Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en apelación derivada de Juicio Verbal 115/2009

Sentencia en apelación derivada de Juicio Verbal 115/2009

SENTENCIA Nº   20/2010

ILMOS. SRES.:                                         

PRESIDENTE:                                         

         SR. DÍAZ DELGADO

MAGISTRADOS:                                              

         SR. CASADO DELGADO

         SRA. VICENTE DE GREGORIO                     

 

En Cuenca,  a dieciocho de Febrero de dos mil diez.

Vistos ante esta Audiencia Provincial, en trámite de recurso de apelación, los autos del Juicio Verbal 115/2009 procedentes del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Cuenca, promovidos a instancia de DÑA. XXXXXXX, contra D., en virtud de recurso de apelación interpuesto por la parte demandante contra la sentencia dictada en primera instancia de fecha 20 de mayo de 2009, habiendo sido Ponente la Magistrada Ilma. Sra. Dña. Marta Vicente de Gregorio.

        

ANTECEDENTES DE HECHO

-I-

          En los autos indicados al margen, por el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Cuenca se dictó sentencia de fecha 20 de mayo de 2009 cuyo Fallo era del siguiente tenor literal: "Desestimar la demanda interpuesta por Dña. XXXXXXX contra D. absolviendo al citado demandado de los pedimentos efectuados en su contra, con expresa condena en costas a la parte actora."

-II-

         Notificada la anterior resolución a las partes por la parte demandante se preparó e interpuso, en tiempo y forma, recurso de apelación contra la sentencia reseñada.

-III-

         Admitido a trámite el recurso de apelación y efectuado el traslado a la contraparte se presentó escrito de oposición al recurso interpuesto de contrario.

-IV-

         Recibidas las actuaciones en esta Audiencia Provincial, se procedió a formar el correspondiente Rollo de Apelación asignándole el nº 289/2009, designándose ponente y acordándose como fecha para que tuviera lugar la deliberación, votación y fallo el día 16 de febrero de 2010.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Se aceptan los razonamientos jurídicos de la sentencia recurrida.

-I-

         Impugna la sentencia la recurrente por entender, en síntesis, que existe una incorrecta valoración de la prueba practicada por la juzgadora de instancia, al desestimar la demanda en su día interpuesta a través de la cual se ejercitaba acción de reclamación de cantidad, concretamente de 655 euros, derivada de daños y perjuicios sufridos como consecuencia de que el demandado, encargado de reparar la encimera de la cocina de su domicilio, tardó más de un mes en proceder a la reparación desde la retirada de la misma, no pudiendo hacer uso de la placa de cocinar que va asentada sobre la encimera, teniendo que comer fuera de su domicilio durante aquel tiempo, aportando facturas del restaurante cuyo importe global es el que se reclama en la presente litis; frente a lo dicho, la sentencia de instancia considerar  que la pretensión indemnizatoria solicitada no ha sido objeto de cumplida prueba por la parte que la alega, y frente a esto se apela manifestando que: el testigo que depuso en el acto de la vista, quien se ocupó de retirar la encimera para proceder a su reparación, mintió, siendo incierto que la placa de cocinar pudiera ser utilizada convenientemente sin la necesaria pieza de sujeción de la misma, es decir, la encimera.

-II-

         El recurso no puede acogerse, pues como ya es sabido, el deber del Tribunal de apelación se ciñe en comprobar si pese a las facultades del órgano judicial de instancia para la apreciación conjunta de la prueba, se ha incurrido por el mismo, para la obtención de sus resultados, en falta de lógica o se ha omitido todo género de consideración sobre elementos probatorios obrantes en las actuaciones y orillados para obtener solución a la cuestión litigiosa pese a la relevancia de los testimonios cuya consideración no se realiza, pues de ser así el órgano judicial de la alzada viene obligado a corregir el indebido proceder el Juzgador de instancia.

 

         Por otro lado, el artículo 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, en su primer número indica que cuando el Tribunal considere dudosos unos hechos relevantes para la decisión, desestimará las pretensiones del actor o del demandado, según corresponda a uno u otro la carga de probar los hechos que permanezcan inciertos y fundamenten las pretensiones, añadiendo en el número tres que corresponde al actor la carga de probar la certeza de los hechos de los que ordinariamente se desprenda, según las normas jurídicas a ellos aplicables, el efecto jurídico correspondiente a las pretensiones de la demanda.

 

         De acuerdo con lo anterior, no entiende esta Sala que la valoración probatoria realizada por la juez de instancia pueda reputarse irracional, ilógica o disconforme con las reglas de la sana crítica. Desde esta perspectiva, si bien es cierto que a tenor de la prueba practicada puede afirmarse que efectivamente existió un periodo de plazo considerable desde que el demandado retiró la encimera hasta que procedió a su instalación, y por otro lado, la demandante a presentado facturas correspondientes a dicho periodo de tiempo por servicios de comida en un restaurante, lo cierto es que no existe prueba suficiente acreditativa de que a tales servicios tuviera que recurrirse necesariamente por la apelante, y más si se tiene en cuenta que D. XXXXXXX manifestó en el acto de la vista que la vitrocerámica se la dejaron colocada y en uso, y que si bien, como manifiesta Dña. XXXXX dicha placa carecía de la estabilidad necesaria para poder ser usada bajo riesgo de producirse un accidente domestico, ello no es más que una mera manifestación que no acredita la realidad del tal extremo.

-III-

         De conformidad con lo establecido en el artículo 398 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, las costas del presente procedimiento han de imponerse a la parte recurrente al haber sido desestimado íntegramente su recurso.

Vistos los artículos citados y demás  preceptos de aplicación general.

FALLAMOS

Que desestimando el recurso de apelación interpuesto Dña.XXXXXXX  contra la sentencia dictada en primera instancia de fecha 20 de mayo de 2009, debemos CONFIRMAR Y CONFIRMAMOS íntegramente la resolución recurrida, con expresa condena en costas a la parte recurrente.

Cúmplase lo establecido en los artículos 248.4º de la Ley Orgánica del Poder Judicial y 208.4º de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Así por esta nuestra sentencia de la que se unirá certificación al rollo de Sala y otra a los autos originales para su remisión al Juzgado de procedencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN: En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr/a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.

SENTENCIA DICTADA EN PRIMERA INSTANCIA

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres