Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en Juicio Verbal 206/2010.Acción reivindicatoria, requisitos.

Sentencia en Juicio Verbal 206/2010.Acción reivindicatoria, requisitos.

SENTENCIA  nº 78/2010

En Cuenca, a veintitrés de Junio de dos mil diez.

Vistos por Dº JOSÉ LUIS PASCUAL MARTÍN, MAGISTRADO-JUEZ del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción Nº 2 de Cuenca los presentes autos de Juicio Verbal  seguidos en este Juzgado bajo el número 206 del año 2.010, a instancia de Don xxxxxx, representado por la Procuradora Doña María José Herráiz Calvo y asistido por el Letrado Don Alejandro Martínez Ramos, contra Doña xxxxx, Don xxxx y Don xxxxx, representados por la Procuradora Doña Susana Pérez Lanzar y asistidos por la Letrado Doña Elena Iniesta Lozano.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por la Procuradora Doña María José Herráiz Calvo, en nombre y representación de Don xxxxxx, se presenta demanda de Juicio Verbal ejercitando la acción reivindicatoria en virtud de la cual reclama que se condene a los demandados a que entreguen y dejen libre y a disposición del su mandante la superficie invadida (parte de la antigua finca 107 del polígono 41, actualmente 291 del polígono 37 de C.), tal y como se determina en el informe pericial, retirando la vigueta y la varilla colocada dentro de la finca del actor, debiendo desplazarse la misma hacia la finca de los demandados (antigua finca 103 del polígono 41 de cañete, actualmente 290 del polígono 37) en 2,85 metros lineales la vigueta colocada y 3,35 metros la varilla colocada por los demandados, absteniéndose en el futuro de realizar actos de perturbación en la finca del actor, con imposición de las costas causadas a la parte contraria.

SEGUNDO.- Admitida a trámite la demanda mediante Auto dictado por este Juzgado en fecha de 20 de Abril de 2.010, se dió traslado de la demanda al demandado, emplazando a las partes para comparecer al acto del juicio.

TERCERO.- Celebrado el Juicio el demandado alegó la excepción de falta de legitimación pasiva respecto de Doña xxx y Don xxxx y se opuso a la demanda en cuanto al fondo del asunto. Practicada en el acto del juicio la prueba que se declaró pertinente y que consta en el acto del juicio, se declararon los autos conclusos para dictar la correspondiente sentencia.

CUARTO.- En la tramitación del presente proceso se han observado las prescripciones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- El actor ejercita al amparo del artículo 348 CC la acción reivindicatoria en virtud de la cual reclama que se condene a los demandados a que entreguen y dejen libre y a disposición del su mandante la superficie invadida (parte de la antigua finca 107 del polígono 41, actualmente 291 del polígono 37 de C.), tal y como se determina en el informe pericial, retirando la vigueta y la varilla colocada dentro de la finca del actor, debiendo desplazarse la misma hacia la finca de los demandados (antigua finca 103 del polígono 41 de c., actualmente 290 del polígono 37) en 2,85 metros lineales la vigueta colocada y 3,35 metros la varilla colocada por los demandados, absteniéndose en el futuro de realizar actos de perturbación en la finca del actor, con imposición de las costas causadas a la parte contraria.

La parte demandada alegó la excepción de falta de legitimación pasiva respecto de Doña xxxxx y Don xxxxxx al no ser propietarios de la finca, e interesó la desestimación de la demanda formulada de contrario al no concurrir los presupuestos de la acción ejercitada por la parte actora, con expresa imposición de las costas causadas en el presente proceso.

SEGUNDO.- En relación a la falta de legitimación pasiva alegada por la parte demandada hay que decir que de la prueba documental obrante en autos, valorada en su conjunto conforme a las reglas de la sana crítica, con especial de la certificación catastral aportada a los presentes autos se desprende que la parcela 290 del polígono 37 que se encuentra en la calle padre Munárriz nº 56 de la localidad de C. (Cuenca), que el actor sostiene que es propiedad de los codemandados, y de la declaración de los demandados, valoradas en su conjunto conforme a las reglas de la sana crítica, no cabe sino concluir la citada finca que es propiedad de Don xxxxx, de manera que no siendo dicha finca propiedad de los codemandados Doña xxxx, Don xxxxx no están legitimados para soportar la acción planteada por la parte actora y, en consecuencia, procede estimar la excepción de falta de legitimación pasiva alegada por los mismos.

TERCERO.- En primer lugar, hay que hacer mención que la acción reivindicatoria, que constituye la más propia y eficaz defensa del derecho de propiedad y a la que se refiere el artículo 348 del Código Civil, tiene por fin obtener el reconocimiento del derecho de dominio y, en consecuencia, la restitución de la cosa que indebidamente posee un tercero. Mediante ella, en definitiva, el propietario no poseedor hace efectivo su derecho a exigir la restitución de la cosa del poseedor no propietario.

Por lo que, siendo fundamentalmente la acción reivindicatoria la que se intenta por el propietario que no posee contra cualquier poseedor o detentador, constituyen requisitos necesarios para el éxito de la misma, conforme a reiterada y constante doctrina jurisprudencial (STS de 5 de marzo de 1991, 24 de enero de 1992, 12 de noviembre de 1993, 2 de marzo de 1996, 28 de marzo de 1996 y 30 de abril de 1997, que ha sido aplicada por esta Sala en sentencias de 12-2- 2001 y 5-4-2001, entre otras) los siguientes:

1) Que el actor justifique su derecho de propiedad sobre los bienes reclamados fundado en título legítimo de dominio mediante documentos públicos o privados, o mediante la causa idónea que da nacimiento a la relación en que el derecho real de propiedad consiste, o en su defecto en la posesión inmemorial, o en la posesión continuada en el plazo marcado para la prescripción ordinaria o extraordinaria conforme a los artículos 1941, 1959 y 1963 del Código Civil ( Sentencias de 28 de marzo de 1973, 5 de diciembre de 1977, 6 de julio de 1982, entre otras muchas). En este sentido debe precisarse que, las certificaciones catastrales, las administrativas de tipo fiscal-tributario, o incluso las del propio Registro de la Propiedad, no constituyen justificaciones del derecho de dominio, por cuanto la inclusión de una finca en estos Registros no pasa de constituir un indicio de que el bien descrito puede pertenecer a quien figura como titular del pago de los correspondientes impuestos, o porque la inscripción registral de la propiedad descansa en simples declaraciones de los otorgantes quedando fuera de protección los datos descriptivos de la finca (Sentencias de 27 de abril de 1977 , 15 de noviembre de 1981 SIC y 31 de octubre de 1983.

2) Que se identifique la cosa objeto de la acción con claridad y precisión, de forma que se acredite que el terreno reclamado es aquel al que se refieren los documentos y demás medios de prueba en que la actora funda su pretensión, identificación del bien reivindicado que debe ser plena, de tal modo que no deje lugar a dudas sobre cuál sea el predio reclamado, el terreno concreto pretendido, sus linderos, cabida y situación, y que implica un juicio comparativo que lleve al Juzgador a la convicción de que una y otra, la finca según el título y la existente en la realidad son una misma cosa (Sentencias de 3 de julio de 1981, 20 de marzo y 20 de diciembre de 1982 y 26 de enero de 1985); cuestión ésta que, como de hecho que es, se confía al juzgador de instancia (Sentencia de 3 de noviembre de 1989).

 3) Que el demandado o demandados sean poseedores o detentadores, y si tuvieren un título mas o menos firme, que se obtenga previa o simultáneamente la declaración de nulidad del título o títulos en el que el demandado funda su derecho, a menos que el título en cuya virtud acciona el demandante sea anterior y la nulidad consecuencia implícita o indispensable de la acción ejercitada o que los derechos de ambas partes sobre la cosa reclamada deriven de documentos entre sí independientes..   

Fijados los tres requisitos para que prospere el ejercicio de la acción reivindicatoria le corresponde a la parte actora la prueba de los mismos al amparo de lo establecido en el artículo 217 LEC.

Por todo ello, de la prueba practicada en el acto del juicio cabe concluir que la parte actora ha acreditado que es propietario de una finca sita en el término municipal de C. (Cuenca) en el polígono 37, parcela 291, con una superficie de 5 áreas en el paraje de las Eras de Arriba  y que linda al Norte con G.; al Sur, con G., Ma. y J. y M.; al Este, con M. y j.; y al Oeste, con camino (documento nº 1 y 2 acompañado con la demanda), siendo el demandado Don G. propietario de la parcela 290 del polígono 37 que se encuentra en la calle padre Munárriz nº 56 de la localidad de C. (Cuenca) y que es colindante con la del actor.

Además procede indicar que la parte actora en virtud del informe pericial obrante en autos ha justificado la identidad de la cosa reivindicada consistente en la construcción de un vallado sobre el lindero Oeste de la finca 107, finca del actor, que es de 2,85 metros así como la ubicación de la varilla de hierro sobre el lindero de la finca 107, que se encuentra a 0,40 metros al Sur de la última vigueta del vallado, no coincidiendo tanto  el vallado como la varilla con el límite de las fincas 107, propiedad del actor, y la finca 103, propiedad del demandado.

Así mismo también se cumple el último de los requisitos ya que del informe pericial se desprende que el demandado ha construido un vallado sobre el linde Oeste de la finca del actor y ha colocado una varilla de hierro sobre el citado lindero Oeste de la finca propiedad del actor, de manera que la parte demandada ha ocupado el terreno propiedad de la parte actora.

Teniendo en cuenta que la parte actora ha acreditado los requisitos indispensables para que prospere la acción reivindicatoria prevista en el artículo 348 CC, acuerdo estimar  íntegramente la demanda interpuesta por la parte actora.

TERCERO.- De acuerdo con lo establecido en el Art. 394.1 LEC dada la desestimación de la demanda interpuesta contra Doña xxxx y Don xxxx  se imponen las costas a la parte actora las costas derivadas de la demanda al haber sido desestimadas todas sus pretensiones.

De conformidad con lo establecido en el Art. 394.1 LEC dada la estimación de la demanda interpuesta contra Don xxxxxx se imponen las costas causadas a la parte demandada.

FALLO

 Que estimando la falta de legitimación pasiva alegada por Doña xxxx y Don xxxxxx, debo desestimar y desestimo la demanda interpuesta por la Procuradora Doña María José Herráiz Calvo, en nombre y representación de Don xxxxx, contra Doña xxxx y Don xxxxx, con imposición de las costas causadas a la parte actora.

 

Que debo estimar y estimo íntegramente la demanda interpuesta por la Procuradora Doña María José Herráiz Calvo, en nombre y representación de Don xxxxx, contra Don xxxxx y condeno a la parte demandada a los siguientes pronunciamientos:

1.- A que entregue y deje libre y a disposición de Don xxxxx la superficie invadida (parte de la antigua finca 107 del polígono 41, actualmente 291 del polígono 37 de C.), tal y como se determina en el informe pericial, retirando la vigueta y la varilla colocada dentro de la finca del actor, debiendo desplazarse la misma hacia la finca de los demandados (antigua finca 103 del polígono 41 de c., actualmente 290 del polígono 37) en 2,85 metros lineales la vigueta colocada y 3,35 metros la varilla colocada, absteniéndose en el futuro de realizar actos de perturbación en la finca de Don xxxx.

2. Se imponen las costas causadas a la parte demandada.

Notifíquese la sentencia  a las partes haciéndoles saber que contra la misma cabe  interponer recurso de apelación ante este mismo juzgado en el plazo de cinco días al en que se notifique esta resolución de conformidad con lo dispuesto en el Art. 457 y 458 LEC.

Llévese el original al libro de sentencias.

Así lo pronuncia, manda y firma Dº JOSÉ LUIS PASCUAL MARTÍN, Juez del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 2 de los de Cuenca y su Partido. Doy fe.

PUBLICACIÓN.- Dada, leída y publicada fue la anterior resolución por el Sr. Juez que la suscribe, estando el mismo celebrando Audiencia Pública en el mismo día de su fecha. Doy fe.-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres