Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en Divorcio Contencioso 585/2008

Sentencia en Divorcio Contencioso 585/2008

SENTENCIA Nº 38/2010

En Cuenca, a doce de marzo de dos mil diez.

Vistos por Dª Carmen Buendía Rubio, Juez Stta. del Juzgado de 1ª Instancia nº 2 de Cuenca y su partido, los presentes autos de DIVORCIO CONTENCIOSO, registrados con el nº 585/2008, seguido entre partes, de un lado Dª xxxxxx en calidad de demandante, representada por la Procuradora Sra. Araque Cuesta y asistida por la Letrada Sra. Dª Julia María Clavero Navarro y de otra parte, como demandado D. xxxxxxx representado por la Procuradora Sra. Porres Moral y asistido por el Letrado Sr. D. Sergio Lacort Cabrera, con intervención del Ministerio Fiscal.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por la Procuradora Sra. Araque Cuesta, en la representación indicada, se presentó demanda de Divorcio Contencioso frente al expresado demandado en la que tras alegar los hechos y fundamentos de derecho que estimó de aplicación, terminó con la súplica de que se dictara sentencia por la que se declarase la disolución del matrimonio, decretando el divorcio del matrimonio contraído por ambos cónyuges, con los pronunciamientos siguientes: 1.- que se decrete el divorcio y se revoquen los poderes existentes entre ambos; 2.- Que la hija menor del matrimonio quede bajo la guarda y custodia de la madre, siendo la patria potestad compartida; 3.- Que e atribuye el uso y disfrute del domicilio conyugal sito en la calle xxxxx nº x, C.P. 16004 de Cuenca, a la menor junto con su madre, junto con los muebles y enseres que en el domicilio se encuentran; 4.- Que se establezca el régimen de visitas descrito en el expositivo quinto; 5.- Que se fije la cantidad de 350 euros mensuales en concepto de pensión por alimentos para su hija y por doce pagas, abonada por el esposo dentro de los cinco primeros días de cada mes en la cuenta que la esposa designe al efecto, revisándose anualmente en la misma cantidad que varíe el IPC. Que el padre abone el 50% de los gastos extraordinarios; 6.- Que la pensión se abone con efectos retroactivos el momento de interposición de la presente demanda.

SEGUNDO.- Mediante Auto de fecha 5 de noviembre de dos mil ocho se admitió a trámite la demanda, emplazando al demandado y al Ministerio Fiscal por veinte días hábiles a fin de contestar la misma.

TERCERO.- Dentro del plazo conferido al efecto, el Ministerio Fiscal contestó la demanda solicitando se dictara sentencia conforme a lo que resultare probado. Por el demandado se procedió a contestar la demanda y tras hacer las alegaciones que estimó oportunas, terminó con la súplica de que se dictara sentencia por la que se decretase el divorcio del matrimonio formado por ambas partes, acordando las siguientes medidas: 1.- Declare haber lugar a la disolución por divorcio de los esposos, revocándose en suc aso, los poderes existenes entre ambos; 2.- Que la hija menor quede bajo  la guarda y custodia de la madre, siendo la patria potestad compartida por ambos progenitores; 3.- Se establezca, en concepto de pensión por alimentos con cargo al padre y a favor de la hija, la cantidad de 350 euros mensuales, que se abonarán del uno al cinco de cada mes en la cuenta que la esposa designe al efecto, tal cantidad se revisará anualmente de cuerdo con la variación que experimente el IPC. Los gastos extraordinarios de la hija serán abonados por mitad, entendiendo por tales todos aquéllos imprevisible e ineludibles, esto es, cuya necesidad no sea imputable a l asola voluntad de los progenitores; 4.- Se establezca como régimen de visitas del padre para con la hija, fines de semana alternos, los viernes desde la salida del colegio o guardería hasta las 20 horas del domingo en invierno y en verano hasta las 22,00 horas del domingo. Dos tardes entre semana, en defecto de acuerdo, los martes y jueves, desde la salida del colegio hasta las 20,00 horas en invierno y hasta las 22,00 horas en verano y, en caso de que no pueda el padre por motivo de su trabajo, tendrá la menor en su compañía la tarde siguiente. La mitad de vacaciones de Navidad, Semana Santa y Verano (julio y agosto). La menor será recogida y reintegrada en el domicilio materno, En caso de desacuerdo para la elección de los períodos vacacionales, el padre elegirá los años impares y la madre los pares; 5.- Los cónyuges vivirán en domicilios separados, atribuyéndose el uso y disfrute del domicilio conyugal al esposo, siendo el mismo de carácter privativo de éste y al haber determinado la esposa otro domicilio junto con su hija desde la separación de hecho del matrimonio.     

CUARTO.- El día señalado para la vista ésta tuvo lugar, compareciendo ambas partes debidamente representadas y asistidas y una vez ratificadas todas ellas en sus respectivos escritos, interesando el Ministerio Fiscal las medidas que estimó oportunas, adhiriéndose la demandante, si bien, solicitando el domicilio conyugal a la madre o incrementando en 500 euros la pensión por alimentos o 150 euros de levantamiento de cargas familiares; solicitando el demandado la custodia compartida y, en otro caso, de acuerdo con lo solicitado por el Ministerio Fiscal, si bien, las visitas entre semana solicita que sean de dos días seguidos, con atribución de la vivienda al padre. Tras la práctica de la pertinente prueba: interrogatorio de ambas partes, documental, testifical y pericial, quedaron los autos vistos para dictar sentencia.

QUINTO.- En la tramitación del presente procedimiento se han observado las prescripciones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Conforme establece el artículo 86 del Código Civil, “Se decretará judicialmente el divorcio, cualquiera que sea la forma de celebración del matrimonio, a petición de uno sólo de los cónyuges, de ambos o de uno con el consentimiento del otro, cuando concurran los requisitos y circunstancias exigidos en el artículo 81”; disponiendo el referido artículo 81 del Código Civil. “Se decretará judicialmente la separación, cualquiera que sea la forma de celebración del matrimonio...a petición de uno sólo de los cónyuges, una vez transcurrido 3 meses desde la celebración del mismo”.

Conforme al art. 102 del Código Civil: “Admitida la demanda de divorcio, se producen por ministerio de la ley, los efectos siguientes: 1º.- Los cónyuges podrán vivir separados y cesa la presunción de convivencia conyugal. 2º.- Quedan revocados los consentimientos y poderes que cualquiera de los cónyuges hubiera otorgado al otro. Asímismo, cesa la posibilidad de vincular los bienes privativos del otro cónyuge en el ejercicio de la potestad doméstica”.

SEGUNDO.- De la prueba obrante en las actuaciones queda constancia de la celebración del matrimonio civil inter partes el día x de xxxx de 2005, del que nació una hija, xxxxxx (xx de xxxxx de 2005); del régimen de separación de bienes existente en el matrimonio desde el 22 de mayo de 2008, fecha en la que otorgaron capitulaciones postnupciales (documentos nº 1,2,3 de la demanda); de la existencia de episodios violentos del esposo hacia la esposa que desembocaron en la voluntad de ambas partes de poner fin a su matrimonio mediante la declaración de divorcio; del carácter privativo del esposo respecto de la vivienda conyugal respecto de la que abona mensualmente una cuota de 400 euros, siendo titular de diversas acciones en distintas empresas; del alquiler de vivienda por parte de Dª xxxxxxx, en las inmediaciones del colegio de la menor, en la que convive con la misma desde la separación de hecho de los cónyuges y por el que abona 600 euros/mes; de la existencia de préstamo para  la adquisición de vehículo por parte de la demandante y por el que abona mensualmente una cantidad de 535 euros; del trabajo del demandado como xxxx en la localidad de xxxxx (xxxxx) por el que percibe alrededor de 1.700 euros/mes (prueba documental), trabajando 24 horas seguidas y librando cinco días/semana; del trabajo de la demandante como profesora de Instituto de Enseñanza Secundaria en la localidad de xxxxx (Cuenca), percibiendo alrededor de 1.835 euros/mes, con un horario de 25 horas lectivas, de lunes a viernes (desde las 9,25 a las 14,35 horas), teniendo todas las tardes libres, pudiendo cumplir con el horario escolar de la menor en caso de que la misma utilice los servicios de comedor del colegio; de la absoluta disponibilidad de los padres de la demandante, al estar jubilados, para trasladarse a Cuenca desde la ciudad de xxxxx donde residen, al objeto de ayudar a su hija de forma permanente incluso, en las tareas precisas para con la menor;  de la existencia de familiares del demandado que pueden cuidar a la menor, su madre si bien, la misma debe cuidar, a su vez, de su madre que tiene 95 años, igualmente, el hermano del demandado junto con su esposa que no tienen hijos; de la ayuda prestada por los padres de la demandante en relación con la hija menor del matrimonio cuando ambos vivían juntos en el domicilio conyugal, llevándola al colegio cuando los progenitores no podían hacerlo; del informe emitido por el Equipo Psicosocial que formula una valoración positiva de la menor a nivel escolar y funcional, estableciendo que ambos cónyuges disponen de medios socio-económicos similares para la adecuada atención de la menor, satisfaciendo ambos las necesidades de afecto y atención de la menor.        

TERCERO.- En base a la prueba obrante en las actuaciones y la practicada en el acto de la vista, se considera adecuado el otorgamiento de la guarda y custodia de la hija menor del matrimonio, a la madre, dado que la menor convive con la misma desde la separación de hecho del matrimonio en fecha xx de xxxx de 2008, estando perfectamente atendida en todas sus necesidades afectivas y materiales, habiendo alquilado la demandante una vivienda próxima al Colegio donde la menor acude a clase, teniendo disponibilidad la madre, en atención a las horas lectivas de trabajo, de llevar y recoger a la menor del Colegio, siempre que la misma haga uso del servicio de comedor, no constituyendo esta circunstancia problema alguno dado que la misma se halla plenamente integrada en el Colegio, en cualquier caso, los padres de la demandante, ambos jubilados, tienen plena disponibilidad par prestar la ayuda necesaria a su hija Dª xxxxxx en todo lo referente a la menor, ayuda que ya prestaban al matrimonio cuando ambos progenitores vivían en el domicilio conyugal y no podían atender a la niña (interrogatorio de ambas partes y prueba testifical), valorándose asimismo par realizar esta atribución de guarda y custodia la circunstancia de que la hija menor del matrimonio convive con la madre desde la separación de hecho del matrimonio, así como la formación universitaria de la madre, la cual en base a la misma puede ayudar a la menor en su formación y hábitos ya que ha quedado acreditado en el acto de la vista que la menor, cuando está con el padre “juegan a princesas” y cuando está con la madre tiene mayor exigencia en cuanto al cumplimiento de horarios. Correspondiendo a ambos progenitores el ejercicio de la patria potestad.

Como consecuencia de la atribución de la guarda y custodia de la menor a la madre, debe establecerse un régimen de visitas respecto del cónyuge no custodio que, en este caso, debe ser amplio, dada la buena relación entre el mismo y la menor así como atendiendo a la disponibilidad del progenitor para el cuidado de la menor, por tanto, se considera adecuado el de fines de semana alternos, pudiendo tener a la niña en su compañía desde el viernes, tras la salida del colegio  hasta las 20,00 horas del domingo en invierno y hasta las 22,00 horas en verano, así como dos tardes entre semana, martes y miércoles, desde la salida del colegio hasta las 20,00 horas en invierno y hasta las 22,00 horas en verano; mitad del período vacacional de Navidad (primer período desde el primer día de vacaciones escolares de la menor hasta el 30 de diciembre y el segundo período desde ese día hasta el último día lectivo de la menor), Semana Santa y Verano (julio y agosto), eligiendo la madre los años impares y el padre los años pares;  debiendo recoger y reintegrar a la menor en el domicilio materno; debiendo facilitar ambos progenitores la comunicación de la menor con el otro progenitor en los períodos vacacionales, respetando las horas de descanso de la menor. Igualmente, el cónyuge no custodio tendrá derecho a permanecer con la menor en el día de su cumpleaños, durante dos horas.        

Respecto de la atribución del domicilio conyugal, dado que el mismo constituye un bien privativo del demandado D. xxxxx y que Dª xxxxx ha alquilado una vivienda en la que convive con la menor, consintiendo la misma en no ocupar el que fuera domicilio conyugal, se considera adecuado que el demandado no abandone su domicilio y que la actora siga conviviendo con la menor en la vivienda alquilada.

Respecto de la pensión por alimentos a favor de la menor, dado que ambos cónyuges tienen sueldos similares y en consideración a los gastos que ambos han acreditado, así, el demandado ostenta un préstamo hipotecario de 400 euros mensuales, teniendo la actora a su cargo 600 euros de alquiler mensuales y 535 euros mensuales de préstamo por adquisición de vehículo, considerando además los gastos que pueda tener la menor y en atención a que la misma convive con la madre en otro domicilio distinto al conyugal, se considera adecuado que el demandado contribuya en la cantidad de 400 euros como pensión por alimentos a favor de su hija xxxxx, cantidad que se ingresará en los  primeros cinco días de cada mes en la cuenta bancaria que a tal efecto fije la actora, debiendo ser actualizada anualmente conforme a las variaciones del IPC. Abonando ambos cónyuges por mitad, los gastos extraordinarios causados por la menor.     

Por todo lo expuesto, procede la estimación parcial de la demanda.

CUARTO.- Una vez firme la presente resolución, deberá inscribirse la misma en el Registro Civil correspondiente, conforme a lo dispuesto en el artículo 89 del Código Civil.

QUINTO.- En el presente procedimiento no procede la expresa imposición de las costas procesales causadas.

 Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación,

FALLO

Que estimando parcialmente la demanda interpuesta por la Procuradora Sra. Araque Cuesta en nombre y representación de Dª xxxxxx, frente a D. xxxxxx representado por la Procuradora Sra. Porres Moral, debo declarar y declaro disuelto, por causa de DIVORCIO, el matrimonio formado por los expresados cónyuges celebrado en forma civil el día 2 de abril de 2005, con revocación de los poderes existentes entre ambos, adoptando las siguientes medidas:

- Atribuir la guarda y custodia de la hija menor del matrimonio, xxxxx, a Dª xxxxxx, atribuyendo a ambos progenitores la patria potestad.

- Establecer un régimen de vistas para el cónyuge no custodio consistente en: fines de semana alternos, pudiendo tener a la menor en su compañía desde el viernes, tras la salida del colegio  hasta las 20,00 horas del domingo en invierno y hasta las 22,00 horas en verano, así como dos tardes entre semana, martes y miércoles, desde la salida del colegio hasta las 20,00 horas en invierno y hasta las 22,00 horas en verano; mitad del período vacacional de Navidad (primer período desde el primer día de vacaciones escolares de la menor hasta el 30 de diciembre y el segundo período desde ese día hasta el último día lectivo de la menor), Semana Santa y Verano (julio y agosto), eligiendo la madre los años pares y el padre los años impares;  debiendo recoger y reintegrar a la menor en el domicilio materno; debiendo facilitar ambos progenitores la comunicación de la menor con el otro progenitor en los períodos vacacionales, respetando las horas de descanso de la menor. Igualmente, el cónyuge no custodio tendrá derecho a permanecer con la menor en el día de su cumpleaños, durante dos horas.        

- Atribuir el uso del domicilio conyugal a D. xxxxxx, siendo un bien privativo del mismo, conviviendo la menor junto con su madre en el domicilio sito en  Avda. xxxx, nº xx, xº C de Cuenca.

- Establecer la cantidad de 400 euros mensuales como pensión por alimentos a favor de la menor por parte del cónyuge no custodio, cantidad que se ingresará en los  primeros cinco días de cada mes en la cuenta bancaria que a tal efecto fije la actora, debiendo ser actualizada anualmente conforme a las variaciones del IPC. Abonando ambos cónyuges por mitad, los gastos extraordinarios causados por la menor.

- No se hace expresa imposición de las costas procesales causadas.

 Una vez firme la presente resolución, oficiese al Registro Civil correspondiente, el de Cuenca, al efecto de proceder a la inscripción pertinente.

 Notifiquese la presente resolución a las partes haciéndoles saber que la misma no es firme y que contra ella pueden anuncir Recurso de Apelación para/ante la Ilma. Audiencia Provincial de Cuenca, en el plazo de los CINCO primeros días.

 Así por esta mi sentencia, lo pronuncio, mando y firmo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres