Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en Divorcio Contencioso 414/2008

Sentencia en Divorcio Contencioso 414/2008

SENTENCIA NUM  138/09 

En Cuenca a cinco de diciembre de dos mil nueve 

Vistos por Doña  Mª del Carmen Díaz Sierra, Juez  del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca  los presentes autos de divorcio contencioso, seguidos ante este Juzgado bajo el número 414 del año 2008 , a instancia de Doña XXXXXXX representado por el Procurador Don José Antonio Nuño Fernández y asistido por el Letrado Don David Ortega Fernández contra  Don XXXXXXX representado por la Procuradora Doña Susana Melero de la Osa y asistido por  la Letrada Doña Maria Josefa Chavarria Perez , con la intervención  del Ministerio Fiscal  .

ANTECEDENTES DE DERECHO

PRIMERO.- Por el Procurador Don Jose Antonio Nuño Fernández, en la representación indicada y mediante escrito que por turno de reparto correspondió a este juzgado se presentó demanda de divorcio  contencioso en la que en síntesis alegaba que las partes contrajeron matrimonio el XX de XXXX de 1990, del citado matrimonio nacieron dos hijos, XXX el XX de XXXX de 1991 y XXXXX el XX de XXX de 1994. Tras aducir los fundamentos de derecho que estimaba de aplicación terminaba solicitando se dictara sentencia por la que se decrete la disolución por divorcio de las partes, revocaciones de consentimientos y poderes, que la patria potestad de los menores sean compartida por ambos cónyuges, que se atribuya la guarda y custodia de los mismos  a la madre,, que se establezca un régimen de visita consistentes en fines de semana alternos , desde las diez horas del sábado hasta las 21 horas del domingo, debiendo recoger el padre a los menores y reintegrarlos al domicilio conyugal. En cuanto a los periodos vacacionales se repartirán por mitad, en cuanto a las de verano tendrá consigo el demandado a sus hijos durante un periodo de treinta días divididos en dos partes de quinces días cada uno de ellas, en las vacaciones de Navidad se dividirá en dos partes, desde las 19 horas del días 23 a las 19 horas del día 30 de diciembre y las segunda desde las 19 horas del días 30 de diciembre  las 19 horas del día 8 de enero. En las vacaciones de Semana Santa el periodo vacacional escolar se dividirá en dos turnos, comprendiendo el primero los días de jueves y viernes santo y el segundo el sábado y domingo de resurrección. Que se establezca una pensión de alimentos a favor de los hijos menores del matrimonio de una cuantía de 450 euros mensuales, así como el 50% de los gastos extraordinarios, Que se atribuya  el uso  del domicilio familiar a la parte actora, y la condena en costas de la parte actora.

SEGUNDO.- Admitida a trámite la demanda por auto de fecha treinta y uno de julio  de dos mil ocho, se dio traslado de la demanda a la parte demandada y al Ministerio Fiscal.

El Ministerio fiscal presento escrito de contestación a la demanda.

     Por el demandado comparece  la Procuradora Doña Susana Melero de la Osa quien presenta escrito de contestación a la demanda quien resumidamente se opone a la misma interesando se le atribuya la guarda y custodia de los menores, estableciéndose el mismo régimen de visitas propuesto por la actora, se atribuya el uso del domicilio familiar al padre, así como una pensión alimenticia a favor de los menores de trescientos euros mensuales a cargo de la actora. Tras aducir los fundamentos de derecho que estimaba de aplicación, terminaba solicitando se dictara sentencia por la que se desestime la demanda, y se establezcan las medidas interesadas en su escrito.

CUARTO.- En el acto de la vista, tras la ratificación de la partes de sus escritos de demanda y contestación a la demanda y tras interesar el recibimiento del pleito a prueba, la parte actora propone como medios de prueba, interrogatorio de parte, documenta, mas documental y testifical .

Por el Ministerio Fiscal se propone interrogatorio de parte documental y exploración de los menores  

Por la parte demandada: interrogatorio de parte,  documental y pericial  

Todos los medios probatorios son admitidos a excepción de cierta documental de la actora y la testifical propuesta.

Practicada la prueba propuesta, quedaron los autos vistos para sentencia.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-  Conforme al art 86 del Código Civil tras la  nueva redacción otorgada por la Ley 15/05 de 8 de julio    se establece que se decretara judicialmente el divorcio, cualquiera que sea lo forma de celebración del matrimonio a, petición de uno solo de los cónyuges, de ambos o de uno con el consentimiento del otro, cuando concurran las circunstancias  y los requisitos exigidos en el art. 81. A su vez  el art. 81 del Código Civil   permite la separación matrimonial a petición de uno de los cónyuges, una vez trascurrido tres meses desde la celebración del matrimonio

     Se constata en el caso de autos, a tenor de la prueba documental presentada, el cumplimiento de los presupuestos legales para decretar el divorcio interesado.

SEGUNDO- .- En cuanto a los efectos que la separación provoca  sobre la vida familiar, establece el art. 91 del Código Civil  que en las sentencias de separación, en defecto de acuerdo de los cónyuges el juez determinará , conforme a lo establecido en los arts, 92 y siguientes del citado texto legal. Las medidas que hayan de sustituir a las ya adoptadas con anterioridad en relación con los hijos , vivienda familiar, cargas del matrimonio y liquidación del régimen económico  matrimonial. Estas medidas podrán ser modificadas cuando se alteren sustancialmente  las circunstancias tenidas en consideración para su adopción .

TERCERO.- En primer lugar respecto a la guarda y custodia de los menores, debemos tener en cuenta que en el momento actual solo Jordán es menor de edad, al haber alcanzado la mayoría de edad Nelson.

Como ha señalado la Ilma. Audiencia Provincial de Cuenca en numerosas sentencias ,  cualquier medida a tomar en el seno de un procedimiento de crisis matrimonial, o en cualquier ámbito o procedimiento civil concerniente a los menores de edad, habrá de ser adoptada teniendo como criterio de decisión preponderante o parámetro esencial de lo resuelto el preferente interés del menor. Es en este sentido muy claro el artículo 92 del Código Civil cuando señala que las medidas judiciales sobre el cuidado y educación de los hijos serán adoptadas en beneficio de ellos tras oírles si tuvieran suficiente juicio y siempre a los mayores de doce años. El artículo 94 del mismo Código establece, como no podía ser de otro modo, el derecho del progenitor que no tenga consigo a los hijos menores para visitarlos, comunicar con ellos y tenerlos en su compañía, en el tiempo, modo y lugar que para el ejercicio de este derecho señale el Juez. No obstante, advierte el mismo precepto, se podrá limitar o suspender el derecho aludido si se dieren graves circunstancias que así lo aconsejen o se incumplieren grave y reiteradamente los deberes impuestos por la resolución judicial. En otro nivel, el artículo 39.4 de la Constitución  indica que los niños gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales que velan por sus derechos, estableciendo la Declaración de los Derechos del Niño, proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989, que la Humanidad debe al niño lo mejor que ésta pueda darle.

     Ambas partes interesan la guarda y custodia de los menores, no obstante como se ha señalado anteriormente dado que XXXX ha alcanzado la mayoría de edad, únicamente se hará referencia a Jordán.

     Con el fin de adoptar una decisión es necesario valorar la prueba practicada, y en especial la exploración del menor, así como el informe del Equipo Técnico de Menores realizado y debidamente ratificado en el acto del juicio. En la exploración realizada el menor manifiesta que a pesar de tener una buena relación con su padre, cree que con su madre esta mejor. Asimismo el Equipo Técnico de Menores pone de manifiesto la necesidad de tener en cuenta las opiniones del menor, y que  a pesar de que ambos progenitores podrían ocuparse de los menores, sin embargo si resalta que hasta ahora siempre han sido atendidos por su madre, siendo la actitud de la madre con los menores mas comprensiva y empatica, con unas estrategias educativas mas adecuadas en cuanto dialogo y flexibilidad.

     Por ultimo debe hacerse referencia a la petición realizada por la parte demandada en el acto de la vista de solicitar la guarda y custodia compartida, debemos tener en cuenta que el art. 92 del Código Civil tras la reforma producida por la Ley de 8 de julio de dos mil cinco establece en su apartado cinco que  acordará el ejercicio compartido de la guarda y custodia de los hijos cuando así lo soliciten los padres en la propuesta de convenio regulador o cuando ambos lleguen a este acuerdo en el transcurso del procedimiento. El Juez, al acordar la guarda conjunta y tras fundamentar su resolución, adoptará las cautelas procedentes para el eficaz cumplimiento del régimen de guarda establecido, procurando no separar a los hermanos y asimismo el apartado octavo establece que excepcionalmente, aun cuando no se den los supuestos del apartado cinco de este artículo, el Juez, a instancia de una de las partes, con informe favorable del Ministerio Fiscal, podrá acordar la guarda y custodia compartida fundamentándola en que sólo de esta forma se protege adecuadamente el interés superior del menor.

     En atención a la regulación legal, además de que no existe un informe favorable del Ministerio Fiscal sobre este extremo, se considera mas adecuado para el menor que el mismo quede bajo la guarda y custodia de la madre tal como el mismo ha declarado.

CUARTO.- En cuanto al establecimiento del régimen de visitas, se ha de promover la relación de XXXX con su padre,  tal como por otra parte el propio menor  ha manifestado, por lo que se considera adecuado establecer un régimen de visitas consistentes en fines de semana alternos desde las desde las 19  horas del viernes a las 21 horas del domingo , debiendo ser recogido y entregado en el domicilio materno.
En cuanto a las vacaciones escolares se distribuirán por mitad, eligiendo, en caso de discrepancia entre los progenitores, la madre los años pares y el padre los impares.

En caso de desacuerdo entre los progenitores el padre elegirá los años pares y la madre los años impares.

CUARTO.- Respecto a la atribución del domicilio familiar, sito en la calle XXXX nº XX Xº E de conforme al art. 96 del Código Civil, se atribuye a la actora y a los hijos.

QUINTO.- En cuanto a la pensión alimenticia de los menores, los progenitores se muestran en desacuerdo, y así la parte actora interesa se establezca una pensión alimenticia a favor de los mismos de 450 euros mensuales, petición a la que se opone el demandado, considerando que debe establecerse una pensión en cuantía de 300   euros mensuales.

La obligación de prestar  alimentos a los hijos menores de edad que se regula en los artículos 39.3 de la Constitución Española, y 110 y 154.1º del Código Civil tiene unas características peculiares que le distinguen de las restantes deudas alimentarías legales para con los parientes e incluso los hijos mayores de edad, tal y como ya puso de relieve la paradigmática Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 5 de octubre de 1.993

Hemos de partir de la premisa de que la pensión de alimentos a favor de los hijos ha de ser proporcionada a las necesidades de éstos y a los medios y posibilidades económicas de uno y otro progenitor, binomio éste el de la necesidad y la posibilidad, así como el de la proporcionalidad entre los obligados al pago, que rige en la materia y más concretamente en los artículos 142, 144, 146 y 147 del CC. En la cuantificación de los alimentos a los hijos debe observarse el criterio de la proporcionalidad , criterio doble en la medida que se refiere por una parte a los medios y posibilidades económicas del progenitor obligado y por otra a la posibilidad de los dos.

Por último tomar en consideración que dentro del concepto " alimentos" se incluye todo lo indispensable para la alimentación, habitación, vestido, asistencia médica y formación, por lo que deben valorarse la edad de los menores y sus necesidades , en relación a las posibilidades de ambos padres y el nivel de vida habitual de la familia antes de producirse la ruptura , para la fijación de la pensión.

     Debe pues analizarse la actual  capacidad económica de ambos progenitores, para ello debe de partirse de los ingresos económicos de cada uno. En cuanto el demandado Don Andrés Fuentes no se ha aportado por su representación documentación que acredite sus ingresos, tan solo  la declaración de la renta del ejercicio 2006 en el que se establecen unos rendimientos netos de las actividades económicas en régimen de estimación objetiva de 7800 euros. La actora por igual concepto en el ejercicio 2007 tiene un rendimiento de 4037 euros. En el interrogatorio del demandado manifiesta que no puede determinar exactamente los ingresos que en verano puede llegar a 2000 euros, y la actora manifiesta tener una nomina de 2200 euros. Partiendo de estos datos, se considera adecuado establecer una pensión alimenticia a favor de los hijos (incluido XXXXX puesto que no se acredita ningún tipo de independencia económica) de 450 euros mensuales, que deberá satisfacer Don XXXXXX en los primeros cinco días de cada mes en la cuenta que a tal efecto designe la actora, siendo esta cantidad actualizable anualmente conforme a la variación del IPC o documento que legalmente le sustituya.

     Asimismo los gastos extraordinarios deberán sufragarse al 50% entre ambos progenitores.

SEXTO.- La presente sentencia, una vez que sea firme, ha de producir, además, la disolución del régimen económico matrimonial  de gananciales, según dispone el art. 95 en relación al art. 1392 del Código Civil

SEPTIMO   - En cuanto a las costas procesales, dada la naturaleza de los intereses en conflicto y las circunstancias concurrentes, no procede hacer expresa condena en costas.

FALLO

Que estimando la demanda presentada por el  Procurador de los Tribunales Don Jose Antonio Nuño Fernández    en nombre y representación de  Doña XXXXXX contra Don XXXXX  debo decretar  y decreto la disolución del matrimonio   contraído por las partes en XXXXX  (Cuenca)  el XX de XXX de 1990 en consecuencia queda en suspenso la obligación de vivir juntos y cesa la posibilidad de vincular los bienes privativos del otro cónyuge en el ejercicio de la potestad doméstica.

Que igualmente debo acordar y acuerdo, con carácter definitiva las siguientes medidas:

1º - Se atribuye la guardia y custodia del hijo menor de edad, XXX, a su madre, Doña XXXXXXX, siendo la patria potestad compartida entre ambos cónyuges

2º.-. En  cuanto al régimen de visitas a favor del progenitor no custodio  consistirá en Fines de semana alternos desde las 19 horas del viernes a las 21 horas del domingo, debiendo ser entregados el menor   en el domicilio materno.
En cuanto a las vacaciones escolares estas se dividirán en dos periodos iguales

En caso de desacuerdo entre los progenitores el padre elegirá los años pares y la madre los años impares.

3º.- Se atribuye el uso del domicilio familiar sito en Calle XXXXX nºXX Xº E  de Cuenca  a Doña XXXXXX, con quien convivirá el menor.  

4º.- En concepto de alimentos a favor de los hijos  deberá abonar Don XXXXXXX la cantidad mensual de cuatrocientos cincuenta euros  (450 euros)

     Esta pensión deberá abonarse en los cinco primeros días de cada mes en la cuenta o depósito que designe la actora incrementándose anualmente conforme las variaciones que experimenten el IPC o documento que legalmente le sustituya.

     Los gastos extraordinarios se sufragaran por mitad por los progenitores

6ª.- Se decreta la disolución del régimen económico  matrimonial.

Todo ello sin expresa condena en costas.

     Firme que sea esta sentencia, en su caso, procédase a su inscripción en el Registro Civil de XXXXX (Cuenca).

     Notifíquese esta sentencia a las partes  haciéndoles saber que contra la misma cabe recurso de apelación que , en su caso, deberá interponerse ante este mismo Juzgado dentro de los cinco días siguientes al de la notificación de esta resolución.

     Llévese el original al libro de sentencias.

     Por esta mi sentencia, de la que se expedirá testimonio para incorporarlo  a las actuaciones , lo  pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN : Leída y publicada fue la anterior sentencia por la Juez que la dictó, estando celebrando audiencia pública ordinaria en el día de hoy . Doy fe.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres