Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en Juicio Verbal Desahucio 395/2009. Local de negocio

Sentencia en Juicio Verbal Desahucio 395/2009. Local de negocio

 SENTENCIA Nº    26 /2010

En Cuenca, a veinticuatro de febrero de dos mil diez.

Vistos por Dª Carmen Buendía Rubio, Juez Stta. del Juzgado de 1ª Instancia nº 2 de los de Cuenca y su partido, los presentes autos de JUICIO VERBAL DE DESAHUCIO registrados con el nº 395/2009, seguidos entre partes, de un lado, como demandante la mercantil “xxxxxx S.L.” representada por la Procuradora Sra. Herraiz Calvo y asistido por el Letrado Sr. D. Luis Ortega Fernandez y de otro lado, como demandado D. xxxxxxx representado por el Procurador Sr. Marcilla López y asistido por el Letrado Sr. Juan Belón.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Po la Procuradora Sra. Herraiz Calvo, en nombre y representación de la mercantil “xxxxxx S.L.”, se presentó demanda sobre Juicio Verbal en ejercicio de acción de desahucio por expiración del plazo contractual contra el expresado demandado, en la que tras alegar los hechos y fundamentos de derecho que estimó de aplicación, terminó con la súplica de que se dictara sentencia por la que estimando íntegramente la demanda, se declare resuelto el contrato de arrendamiento del local sito en la calle xxxx nº xxx de Cuenca, declarando haber lugar al desahucio del demandado de la referida finca, dejando la misma libre, vacua, expedita y a disposición del actor, apercibiéndole de lanzamiento si no lo verifica en el plazo legalmente establecido, con expresa imposición de costas a la parte demandada.  

SEGUNDO.- Mediante Auto de fecha 28 de julio de 2008 se admitió a trámite la demanda, citando a las partes para el acto de la vista, con las prevenciones legales.

TERCERO.- En fecha 26 de noviembre de 2008 se acordó la suspensión del procedimiento, señalando vista para el 24 de febrero de 2009.

CUARTO.- El día señalado para la vista, 24 de febrero de 2009, ésta tuvo lugar, compareciendo ambas partes debidamente representadas y asistidas, habida cuenta de sendos informes periciales caligráficos e impugnación de la autenticidad del documento objeto de pericia, se suspendió la vista al objeto de practicar cotejo de letras mediante designación de perito judicial, al no considerarse debidamente ilustrada SSª.

QUINTO.- En fecha 2 de marzo de 2009 el perito judicial D. xxxxxxxxxx procedió a aceptar el cargo.

SEXTO.- Señalada nuevamente vista para el 29 de septiembre de 2009, la misma se suspendió al efecto de que por el demandado se designara nuevo Letrado dada la renuncia del Sr. Belón Laurín. Citando nuevamente  a las partes para el acto de la vista el día 20 de enero de 2010.

SEPTIMO.- El acto de la vista, la misma tuvo lugar, compareciendo ambas partes debidamente representadas y asistidas, la parte demandada asistida por el Letrado Sr. Pérez Medina, ratificándose la parte actora en su demanda, oponiéndose la parte demandada; impugnando la parte actora el informe caligráfico. Abierto el período probatorio, la parte actora propuso: interrogatorio de parte, documental obrante por reproducida, más documental, testifical y pericial caligráfica de parte y judicial; por el demandado se propusieron: la documental obrante en las actuaciones, más documental, testifical y pericial caligráfica de parte; acordándose la admisión de todas ellas y una vez practicadas, quedaron los autos vistos para dictar sentencia. 

OCTAVO.- En la tramitación del presente procedimiento se han observado las prescripciones legales.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- En el presente procedimiento, la parte actora insta el desahucio del demandado D. xxxxxx, en concepto de arrendatario del local sito en la planta baja del nº xx de la calle xxxxx de Cuenca, propiedad del actor (documento nº 1 de la demanda) por expiración del plazo contractual (documento nº 4 de la demanda), constando requerimiento de la parte actora respecto del demandado al efecto de dejar libre el citado local (documento nº 5 de la demanda); oponiéndose el demandado alegando la suscripción de contrato con la anteriora propietaria del local por el que queda prorrogado el plazo de arrendamiento (documento nº 1 de fecha 5-05-1993, aportado por la parte demandada y unido a las actuaciones mediante providencia de fecha1 8-0309), constando periciales caligráficas, de ambas partes y judicial, respecto de la autenticidad de la firma suscrita en el mismo en concepto de arrendadora.

SEGUNDO.-  De la prueba obrante en las actuaciones queda constancia de la existencia del contrato de alquiler suscrito en fecha 15-04-1966 respecto del local sito en la calle xxxxxxx nº xx de Cuenca  (hoy xxxxx nº xx) por D. xxxxx,  padre del hoy demandado D. xxxxx, en calidad de arrendatario, constando como arrendador D. xxxxxx en calidad de Presidente de la Cámara Oficial de la Propiedad Urbana de Cuenca, la cual actuaba como mediadora en los contratos de arrendamiento referentes a socios de la citada Cámara (siendo realmente la arrendadora y propietaria Dª xxxxxx); del contrato de arrendamiento suscrito en fecha 15 de febrero de 1993 entre Dª Mxxxxxx y El demandado D. xxxxx respecto del local comercial sito en la calle xxxx nº xxxx de Cuenca por una duración de 15 años; de la compraventa de la totalidad del edificio sito en xxxx nº xxx de Cuenca por el hoy actor, la mercantil “xxxx S.L.” en la persona de su representante legal D. xxxxx a D. xxxx (hijo de Dª Mxxxxx) mediante Escritura Notarial de fecha 8 de noviembre de 2000, subrogándose la citada mercantil en los derechos de arrendador del citado local de negocios, abonando D. xxxxxx las rentas del citado local a la referida mercantil; del requerimiento por parte de la mercantil actora a D. xxxxx para dejar libre el local de negocios a fecha 31 de mayo de 2008, según la duración pactada del mismo (15 años) según contrato de arrendamiento de fecha 15-02-1993; de la existencia de documento fechado el 5 de mayo de 1993 por el que Dª xxxxxxx en calidad de propietaria y arrendadora autorizaba a D. xxxxxx a realizar obras en el citado local de negocios, modificando la duración del contrato (suscrito el 15-2-1993) conforme a la Ley de Arrendamienos Urbanos de 1994; de la realización de obras en el citado local de negocios en fecha julio y agosto de 1993; de las dudas acerca de la autenticidad de la firma de Dª xxxxx en el citado documento de fecha 5-5-1993, existiendo informes periciales caligráficos de ambas partes así como informe pericial judicial al respecto.

TERCERO.- La controversia del presente procedimiento estriba en la consideración como válido o no, a efectos legales, del documento suscrito en fecha 5 de mayo de 1993 entre Dª xxxxx como propietaria y arrendadora del local sito en la calle xxxxx nº xxxde Cuenca y D. xxxxxx, por el que se autoriza a este último a realizar obras en el citado local, estableciendo una nueva duración del contrato conforme a la nueva, por aquél entonces, Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994, dado que de considerarlo como válido, con efectos jurídicos, resultaría aplicable la Disposición Transitoria Tercera en su apartado A) 3 de la citada LAU, que fija la extinción del contrato de arrendamiento, tratándose de personas físicas, por la jubilación o fallecimiento de la misma, salvo subrogación del cónyuge continuando la misma actividad en el local de negocio, con lo cual, quedaría sin efecto el plazo de 15 años de arrendamiento pactado en el contrato de fecha 15 de febrero de 1993 el cual concluiría en fecha 31 de mayo de 2008 con el efecto de la resolución del citado contrato de arrendamiento y devolución del local a disposición de su propietario, la mercantil actora desde fecha 8 de noviembre de 2000, efecto que se produciría en caso de no considerar válido el documento de fecha 5 de mayo de 1993, pretensión que ejercita en el presente procedimiento la parte actora, oponiéndose la demandada alegando la existencia y validez del documento de fecha 5-5-1993, aportando documentación relativa a las obras realizadas en el citado local de negocios durante los meses de julio y agosto de 1993 (más documental y testifical).

CUARTO.-  Respecto del documento de fecha 5-5-1993 aportado en autos por la parte demandada, se cuestiona la autenticidad de la firma plasmada en el mismo por Dª xxxxx, existiendo periciales caligráficas contradictorias, así, por la parte actora se presenta el informe del perito calígrafo D. xxxxx, ratificado en el acto de la vista, concluyendo que la firma referente a Dª xxxxx  que obra en el documento de fecha 5-5-1993 “no ha sido hecha de su puño y letra”; de otro lado, por la parte demandada se presenta pericial caligráfica de D. xxxxx, ratificado en el acto de la vista que concluye: “....que son una única y la misma mano la que ha firmado el documento dubitado (de fecha 5-5-1993)  y la que ha firmado el documento indubitado (de fecha 15-2-1993). Al ser idénticos los habitualismos, los gestos, la presión, la grafía y el resto de los apartados analizados y como consecuencia, que en un nivel superior al 90% en conjunto y en algunos identidad absoluta de los rasgos gráficos analizados en las firmas” , haciendo constar a continuación “que tanto el papel de la carta como la tinta del documento (dubitado) no ha sido manipulado y presenta características de oxidación del papel y de la tinta propia de la datación que se refleja en el documento”; consta igualmente en las actuaciones, informe caligráfico, a instancia judicial, elaborado por el perito calígrafo D. xxxxxx, ratificado en el acto de la vista, concluyendo que “La ya expresada única firma dubitada, que aparece en la antedicha “AUTORIZACIÓN PARA LA REALIZACIÓN DE OBRA”, único documento dubitado, y que se atribuye a Dª xxxxxxxx, NO fue realizada por la misma persona a la que le corresponde la autoría de las firmas indubitadas relacionadas, a los efectos de este Informe, con los números del 1 al 3, que se atribuyen, en los “supra” mencionados documentos indubitados, a dicha misma señora”, suscribiendo dicho perito calígrafo en su informe, la semejanza de rasgos coincidentes entre la firma dubitada de Dª xxxxxx y la que obra más debajo de la misma, referente a la plasmada por D. xxxxxx; a este respecto, el perito calígrafo D. xxxxxxxx realiza informe pericial ampliatorio del primero en el que concluye que “el documento analizado como dubitado HA SIDO FIRMADO POR LA PERSONA QUE HA FIRMADO LOS DOCUMENTOS ANALIZADOS COMO INDUBITADOS  (DNI con el nombre de xxxxxxx) , que el documento analizado como dubitado NO HA SIDO FIRMADO POR LA PERSONA que firma con el nombre de xxxxx”. Respecto al interrogatorio de parte, D. xxxxxx y las testificales que hacen referencia al citado documento dubitado, Dª xxxxxx (hija de Dª xxxxxxx) y D. xxxxxx, queda constancia del contrato de arrendamieto suscrito respecto del citado local de negocio sito en la calle xxxxx nº xxx de Cuenca entre el padre del hoy demandado y Dª xxxxxx, que dicho contrato se firmó con una duración de indefinido, que dicha señora abonó 2,000.000 pesetas de la época, -en efectivo, no constando en lugar alguno- al objeto de cambiar la duración de dicho contrato de arrendamiento, suscribiendo el contrato de 15 de febrero de 1993 con el hoy demandado, hijo del primer arrendatario, con una duración de 15 años (testifical de Dª xxxxx), alegando que tenía conocimiento de ello por su madre, sin que ésta le comunicara la existencia del documento de “autorización para la realización de obra” en el que se amplía la duración del contrato, que su madre quería tener un contrato con fecha límite, teniendo su madre como Administrador a D. xxxxxx, corroborando este último extremo el demandado quien manifiesta que todas las operaciones relativas a los citados contratos de arrendamiento se realizaban a través de este señor, encargándose el mismo de trasladar la documentación a la Sra. Pareja, firmando ambas partes los documentos, por separado, encargándose el citado de cobrar las rentas al trabajar en dicha sección en la Cámara Oficial de la Propiedad Urbana de Cuenca, no conociendo personalmente el demandado a Dª xxxxxxxx, alegando el demandado que el primer contrato de fecha 15 de febrero de 1993 lo redactó el Sr. xxxxx, que lo firmó él primero y luego se lo dio a  aquél para que lo firmara la Sra. xxxx; que el segundo documento lo redactó D. xxxxxx –ya fallecido-, letrado de la Cámara de la Propiedad Urbana de Cuenca, que fueron el Sr. xxxx y él mismo – el demandado- a Madrid, a la calle Z. (domicilio de la Sra. xxxxx) para que lo firmara la Sra. xxxx, que subió solo D. xxxxx con el documento y 2,500.000 de pesetas, dinero que no se reseñó en el documento porque la otra parte no quería que constara, que D. xxxx obtuvo la firma y bajó con el documento firmado, que se ejecutaron las obras que finalizaron en Agosto de 1993, no obstante, las declaraciones del Sr. xxxxx no son contrastables con el testimonio de D. xxxxx que en el acto de la vista alegó problemas neurológicos y a consecuencia de ello, adujo tener lagunas, no recordando el documento “dubitado”, ni haber ido a Madrid con el Sr. Cañamares en mayo de 1993 a visitar a xxxx ni haberle llevado 2,500.000 de pesetas, si recuerda haber trabajado para la Cámara de la Propiedad Urbana de Cuenca y que los asuntos relativos a la casa de xxxx se llevaban en el servicio de administración de asuntos de la Cámara, cobrando los recibos de la tienda (C/ xxxxx nº xxx de Cuenca), así como que D. xxxxxx fue secretario de la citada Cámara, hecho reconocido por éste señor quien manifestó que el Sr. xxxxx le había comentado que había tenido algún problema con el propietario y ya lo había solucionado, sin entrar a conocer los pormenores del arreglo. Por tanto, no existe prueba testifical que avale la versión que el demandado D. xxxxx realiza respecto de las circunstancias que concurrieron en la elaboración y firma del documento de fecha 5 de mayo de 1993 por el que quedaba autorizado a realizar obras en el local de negocio arrendado y se ajustaba su duración a la nueva LAU. Respecto de las pruebas caligráficas en relación con la firma supuestamente plasmada por Dª xxxxxx en el citado documento de fecha 5-5-1993, constan dos pruebas periciales caligráficas que niegan la autoría de dicha señora respecto de dicha firma, existe una prueba pericial caligráfica, la aportada por la parte demandada que sí atribuye la autoría de la misma a la Sra. xxxxx, alegando asímismo que tanto la tinta como el papel soporte del documento de fecha 5 de mayo de 1993, datan de dicha época, no obstante, a la vista de la prueba obrante en las actuaciones, en la que la testifical no avala la versión del demandado y dos de las pruebas caligráficas niegan la autoría de la firma plasmada en el documento por  parte de Dª xxxxx, entre ellas la prueba pericial caligráfica instada por el Juzgado, suscrita por el perito D. xxxxx, la cual se considera de todo punto imparcial, es por lo que procede no dar validez jurídica al documento de fecha 5 de mayo de 1993, sin entrar en las consideraciones planteadas por dicho perito calígrafo respecto a las coincidencias de la firma dubitada con la firma plasmada en dicho documento por el Sr. Cañamares Cortés. Por todo lo expuesto, procede   estimar la demanda, declarando resuelto el contrato de arrendamiento del local de negocio sito en la calle xxxxx nº xxx de Cuenca, debiendo el arrendatario, Sr. xxxxx, dejarlo vacuo y expedito, a disposición del propietario del mismo, la mercantil “xxxx S.L.”, al considerar aplicable el contrato de arrendamiento suscrito en fecha 15 de febrero de 1993 que vencía en fecha 31 de mayo de 2008, habiendo expirado el plazo por el que se suscribió, 15 años, resultando aplicable el art. 1569,1º y concordantes del Código Civil.  

QUINTO.- Dada la estimación íntegra de la demanda, procede imponer las costas procesales causadas a la parte demandada, conforme al artículo 394,1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación, FALLO              

Que estimando íntegramente la demanda interpuesta por la Procuradora Sra. Herraiz Calvo en nombre y representación de la mercantil. “xxxxxx S.L.” frente al demandado D. xxxxx, representado por el Procurador Sr. Marcilla López debo declarar y declaro:

-       La resolución del contrato de arrendamiento existente inter partes, respecto del local de negocio sito en la calle xxxxx nº xxxxx, bajo de Cuenca, por expiración del plazo contractual, decretando el desahucio del expresado demandado respecto del mismo.

-       La condena del demandado al abono de la totalidad de las costas procesales causadas.

Notifiquese la presente resolución a las partes, haciéndoles saber que la misma no es firme y que contra ella pueden anunciar en el plazo de los CINCO primeros días, recurso de apelación para ante la Ilma. Audiencia Provincial de Cuenca.

Así por ésta mi sentencia, lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACION.- Leída y publicada fue la anterior sentencia por la Sra. Juez que la dictó estando celebrando audiencia pública en el día de su fecha. Doy fe.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres