Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en Ordinario mercantil 142/2009. Modelos de Utilidad

Sentencia en Ordinario mercantil 142/2009. Modelos de Utilidad

SENTENCIA NUM 49/09 (mrc)

En Cuenca a once de diciembre de dos mil nueve

     Vistos por Doña Maria del Carmen Díaz Sierra, Juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca, con competencia exclusiva en materia mercantil  los presentes autos de juicio ordinario  , registrados con el numero 142 del año 2009   a instancia de E.G. SL  , representados por la Procuradora Doña MERCEDES CARRASCO PARRILLA y asistido por el Letrado Don Antonio Fagundo Hermoso contra la mercantil C. H. SL representado por la Procuradora Doña Maria Isabel Martínez Herraiz y asistido por el Letrado Don Jose Luis Navarro Solera.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por la  Procuradora Doña Mercedes Carrasco Parrilla , en la representación indicada, presento escrito de demanda, que correspondió a este Juzgado, en la que en síntesis alegaba que la actora diseño una garra de fácil uso que permitía unir el premarco con la pared y al mismo tiempo almacenan los premarcos ganando espacio y evitando riesgos para la salud, presentados solicitud de protección registral para modelo de utilidad el tres de septiembre de dos mil tres, bajo la denominación “garra para premarcos de puertas y ventanas”, modelo de utilidad nº 200.302.019 que fue concedido el día 16 de marzo de dos mil cuatro , disfrutando de un monopolio legal para la explotación, en forma exclusiva y en términos excluyentes, sin embargo la demandad ha venido utilizando , vendiendo y fabricando un modelo de garra similar al de la actora. En el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial de uno de enero de do mil seis, se publico la solicitud de modelo de utilidad U-200.6092.349 denominado “Garra perfeccionada”, cuyo inventor era el administrador único de la demandada. El 13 de junio de dos mil siete, la Oficina Española de Patentes y Marcos resolvió denegar el registro solicitado. Tras aducir los fundamentos de derecho que estimaba de aplicación terminaba solicitando se dictara sentencia por la que se declare que la demandada viene comercializando sin autorización el modelo de utilidad , denominado “garra para premarcos de puertas y ventanas”, por lo que su conducta constituye una violación de los derecho de propiedad industrial titularidad de la actora, y como consecuencia de lo anterior, se condene a la demandada, a estar y pasar por esta declaración, la cesación en la utilización, comercialización y fabricación del mencionado modelo de utilidad de la actora, la destrucción de los moldes o maquinaria específicamente destinada  a la fabricación del producto registrado y de todas las existencias del mismo que tengan en stock, almacén, venta al publico o pedidos pendientes de envio, etc , el resarcimiento de los daños y perjuicios causados, según establecen los artículos 66.2 b y 67 de la Ley de Patentes, incluyéndose el precio que la demandad hubiera pagado por la concesión de las licencias , así como los royalties o canones devengados desde que la misma comenzó a la comercialización del modelo de utilidad, así como al pago de las costa procesales.

 

SEGUNDO.- Admitida la demanda por auto de fecha de diez de marzo de dos mil nueve, por el demandado compareció la Procuradora Doña Maria Isabel Martínez Herraiz , quien presento escrito de contestación a la demanda en la que en síntesis alegaba que la demandada no fabrica, vende ni comercializa un modelo de garra similar al del Modelo de Utilidad de la actora, y lo que actualmente se utiliza es una pletina para premarcos de madera, correspondiente al diseño industrial nº 503.591 que la Oficina Española de Marcas y Patentes ha concedido a nombre de Carpintería Hercamo Sl, con fecha tres de agosto de dos mil seis, siendo su objeto una pletina para premarcos de madera, caracterizada en su forma por estar constituida por u cuerpo simétrico alargado de escaso espesor, sustancialmente rectangular y con los extremos doblados en ángulo rectos, afectada en ambos lados por entrantes semicirculares, enfrentados  que limitan tres zonas rectangulares centrales, y dos extremos de notoria menor longitud afectadas por un orificio. Alegando asimismo que la supuesta adquisición por el actor de algunos premarcos dotados de las referidas garras, no acredita en modo alguno el uso de tales garreas por parte de la actora con posterioridad a la reclamación de aquella. Tras aducir los fundamentos de derecho que estimaba de aplicación, terminaba solicitando se dictara una sentencia por la que se desestime íntegramente la demanda con expresa imposición de costas a la parte actora.

TERCERO.-   Celebrada la audiencia previa  y tras intentar la conciliación sin éxito, por la parte actora se propone como medio de prueba: documental parcial, y pericial judicial .Por la parte demandada se propone como medio de prueba: interrogatorio de parte, documental, testifical y testifical pericial  Todos los medios de prueba fueron admitidos.

CUARTO.-En el acto del juicio tras practicarse las pruebas propuestas y admitidas, quedaron las actuaciones conclusas para sentencia.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

PRIMERO.- Ejercita la parte actora acción por violación del derecho de patente prevista en el art. 63 de la Ley de Patentes.

     La actora es titular del modelo de utilidad nº 200.302.019 denominado “ Garra  para premarcos de puertas y ventanas”, concedido el 16 de marzo de dos mil cuatro por la Oficina Española de Patentes y Marcas y en estado de vigencia registral.     

     Ley 11/1986 de 20 de marzo, de Patentes (LP). El artículo 152.1 LP atribuye al titular del modelo de utilidad los mismos derechos que la patente de invención. El derecho de patente se configura en los artículos 50 y 51 LP como un ius prohibendi que faculta al titular de la patente -y por remisión al titular del modelo de utilidad- a impedir a los terceros que lleven a cabo alguno de los actos incluidos en el catalogo legal de actos de explotación directa e indirecta contenidos en los artículos 50 y 51 LP. El art. 50 establece que la patente confiere a su titular el derecho a impedir a cualquier tercero que no cuente con su consentimiento:La fabricación, el ofrecimiento, la introducción en el comercio o la utilización de un producto objeto de la patente o la importación o posesión del mismo para alguno de los fines mencionados; La utilización de un procedimiento objeto de la patente o el ofrecimiento de dicha utilización, cuando el tercero sabe, o las circunstancias hacen evidente, que la utilización del procedimiento está prohibida sin el consentimiento del titular de la patente y el ofrecimiento, la introducción en el comercio o la utilización del producto directamente obtenido por el procedimiento objeto de la patente o la importación o posesión de dicho producto para alguno de los fines mencionados.

SEGUNDO.- El actor alega que la demandada ha venido vendiendo , utilizando y fabricando un modelo de garra similar a la de la actora, , aportando como documento nº8 (garra de cuatro puntas), y documento nº16 (garra de seis puntas), afirmando que las mismas son comercializadas por H. SL.

     Es evidente la similitud de ambas con el modelo de utilidad registrado a favor de la actora, siendo por otra parte concluyente el informe pericial aportado junto con la demanda (documento nº17)  en la que concluye que tanto la garra Hercamo (cuatro puntas ) y la de seis puntas son coincidentes con las características de la garra objeto del modelo de utilidad de la actora e incluyen las características esenciales del mismo, teniendo las misma finalidad , considerándose coincidentes con la misma, coincidencias también puestas de manifiesto por el propio perito de la parte demandada.

     Conforme al art. 217.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, corresponde a la parte actora probar los hechos constitutivos de su pretensión. La misma afirma la comercialización de estas garras por parte de la demandada, sin embargo lo cierto es que no existe una acreditación de esta comercialización por parte de la demandada, ni siquiera el perito judicial nombrado por este Juzgado afirma que las garras aportadas como documento nº8 y documento nº16 hayan sido comercializadas por la misma, afirma que cuando se personó en la sede de la empresa no observo la existencia de ninguna garra con puntas. La parte actora aporta  junto con su escrito de contestación a la demanda,requerimiento notarial efectuado realizado en Valencia el nueve de noviembre de dos mil siete, en la Feria Internacional de Proveedores Sector Madera-Mueble, en la que se recoge que Don J.C. o manifiesta que “conocía que el producto estaba registrado, y por eso ellos no lo exhibían hasta obtener la licencia del requirente”. Desde luego ello no supone un reconocimiento por parte de la demanda de la comercialización del producto sino más bien la intención del propio demandado de conseguir el registro de sus garras como modelo de utilidad, hecho que le fue denegado, y que por tanto no es objeto de este procedimiento.

     La actora en el acto de la audiencia previa , manifiesta que Hercamo ha seguido vendiendo estas garras, en concreto a la empresa, D. SLL, acordándose como prueba el requerir a esta citada empresa a fin de que remitieran a este Juzgado la garra presuntamente vendida por el demandado a estos últimos. Tal como se intereso por el Juzgado, D. SLL, aporta no una garra, sino una pletina, pletina que por otra parte es lo único reconocido que se ha puesto a la venta por parte del demandado.

     Tal como manifiesta el propio perito de la demandada, en el análisis de una invención sea patente o modelo de utilidad se analizan dos elementos: la función que cumple y la utilidad o problema que resuelve. La garra de la actora supone resolver un problema : fijar a un premarco sin necesidad de utilizar elementos auxiliares como clavos o tornillos.

     Sin embargo la pletina comercializada por la parte demandada , precisamente por la falta de las puntas, requiere de la utilización de estos medios auxiliares, tal como se ha declarado en el acto del juicio, por lo que no podemos considerar que la misma suponga una vulneración del derecho del actor, viniendo a ser diferente su utilidad .  

     Por lo expuesto, procede desestimar la demanda interpuesta. 

TERCERO.- Conforme al art. 394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil procede la imposición de las costas a la parte actora  al haberse desestimado la demanda.

FALLO

DESESTIMAR la demanda interpuesta por la Procuradora Doña Mercedes Carrasco Parrilla en nombre y representación de E. G. SL contra C. H. SL absolviendo al demandado de todos los pedimentos efectuados en su contra, con expresa condena en costas a la parte actora.

Notifíquese esta sentencia a las partes, haciéndoles saber que contra la misma cabe recurso de apelación , que en su caso, deberá interponerse ante este mismo Juzgado dentro de los cinco días siguiente al en que se notifique esta resolución

Llévese el original al libro de sentencias.


Por esta mi sentencia, de la que se expedirá testimonio  para incorporarlo a las actuaciones, lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN.-  Leída y publicada fue la anterior sentencia por  Juez que la dictó, estando celebrando audiencia pública ordinaria en el día de su fecha, doy fe.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres