Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en Incidente Concursal 305/2009 derivado de CNO 759/2008. Créditos subordinados, personas especialmente relacionadas, administrador de hecho

Sentencia en Incidente Concursal 305/2009 derivado de CNO 759/2008. Créditos subordinados, personas especialmente relacionadas, administrador de hecho

SENTENCIA Nº 48/09 (mrc)

En Cuenca, a nueve de diciembre  de dos mil nueve

Vistos por Doña Maria del Carmen Díaz Sierra,  Juez del Juzgado de Primera Instancia n° 2 de Cuenca, con competencia exclusiva en materia mercantil, los presentes autos incidentales nº305/09  dimanantes del procedimiento concursal n° 759/08 de impugnación de la lista de créditos , promovidos a instancia de D B SL , representado por el Procurador Don Jose Olmedilla Martínez  y asistido por el Letrado Don Iñigo Ramilo Rodriguez de Robles contra la ADMINISTRACION CONCURSAL representado por la Procuradora Doña Susana Melero de la Osa, y la entidad concursada B, representado por la Procuradora Doña Yolanda Araque Cuesta y asistido por el Letrado Don Manuel Fuentenebros. 

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por el Procurador Don Jose Olmedilla Martínez en la representación acreditada en autos se interpuso demanda incidental de impugnación de la lista de acreedores, oponiéndose a la calificación de su crédito como subordinado. Al haber considerando erróneamente la administración concursal  que la actora actuaría como administradora de hecho de B, interesando se declare su crédito como ordinario.

OCTAVO.- Admitida la demanda, se dio traslado de las mismas a la administración concursal y concursada, que presentaron  escrito de contestación oponiéndose a la misma, citando a las partes para la celebración de vista. 

SEXTO.- En el acto de la vista, tras alegaciones de las partes y practicada la prueba propuesta y admitida, quedaron los autos vistos para sentencia.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

 

PRIMERO.- La parte actora formula demanda incidental de impugnación de listado de créditos interesando que el crédito reconocido en el informe de la Administración Concursal como subordinado sea considerado como ordinario.

 

     Debemos tener en cuenta las relaciones entre la concursada y la actora.

     Las mismas suscribieron un contrato de compraventa el 27 de abril de dos mil siete sujeto a condición suspensiva, por el que D B adquiría el 75% de las acciones de la concursada. Asimismo suscribieron un protocolo de funcionamiento de la misma fecha por el que las partes regulan las labores de colaboración y coordinación entre las mismas para el suministro de materia prima a la planta y la comercialización del biodiesel que produzca la planta, estableciéndose un comité de seguimiento, en el que expresamente acuerdan procurar actuar por unanimidad de todos sus representantes haciendo los esfuerzos necesarios a todos los efectos. Asimismo se firmo un contrato de crédito en la misma fecha, por el que D concedía a la concursada un crédito por importe inicial de seis millones de euros ampliado de X.XXX.XXX,68 euros destinado a financiar el proyecto de ampliación de la planta de biodiesel de B, otorgando la concursada como garantía un poder irrevocable a favor de D por tiempo indefinidos.

     La administración concursal ha calificado el crédito como subordinada  al considerar como administrador de hecho de la concursada a D B.

SEGUNDO.- La finalidad de la subordinación de créditos, en el caso de personas especialmente relacionada con el deudor es precisamente, postergar determinados créditos dudosos e atención a su titularidad sospechoso por corresponder a personas que o bien han contribuido de alguna manera a la situación de insolvencia del deudor, o por su relación con el mismo eran poseedores de información relevante respecto de su verdadera situación patrimonial o debían de haber contribuido a su financiación, , y precisamente el art. 93,2,2 de al ley concursadle, se refiere a los administradores de hecho o de derecho de la sociedad concursada, y estos  créditos en virtud del art. 92.5 de la Ley Concursal se subordinan.

     Alega la parte actora, que en ningún momento la gestión de la concursada dependió de D B, y que las decisiones eran tomadas en el seno de la concursada teniendo únicamente conocimiento  a través de las comunicaciones que les remitía B.

     Debe analizarse la prueba desarrollada en el presente procedimiento, en primer lugar tenemos, las diferentes actas de las reuniones del comité se seguimiento, en ellas, no se trata únicamente tal como alega en el interrogatorio de parte la actora, mero  conocimiento de las decisiones acordada por B, sino que en definitiva lo que existen son acuerdos sobre la actividad ordinaria de la empresa, contratación y compras,  tal como reflejan estas actas (documentos nº1 a 9 acompañados junto con el escrito de contestación a la demanda por la Administración Concursal). También es importante destacar las declaraciones de los testigos precisamente aportados por la parte actora, que realizaron diversos contratos con la concursada para llevar a cabo las condiciones exigidas por la propia actora, de una forma u otra se encuentran vinculadas con D B .

     De tal forma que la propia actora no se le puede considerar como un extraneus respecto de la concursada, con independencia de considerar si el contrato de compraventa por el que la actora adquiere el 75% de las acciones fue o no incumplido  por la concursada, lo que debe ser objeto del procedimiento declarativo correspondiente.

    Como señala la sentencia del Juzgado Mercantil nº1 de Asturias de 15 de diciembre de dos mil seis (posteriormente confirmada por la Audiencia Provincial de Asturias, en sentencia de fecha 28 de enero de dos mil ocho), en un caso similar al presente “…Por lo que respecta a la figura del administrador de hecho -desconocida por nuestro ordenamiento societario hasta que la Ley 26/2003, de 17 julio le da entrada en los arts. 127 ter y 133 L.S .A.- la doctrina ha venido delimitando sus contornos al exigir que la actuación del extraneus suponga el ejercicio positivo de una labor de dirección, administración o gestión en la persona jurídica de que se trate, intervención que además debe revestir una importancia relativa en el ámbito de los negocios sociales pues no serían suficientes actuaciones de escasa importancia para la compañía. A ello se le añaden las exigencias de una total autonomía decisional, sustituyendo o colaborando con los administradores formalmente designados, pero nunca de forma subordinada a ellos, así como la necesidad de que la actuación sea constante y continuada y no esporádica u ocasional. Por su parte la jurisprudencia que se ha ocupado de la cuestión ha evolucionado hasta acoger bajo tal concepto una pluralidad de supuestos que tienen en común el tratarse de personas que en la práctica ostentan al poder de decisión de la sociedad, y así se califica a quienes por razón de parentesco, por asunción del cargo de director, gerente o por ser socios mayoritarios con poder de intervención efectuaban total o parcialmente funciones propias y con trascendencia en la administración (SSTS 26 mayo 1998 y 24 septiembre 2001), o a quienes se presentan como apoderados-gestores, aunque carezcan de poderes, entendiendo por tales además los que refiere el art. 141 L.S.A . y los factores generales o singulares del art. 286 C.Com . y similares (STS 22-3-2004)…”

     Desde esta perspectiva,  y teniendo en cuenta los datos consignados anteriormente no cabe sino compartir el criterio de la Administración Concursal y considerar correcta la calificación del crédito ostentado por la actora como subordinado.

TERCERO.-  Respecto de las costas procesales, considerando que ha existido una desestimación integra de la demanda, conforme al art. 196 de la Ley Concursal  y 394 de la LEC, procede imponer las costas a la parte actora.

Vistos los citados artículos y demás de general y pertinente aplicación,

FALLO

     Se desestima íntegramente la demanda interpuesta por el Procurador Don Jose Olmedilla Martínez en nombre y representación de D B SL, contra B Sl y la Administración Concursal, confirmando la calificación del crédito realizado por la Administración Concursal, con expresa condena en costas a la parte actora.

Contra la presente sentencia no cabe recurso alguno, sin perjuicio de que pueda volver a suscitarse la cuestión en el recurso de apelación más próximo, siempre que las partes formulen protesta en el plazo de cinco días desde la notificación de la presente resolución, o desde la presentación de los textos definitivos para los demás interesados, exclusivamente para éstos en cuanto a las modificaciones ordenadas.

Notifíquese esta resolución a las partes de este incidente y al concursado, cuyo original quedará registrado en el Libro de sentencias quedando testimonio de la misma en estos autos.

 

Así lo acuerdo y firmo, Doña Maria del Carmen Díaz Sierra, Juez del Juzgado de Primera Instancia nº2 de Cuenca, con competencia exclusiva en materia mercantil. Doy fe.

 

PUBLICACIÓN.- Dada, leída y publicada fue la anterior Sentencia por el mismo Juez que la dictó, de lo que yo el Secretario doy fe.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres