Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en Modificación de Medidas definitivas 694/2009

Sentencia en Modificación de Medidas definitivas 694/2009

 

SENTENCIA nº 58/2010

En Cuenca, a doce de Mayo de dos mil diez.

Vistos por Dº JOSÉ LUIS PASCUAL MARTÍN, Magistrado-Juez del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Cuenca y su Partido, los presentes autos civiles de Juicio Verbal de Modificación de Medidas Definitivas seguidos con el número 694 del año 2.009 entre partes, como demandante Don xxxxxxxxx, representado por la Procuradora de los Tribunales Doña Susana Ceva Pérez y asistido por la Letrado Doña Margarita Collar de Cáceres, y como demandada Doña xxxxxxx, representada por la Procuradora de los Tribunales Doña María del Pilar León Irujo  y asistida por el Letrado Don Pedro E. Sáiz Bartolomé, siendo parte el Ministerio Fiscal. Y teniendo en cuenta los siguientes,

 ANTECEDENTES DE HECHO

 

PRIMERO.- Por la Procuradora de los Tribunales Doña Susana Ceva Pérez, en la indicada representación, se formuló demanda de Modificación de Medidas Definitivas, exponiendo al efecto los hechos y fundamentos de derecho que se estimó de aplicación, y que se dan por reproducidos, solicitando se acuerde la guarda y custodia de la menor a favor del padre; que se establezca una pensión de alimentos para la hija menor de 178 euros que deberá abonar la madre; se establezca un régimen de visitas para la madre no custodia consistente en fines de semana alternos desde las 17 horas del viernes a las 21 horas del domingo, debiendo ser la menor entregada y recogida en el domicilio del padre; se establezca un régimen de vacaciones por mitad; y que tanto el padre como la madre tengan derecho a estar con su hija en los señalados días del padre y la madre, con expresa imposición de costas.

SEGUNDO.- Por Auto de fecha 11 de Diciembre de 2.009, se admitió a trámite la demanda, acordando que se emplazara por término de veinte días al Ministerio Fiscal y a la parte demandada, para comparecer en autos y contestar a la demanda, bajo apercibimiento de ser declarado en rebeldía, contestando tanto Ministerio Fiscal como la parte demandada, emplazándose a las partes para comparecer al acto del juicio.

TERCERO.- Practicada en el acto del juicio la prueba que se declaró pertinente, se declararon los autos conclusos para dictar la correspondiente sentencia.

CUARTO.- En la tramitación del presente proceso se han observado las prescripciones legales.

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- La parte actora interesa la modificación de las medidas acordadas en la sentencia dictada en fecha 10 de Febrero de 2.009 por el Juzgado de 1ª Instancia nº 2 de Cuenca, y, en consecuencia, se acuerde la guarda y custodia de la menor; que se establezca una pensión de alimentos para la hija menor de 178 euros que deberá abonar la madre; se establezca un régimen de visitas para la madre no custodia consistente en fines de semana alternos desde las 17 horas del viernes a las 21 horas del domingo, debiendo ser la menor entregada y recogida en el domicilio del padre; se establezca un régimen de vacaciones por mitad; y que tanto el padre como la madre tengan derecho a estar con su hija en los señalados días del padre y la madre, con expresa imposición de costas.

La parte demandada se opone a lo solicitado de contrario dado que no han cambiado las circunstancias contempladas en el momento de recaer la sentencia de divorcio.

El Ministerio Fiscal interesa la desestimación de la demanda interpuesta.

SEGUNDO.- Dispone el artículo 775.1 LEC:” El Ministerio Fiscal, habiendo hijos menores o incapacitados y, en todo caso, los cónyuges podrán solicitar del tribunal la modificación de las medidas convenidas por los cónyuges o de las adoptadas en defecto de acuerdo, siempre que hayan variado sustancialmente las circunstancias tenidas en cuenta al aprobarlas o acordarlas.”.

En el caso de autos procede modificar las medidas definitivas acordadas en la sentencia de fecha 10 de Febrero de 2.009 puesto que ha habido un cambio sustancial de las circunstancias tenidas en cuenta en el momento de dictarse la sentencia de divorcio en virtud de la cual se aprobaron las medidas definitivas ya que ha quedado acreditado en virtud de la prueba practicada en el presente procedimiento, con especial relevancia de la exploración de la menor, valoradas en su conjunto conforme a las reglas de la sana crítica, que la menor ha abandonado el domicilio de la madre marchándose al domicilio del padre porque su madre le dijo que se fuera un tiempo con su padre ya que ella se encontraba mal así como que la menor ha tenido muchas discusiones con la madre, debiendo de indicarse a mayor abundamiento que de la exploración de la menor practicada en el acto de la vista se desprende un deseo de la menor de quedarse con el padre puesto que la menor manifestó que no obstante querer a ambos vive mejor con el padre y que con su madre estaría más sola.

Por lo expuesto anteriormente, partiendo de que ambos progenitores están perfectamente capacitados para el ejercicio adecuado de sus funciones, tanto derechos como obligaciones que la maternidad y paternidad implican, cabe indicar que la cuestión ha de ser interpretada y resuelta bajo el prisma del “favor filii”, no pudiendo obviarse la expresa voluntad manifestada por la menor ya que la menor posee un desarrollo intelectual normal y que ha alcanzado la edad de 13 años lo que le permite un grado de madurez a raíz del cual resulta apropiado tener en cuenta su opinión, de manera que las circunstancias concurrentes en el caso, tal como han sido expresadas anteriormente, aconsejan que en este momento se aprecie la conveniencia de que la guarda y custodia de la menor sea atribuida al padre, y ello por entender que esta solución es la razonable y conveniente para conseguir los fines exigidos en los artículos 92 y 103 CC que establecen como criterio preferente el interés del menor, de modo que el nuevo régimen de custodia fijado lo que hace es adaptarse a la situación existente y a las relaciones de la menor con sus respectivos progenitores, estimándose esta medida más conveniente para su adecuada estabilidad emocional y desarrollo de la personalidad.

En consecuencia, de conformidad con lo indicado anteriormente procede modificar las medidas acordadas en la sentencia de divorcio dictada en fecha 10 de Febrero de 2.009, en el siguiente sentido:

1.- Se establece la guarda y custodia de la hija menor, Doña xxxxxxx, a favor de su padre, Don xxxxx.

No procede hacer pronunciamiento respecto de la hija Doña xxxxxx al ser ésta mayor de edad.

2.- Se establece una pensión de alimentos para la hija menor de 178 euros, que la madre abonará al padre en la cuenta que éste designe al efecto, dentro de los cinco primeros días de cada mes. Esta cantidad será actualizable anualmente conforme  a las variaciones experimentadas en el IPC correspondiente según lo publicado en el I.N.E. u organismo que lo sustituya, entendiendo dicha suma como cantidad mínima indispensable para su sostenimiento.

3.- Se establece un régimen de visitas a favor de la madre, el cual podrá tener consigo a la hija menor los fines de semana alternos desde las 17 horas del Viernes hasta las 21 horas del Domingo, recogiendo y reintegrando al menor en el domicilio del padre.

4.- Se establece un régimen de vacaciones por mitad tanto para las vacaciones de verano, que disfrutarán a razón de un mes (Julio o Agosto) cada uno de los progenitores, como las de Semana Santa y Navidades, que se dividirán en dos períodos iguales.

Las partes de común acuerdo puntual podrán dividir el período vacacional de verano por quincenas alternas.

Si coincidieran las vacaciones laborales estivales de los progenitores, el período coincidente se dividirá en dos así como el no coincidente, disfrutando cada uno de ellos de una de cada dos mitades.

Durante el período vacacional se suspenderá el régimen de visitas que continuará con su alternancia en el turno que corresponda después de terminado el período vacacional.

5.- Tanto el padre como la madre tendrán derecho a estar con su hija en los señalados días del padre y la madre.

Ambos progenitores tendrán derecho a tener consigo a la hija en sus respectivos cumpleaños, en horario desde las 12 horas hasta las 20 horas siempre que estos días no coincidan con períodos vacacionales o el horario no altere sus obligaciones escolares.

La madre tendrá derecho a tener con ella a su hija el día 20 de Septiembre, cumpleaños de la menor, en horario desde las 14 horas hasta las 17 horas.

Para la adjudicación de los períodos vacacionales a cada progenitor se estará al acuerdo puntual que entre ambos se establezca. En caso de discrepancia, la madre elegirá los períodos en los años pares y el padre en los años impares. 

           TERCERO.- De conformidad con el artículo 394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, y atendiendo a la especialidad de la materia, no procede la expresa imposición de costas en la instancia

Vistos los artículos citados, sus concordantes, y demás de general y pertinente aplicación al caso,

FALLO

 

Que estimando íntegramente la demanda interpuesta por la Procuradora de los Tribunales Doña Susana Ceva Pérez, en nombre y representación de Don xxxxxxx, frente a Doña xxxxxxxx,  debo decretar y decreto la modificación de las medidas definitivas acordadas en la sentencia de divorcio de fecha 10 de Febrero de 2.009 en los términos siguientes:

1.- Se establece la guarda y custodia de la hija menor, Doña xxxxxx, a favor de su padre, Don A.

2.- Se establece una pensión de alimentos para la hija menor de 178 euros, que la madre abonará al padre en la cuenta que éste designe al efecto, dentro de los cinco primeros días de cada mes. Esta cantidad será actualizable anualmente conforme  a las variaciones experimentadas en el IPC correspondiente según lo publicado en el I.N.E. u organismo que lo sustituya, entendiendo dicha suma como cantidad mínima indispensable para su sostenimiento.

3.- Se establece un régimen de visitas a favor de la madre, el cual podrá tener consigo a la hija menor los fines de semana alternos desde las 17 horas del Viernes hasta las 21 horas del Domingo, recogiendo y reintegrando al menor en el domicilio del padre.

4.- Se establece un régimen de vacaciones por mitad tanto para las vacaciones de verano, que disfrutarán a razón de un mes (Julio o Agosto) cada uno de los progenitores, como las de Semana Santa y Navidades, que se dividirán en dos períodos iguales.

Las partes de común acuerdo puntual podrán dividir el período vacacional de verano por quincenas alternas.

Si coincidieran las vacaciones laborales estivales de los progenitores, el período coincidente se dividirá en dos así como el no coincidente, disfrutando cada uno de ellos de una de cada dos mitades.

Durante el período vacacional se suspenderá el régimen de visitas que continuará con su alternancia en el turno que corresponda después de terminado el período vacacional.

5.- Tanto el padre como la madre tendrán derecho a estar con su hija en los señalados días del padre y la madre.

Ambos progenitores tendrán derecho a tener consigo a la hija en sus respectivos cumpleaños, en horario desde las 12 horas hasta las 20 horas siempre que estos días no coincidan con períodos vacacionales o el horario no altere sus obligaciones escolares.

La madre tendrá derecho a tener con ella a su hija el día 20 de Septiembre, cumpleaños de la menor, en horario desde las 14 horas hasta las 17 horas.

Para la adjudicación de los períodos vacacionales a cada progenitor se estará al acuerdo puntual que entre ambos se establezca. En caso de discrepancia, la madre elegirá los períodos en los años pares y el padre en los años impares. 

 

 

Todo ello sin expreso pronunciamiento en cuanto a las costas causadas, dada la especialidad de la materia objeto de las presentes actuaciones.

Notifíquese la presente resolución a las partes, haciéndoles saber que frente a la misma cabe interponer Recurso de Apelación para la ante la Ilma. Audiencia Provincial de Cuenca, en el plazo de cinco días a contar desde el siguiente al de su notificación.

 

Una vez firme esta resolución, comuníquese de oficio para su anotación, al margen de las correspondientes inscripciones, al Registro Civil en que conste inscrito el matrimonio de los cónyuges.

            Así por esta mi Sentencia, la pronuncio, mando y firmo.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres