sino establecer conceptualmente los supuestos de "inestimable" y de "indeterminada"   referido a la cuantía económica del pleito, como algo diferente lo cual siendo el primer motivo del recurso debe ser desestimado.

SEGUNDO.-   En cuanto a los otros motivos del recurso, el recurrente mezcla la aplicación de la Ley de Enjuiciamiento Civil  de 1881 y la Ley de Enjuiciamiento Civil 1/2000. Intentando descifrar la voluntad del recurrente, hemos de concluir que la norma aplicable es la correspondiente a la Ley de Enjuiciamiento Civil de 1881 y esto es lo que fija la resolución recurrida. Ello hace inadmisible jurídicamente lo pretendido por el recurrente en cuanto a la aplicación en la tasación de costas del articulo 394.3 de la actual Ley de Enjuiciamiento Civil  

TERCERO.-   En referencia a la cuestión de si la cuantía del pleito principal es inestimable o no, de lo que parece que es otro motivo de recurso, este Tribunal acoge el último párrafo del fundamento jurídico segundo de la resolución combatida  en unión al fundamento de derecho tercero, máxime si el propio litigante como señala la resolución recurrida,  para acceder a la casación señaló que la cuantía era "determinable".

CUARTO.-  En relación a la infracción el artículo 246.5 de la Ley de Enjuiciamiento Civil por no tramitar simultáneamente  de la impugnación por excesivas e indebidas este motivo tampoco puede prosperar pues las alegaciones contenidas en  nº 5 del recurso esta huérfano por parte del recurrente de todo elemento probatorio.

QUINTO.- En el motivo referido a la no inclusión del I.V.A. para que las costas no excedan del tercio del pleito, este motivo también de ser desestimado pues son conceptos diferentes. Así la parte proporcional que no se debe superar, hace referencia a la "cuantía del  proceso". No a la cuantía del  proceso, mas el impuesto del I.V.A. correspondiente.

 

SEXTO. Ataca  o combate también el recurrente, la decisión sobre el fondo del asunto por la ilegalidad de la construcción de las viviendas. Este motivo sin mayores comentarios debe ser desestimado.

       SEPTIMO.  El último motivo se basa en la imposición de las costas en la resolución recurrida al recurrente de la apelación. A tal fin el motivo también debe decaer pues el artículo 394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil es claro, las costas se imponen al litigante cuyas pretensiones, como así  acontece en el presente caso, son desestimadas, sino se aprecian, como así también acontece, problemas complejos de hecho o de derecho.

       OCTAVO.-  Las costas de esta apelación por aplicación del artículo 398 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, deben  ser impuestas al apelante.   

Por lo expuesto,

FALLAMOS

       Que debemos desestimar y desestimamos el presente recurso de apelación, confirmando la resolución recurrida, con la imposición de las costas de esta apelación al recurrente.

       Contra esta resolución no cabe recurso  alguno.

       Así por esta nuestra sentencia de la que se unirá certificación al rollo de Sala y otra a los autos originales para su remisión al Juzgado de procedencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

 

PUBLICACIÓN: En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr/a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.

SENTENCIA DICTADA EN PRIMERA INSTANCIA

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres