Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en Juicio Verbal 23/10. Resolución de contratos y derechos del cnsumidor

Sentencia en Juicio Verbal 23/10. Resolución de contratos y derechos del cnsumidor

SENTENCIA nº 47/10

En Cuenca, a catorce de Abril de dos mil diez.

Vistos por Dº JOSÉ LUIS PASCUAL MARTÍN, JUEZ del Juzgado de 1ª Instancia Nº 2 de Cuenca los presentes autos de Juicio Verbal,  seguidos en este Juzgado bajo el número 23 del año 2.010, a instancia de María Teresa Alique Zomeño, representada por la Procuradora María Jesús Porres Moral y asistida por la Letrado María José Pérez Moreno, contra Establiments Miró S.L., representado por la Procuradora María Ángeles Paz Caballero y asistido por el Letrado Rosa Recuento Diaz.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por la Procuradora María Jesús Porres Moral, en nombre y representación de, se presenta en fecha 28 de Enero de 2.008 demanda de Juicio Verbal reclamando que se declare resuelto el contrato de compraventa de equipo informático que sirve de base a la presente reclamación, condenando a E. M. S.L. a la devolución de la cantidad de 1.089 euros, más los intereses que correspondan, y, subsidiariamente, la devolución del equipo informático propiedad de su mandante totalmente reparado.

SEGUNDO.- Admitida a trámite la demanda mediante Auto dictado por este Juzgado en fecha de 29 de Enero de 2.010, dándose traslado de la demanda al demandado y emplazándose a las partes para comparecer al acto del juicio.

TERCERO.- Celebrado el Juicio la parte demandada alegó la excepción de falta de legitimación activa y se opuso a la demanda en cuanto al fondo. Practicada en el acto del juicio la prueba que se declaró pertinente y que consta en el acta del juicio, se declararon los autos conclusos para dictar la correspondiente sentencia.

CUARTO.- En la tramitación del presente proceso se han observado las prescripciones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Reclama el actor de conformidad con lo dispuesto en el artículo 1.124 CC, los artículos 1, 2, 3, 7 y 11 LGBVC, el artículo 12 LOCM  la cantidad de 1.089 euros en concepto del 50% de las cantidades entregadas a la demandada al haber resuelto la parte demandada el contrato de compraventa, más los intereses legales  y las costas del presente proceso.

El demandado alega la excepción de falta de legitimación activa al constar la factura a nombre de una soceidad y se opone a lo solicitado de contrario en cuanto al fondo del asunto, interesando la imposición de las costas causadas a la parte actora.

SEGUNDO.- En primer lugar en cuanto a la excepción de falta de legitimación activas planteada por la parte demandada.

En este sentido hay que decir que la doctrina de los actos propios, es una doctrina de elaboración y desarrollo jurisprudencial que encuentra su fundamento en el principio de la buena fe (artículo 7.1 Código Civil) y en la protección de la confianza creada por la apariencia, que impone un deber de coherencia y limita la libertad de actuar cuando se han creado unas expectativas razonables, pues el comportamiento supone en tal caso la expresión inequívoca de una determinada voluntad en referencia a una relación jurídica o situación de hecho, que impide la admisión como legítimo de un posterior comportamiento contradictorio (sentencias de la Sala 1ª del Tribunal Supremo de 14 y 28 octubre 2005, y 26 enero 2006, entre otras muchas).

Aplicando la doctrina expuesta anteriormente al caso de autos hay decir que la parte actora está legitimada activamente para ejercitar la acción planteada en el presente procedimiento puesto que no obstante aparecer en la factura de compra del ordenador portátil un nombre distinto al de la parte actora hay que señalar que debe ser considerada como adquirente del producto tal como reconoce la parte demandada en los diversos escritos realizados por la misma que están aportados al presente procedimiento, siendo un comportamiento contradictorio el hecho de haber reconocido con anterioridad al presente procedimiento la condición de adquirente del ordenador a la parte actora y posteriormente en el curso del presente procedimiento no reconozca dicha condición de adquirente a la parte actora.

Por todo lo expuesto anteriormente no cabe sino desestimar la excepción de falta de legitimación activa planteada por la parte demandada.

TERCERO.- El artículo 1.124 CC expresa lo siguiente:” La facultad de resolver las obligaciones se entiende implícita en las recíprocas, para el caso de que uno de los obligados no cumpliere lo que le incumbe.

El perjudicado podrá escoger entre exigir el cumplimiento o la resolución de la obligación, con el resarcimiento de daños y abono de intereses en ambos casos. También podrá pedir la resolución, aun después de haber optado por el cumplimiento, cuando éste resultare imposible.

El Tribunal decretará la resolución que se reclame, a no haber causas justificadas que la autoricen para señalar plazo.

Esto se entiende sin perjuicio de los derechos de tercero adquirente, con arreglo a los arts. 1295 y 1298 y a las disposiciones de la Ley Hipotecaria”.

     De acuerdo con la reiterada Jurisprudencia del Tribunal Supremo (SSTS 18 noviembre 1994 y 7 noviembre 1995) el ejercicio de esta acción requiere, entre otros, que quien reclama haya cumplido lo que a él le incumbía.

El artículo 114 LGDCU:” El vendedor está obligado a entregar al consumidor y usuario productos que sean conformes con el contrato, respondiendo frente a él de cualquier falta de conformidad que exista en el momento de la entrega del producto.”; el artículo 118 LGDCU:” El consumidor y usuario tiene derecho a la reparación del producto, a su sustitución, a la rebaja del precio o a la resolución del contrato, de acuerdo con lo previsto en este título.”; el artículo 119.1 LGDCU dispone:” Si el producto no fuera conforme con el contrato, el consumidor y usuario podrá optar entre exigir la reparación o la sustitución del producto, salvo que una de estas dos opciones resulte objetivamente imposible o desproporcionada. Desde el momento en que el consumidor y usuario comunique al vendedor la opción elegida, ambas partes habrán de atenerse a ella. Esta decisión del consumidor y usuario se entiende sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo siguiente para los supuestos en que la reparación o la sustitución no logren poner el producto en conformidad con el contrato.”; el artículo 121 LGDCU dispone:” La rebaja del precio y la resolución del contrato procederán, a elección del consumidor y usuario, cuando éste no pudiera exigir la reparación o la sustitución y en los casos en que éstas no se hubieran llevado a cabo en plazo razonable o sin mayores inconvenientes para el consumidor y usuario. La resolución no procederá cuando la falta de conformidad sea de escasa importancia.”; y el artículo 123 LGDCU expresa:” El vendedor responde de las faltas de conformidad que se manifiesten en un plazo de dos años desde la entrega. En los productos de segunda mano, el vendedor y el consumidor y usuario podrán pactar un plazo menor, que no podrá ser inferior a un año desde la entrega.”.

En este caso hay que decir que la parte demandada vendió a la actora el día 28 de Junio de 2.008 un equipo informático portátil Packard Bell SB85-P-050D (PB89QDO404) con LOGITECH más KINGSTON por importe de 1.089 euros, cuestión no discutida por las partes litigantes, siendo entregado el equipo informático posteriormente en fecha 4 de Junio de 2.009 por la actora a la demandada para reparar la avería que había sufrido, dentro del plazo de garantía que establece el artículo 123.1 LGDCU, aplicable al caso de autos de acuerdo con lo establecido en el artículo 2 y 3 LGDCU.

Una vez llegada esta situación, y ante la imposibilidad de la reparación del ordenador al no tener arreglo, por la parte demandada se le ofreció otro ordenador si bien la actora no estaba conforme con los productos ofrecidos al querer uno igual al vendido que tuviese una pantalla de diecisiete pulgadas, tal como se desprende de la prueba practicada en el acto del plenario, valorada en su conjunto conforme a las reglas de la sana crítica, de manera que ante tal imposibilidad de la reparación y la sustitución le corresponde al consumidor, en este caso la parte actora, la elección de exigir la resolución, tal como ocurre en el caso autos, por lo que en base a lo expuesto anteriormente procede acordar la resolución del contrato de compraventa del equipo informático portátil de conformidad con lo previsto en los artículos citados anteriormente de la LGDCU y en el artículo 1.124 CC, quedando obligado el demandado a la devolución del precio entregado por el actor en la compraventa del ordenador portátil.

CUARTO.- De conformidad con lo dispuesto en los artículos 1.100, 1101 y 1108 CC  la cantidad a cuyo pago se ha condenado al demandado devengará los intereses legales desde la interpelación judicial hasta su completo pago.

QUINTO.- De conformidad con lo establecido en el artículo 394.1 L.E.C., dada la estimación íntegra de la demanda se imponen las costas causadas a la parte demandada.

Vistos los preceptos anteriormente mencionados y demás de general y pertinente aplicación,

FALLO

Que debo estimar y estimo íntegramente la demanda interpuesta por la Procuradora Doña María Jesús Porres Moral, en nombre y representación de maría Teresa Alique Zomeño, contra E. M. S.L., y condeno a la parte demandada a los siguientes pronunciamientos:

1.- Declarar resuelto el contrato de compraventa del equipo informático portátil portátil Packard Bell SB85-P-050D (PB89QDO404) con LOGITECH más KINGSTON.

2.- Pagar la cantidad de 1.089 euros.

3.-Pagar los intereses legales desde la interpelación judicial hasta su completo pago.

4.- Pagar las costas causadas en esta instancia.

 

Notifíquese la sentencia  a las partes haciéndoles saber que contra la misma cabe  interponer recurso de apelación ante este mismo juzgado en el plazo de cinco días al en que se notifique esta resolución de conformidad con lo dispuesto en el Art. 457 y 458 LEC.

 

Llévese el original al libro de sentencias.

 

 

Así lo pronuncia, manda y firma. Dº JOSÉ LUIS PASCUAL MARTÍN, magistrado-Juez del Juzgado de 1ª Instancia nº 2 de Cuenca y su Partido. Doy fe. 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres