Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en Incidente Concursal 592/2009 derivado de Cno 278/2009

Sentencia en Incidente Concursal 592/2009 derivado de Cno 278/2009

SENTENCIA Nº   11  /2010  (MRC)

 

 

En Cuenca, a veinticuatro de febrero de dos mil diez.

 

Vistos por Dª Mª Carmen Buendia Rubio, Magistrada-Juez Stta. del Juzgado de 1ª Instancia nº 2 de los de Cuenca y su partido, con competencia exclusiva en materia mercantil, los presentes autos sobre INCIDENTE CONCURSAL  nº 592/09, derivado del CONCURSO NECESARIO Nº  278/09, seguidos entre partes, de un lado, como demandante, la AGENCIA ESTATAL TRIBUTARIA representada por el Abogado del Estado y, de otra parte, la Administración Concursal representada por la Procuradora Sra. Melero de la Osa.

 

 

                    ANTECEDENTES DE HECHO

 

 

PRIMERO.- Por el Abogado del Estado se presentó demanda promoviendo incidente concursal contra la Administración Concursal sobre impugnación de la lista de acreedores, demanda en la que tras alegar los hechos y fundamentos de derecho que estimó de aplicación, terminó con la súplica de que se dictara sentencia declarando que los créditos de la Hacienda Pública son los expuestos en el exponendo de hechos segundo y que su clasificación debe ser la expuesta en el exponendo de hechos tercero y que dicha clasificación del crédito es para el supuesto de que la solución del concurso termine en convenio puesto que en caso contrario será la prevista en el art. 77,1º de la LGT, gozando para su cobro de privilegio frente a cualquier otro acreedor que no lo sea de dominio o cuyo crédito no esté garantizado con hipoteca, prenda u otro derecho real constituído en la forma legalmente establecida con anterioridad al crédito tributario.

 

SEGUNDO.- En fecha 14 de octubre de 2009 se dictó Auto inadmitiendo a trámite la demanda, interponiendo recurso de apelación la parte actora que fue resuelto por la Ilma. Audiencia Provincial de Cuenca en fecha 13 de enero de 2009, la cual estimó el citado recurso, declarando la nulidad del Auto de fecha 14 de octubre de 2009 y actuaciones posteriores, acordándose mediante Providencia de fecha 4 de febrero de 2010 la admisión a trámite de la demanda, emplazando  a la demandada a fin de contestar a la misma en el plazo de diez días,  contestando en el plazo conferido al efecto, realizando las alegaciones que estimó oportunas, solicitando el dictado de sentencia sin necesidad de vista. Tras lo cual, quedaron los autos vistos para dictar sentencia.

 

TERCERO.- en la tramitación del presente procedimiento se han observado las prescripciones legales.

 

                    FUNDAMENTOS DE DERECHO

 

PRIMERO.- La parte actora expone en su demanda la existencia de hasta tres procedimientos de comprobación tributaria en curso, de los que se derivaba la existencia de créditos contingentes y que como resultado de dichos procedimientos han aparecido los siguientes créditos  que deben ser agregados a los ya reconocidos a la AEAT:

 

-       IRPF 2008 (Retenciones, ingresos a cuenta), liquidación A1621209236000145: principal 2.760,59 euros, Intereses demora: 101,73, Total: 2.862,32 euros.

-       IRPF 2008 (Retención Trabajo Personal), Liquidación A1621209236000339: Principal: 2.081,97 euros; Intereses demora: 74,72, Total: 2156,69 euros.

-       Sanción Tributaria, Liquidación A1621209236019367. Importe: 75 euros.

 

Interesando la impugnación de la lista de acreedores, solicitando la declaración de los citados créditos como de privilegio, con arreglo a lo dispuesto en el art. 91,4 de la Ley Concursal. Adjuntando listado de la totalidad de los créditos correspondientes a la AEAT. A tal respecto, la Administración Concursal no opone objeción a actualizar las cantidades propuestas por la AEAT en el presente procedimiento y antes de la elaboración de los textos definitivos, aceptando la propuesta de clasificación de créditos expuestos en la demanda. Se recoge en el anexo presentado por la Agencia Tributaria (folio 4 del anexo) al objeto de fundamentar lo interesado en la demanda (no siendo objeto expreso de la misma), un crédito contra la masa por importe de 622,89 euros, crédito que la Administración Concursal no reconoce al no constar en dicho anexo la procedencia del mismo, si bien, dicho crédito no se solicita su reconocimiento de forma expresa en la demanda sino que se halla incorporado al anexo que la AEAT presenta en acreditación de lo interesado en la misma, por tanto, no se considera necesario la expresa manifestación frente al mismo, sino únicamente respecto de los tres créditos que constan de forma expresa en la demanda, respecto de los que existe allanamiento de la Administración Concursal, resultando aplicable el art. 21 de la Ley de Enjuiciamiento Civil al disponer “Cuando el demandado se allane a las pretensiones del actor, el tribunal dictará sentencia condenatoria de acuerdo con lo solicitado por éste, pero si el allanamiento se hiciera en fraude de ley o supusiera renuncia contra el interés general o perjuicio de tercero, se dictará Auto rechazándolo y seguirá el procedimiento adelante”.   

 

SEGUNDO.- Respecto de lo interesado por la AEAT mediante otrosí referente al privilegio del art. 77 de la LGT para el caso de que el proceso concursal no llegue a una solución de convenio con los acreedores, se considera que el tratamiento de los créditos de la AEAT no debe ser modificado en caso de llegarse a la fase de liquidación. El art. 77 de la LGT establece: “1º.- La Hacienda Pública tendrá prelación para el cobro de los créditos tributarios vencidos y no satisfechos en cuanto concurra con otros acreedores, excepto que se trate de acreedores de dominio, prenda, hipoteca u otro derecho real debidamente inscrito en el Registro correspondiente con anterioridad a la fecha en que se haga constar en el mismo el derecho de la Hacienda Pública, sin perjuicio de lo dispuesto en los arts. 78 y 79 de esta Ley. 2º.- En caso ce convenio concursal, los créditos tributarios a los que afecte el convenio, incluídos los derivados de la obligación de realizar pagos a cuenta, quedarán sometidos a lo establecido en la Ley 2/03 de 9 de julio”. Es decir, el citado art. 77 de la LGT pretende extraer de los efectos del concurso a los créditos tributarios cuando finalice por liquidación y esta es la finalidad de la AEAT con su pretensión en la presente demanda.

Dicha cuestión ha sido analizada por diversas Audiencias provinciales, así, la Sección XV de la A.P. de Barcelona de fecha 19-7-2006 que a su vez, se remite a la sentencia de fecha 29-6-2006: “Efectivamente, para la resolución de la presente controversia debemos partir de la consideración de que la Ley Concursal constituye una ley especial respecto de las normas generales que regulan la concurrencia y prelación de los créditos fuera de la situación de concurso. La especialidad de la situación del  estado de insolvencia declarado con la apertura del concurso es la que explica la voluntad del legislador, reflejada en el art. 89,2 LC, de que en estos casos, los créditos concursales queden afectados por la situación concursal conforme a las  reglas previstas en la propia Ley Concursal y en concreto, conforme a la clasificación prevista en los arts. 89 y ss de la LC y las normas que regulan la incidencia de esta clasificación en la aprobación y los efectos del convenio (arts. 122, 125 y 134 de LC) o el orden de prelación para el cobro en caso de abrirse la liquidación (arts. 154 y ss de LC). La especialidad viene justificada por la excepcionalidad que supone la situación concursal, que presupone la imposibilidad de un deudor común de hacer frente a sus obligaciones exigibles (art.2,2 LC) actual o próxima y que exige un tratamiento especial de los créditos afectados por el concurso presidido por el principio de la “pars condictio creditorum” como regla general, debiendo ser sus excepciones contadas y justificadas. Además y en aras a una mayor claridad, el legislador ha querido que no se admitan más privilegios dentro del concurso que los regulados por la propia Ley Concursal, de modo que cualquier ley posterior que quiera variar el régimen de clasificación de créditos del concurso, debe modificar expresamente la Ley Concursal.” De hecho, con la aprobación de la Ley Concursal, para sujetar todos los créditos del deudor concursado a las reglas en ella contenidas, no hubieran sido necesarias las disposiciones adicionales que modificaron las normas legales que regulaban los distintos créditos a los que fuera del concurso se les reconoce preferencias de cobro. De no haberse introducido estas disposiciones adicionales, no por ello hubiera dejado de aplicarse la ley concursal no sólo por tratarse de una ley posterior sino sobre todo por su especialidad, cuando el deudor es declarado en concurso de acreedores.

En el caso del crédito tributario, se da la circunstancia de que la Ley General Tributaria sufrió una nueva regulación aprobada unos meses después de la Ley Concursal, en concreto, por Ley 58/2003 de 17 de diciembre. Aunque anda se regulara  a continuación, se entiende por una interpretación sistemática de las normas del ordenamiento jurídico, que este régimen general queda sustituído, en caso de concurso de acreedores, por el especial previsto en la Ley Concursal. De ahí que la regulación contenida en el art. 77,2 de la LGT resulte superflua, pues aunque no se contuviera, seguiría siendo aplicable a dicho s créditos la Ley Concursal, no sólo en el supuesto de convenio sino también en caso de liquidación. No cabe interpretar la omisión del precepto a la liquidación concursal, como una exclusión de la aplicación de la Ley Concursal a los créditos tributarios, cuando se opte por esa solución concursal. 

En atención a lo expuesto, no procede acoger la pretensión de la AEAT solicitad mediante otrosí.

       

TERCERO.- De conformidad con lo dispuesto en el art. 196,2 de la LC en relación con el art. 394 de la Lec., no procede realizar expresa imposición de las cosas causadas.

 

 

Vistos los citados arts. Y demás de general y perinente aplicación,

 

 

                         FALLO

 

Que estimando parcialmente la demanda incidental interpuesta por la AGENCIA ESTATAL DE LA ADMINISTRACIÓN TRIBUTARIA, representada y asistida por el Abogado del Estado contra la ADMINISTRACIÓN CONCURSAL, se acuerda incluir como crédito con privilegio general del art. 91,4 de la Ley Concursal, las liquidaciones siguientes:

-       a).- IRPF 2008 (Retenciones, ingresos a cuenta), liquidación A1621209236000145: principal 2.760,59 euros, Intereses demora: 101,73, Total: 2.862,32 euros;

-       b).- IRPF 2008 (Retención Trabajo Personal), Liquidación A1621209236000339: Principal: 2.081,97 euros; Intereses demora: 74,72, Total: 2156,69 euros;

-       c).- Sanción Tributaria, Liquidación A1621209236019367. Importe: 75 euros.

 Sin hacer expresa imposición de las costas procesales causadas.

 

Comuníquese a la Administración Concursal que deberá introducir las modificaciones acordadas.

 

Notifíquese la presente resolución a las partes y al concursado, haciéndoles saber que contra la misma no cabe recurso alguno, sin perjuicio de que pueda volver a suscitarse la cuestión en el recurso de apelación más próximo, siempre que las partes formulen protesta en el plazo de CINCO DIAS desde la presentación de los textos definitivos para los  demás interesados, exclusivamente para ésos en cuanto a las modificaciones ordenadas.

Llévese original al libro de sentencias, quedando registrado en el mismo, cuyo testimonio se unirá a los autos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior resolución por la Sra. Juez que la dictó en el día de su fecha. Doy fe.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres