Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en Juicio Verbal 501/2009

Sentencia en Juicio Verbal 501/2009

SENTENCIA NUM. 137/09

En Cuenca a cinco  de diciembre  de dos mil nueve

Vistos por Mª del Carmen Díaz Sierra, Juez del Juzgado de primera instancia e instrucción nº 2 de Cuenca, los presentes autos de Juicio Verbal sobre desahucio, seguidos ante este Juzgado bajo el número 501 del año 2009, a instancia de  Don XXXXXX  representado por la Procuradora Doña Encarnación Catala Rubio y asistido por el Letrado Don Manuel Catala Rubio contra Don DXXXXXX, representado por el Procurador Don Miguel Ángel García García y asistido por el Letrado Don Francisco Martines Olivares.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-  Por la Procuradora Doña Encarnación Catala Rubio, en la representación indicada y mediante escrito que por turno de reparto correspondió a este Juzgado se presento demanda de juicio verbal en la que, en síntesis alegaba que por la madre del actor se celebro contrato de arrendamiento con el padres de l demandado respecto del local de negocio situado en  la calle XXXXX nºX de Cuenca el 5 de julio de 1961. en dicho contrato se pacto una renta mensual que en la actualidad des de 134,67 euros subrogándose posteriormente el demandado habiendo impagado  los pagos correspondientes a los meses de abril a junio de 2009, por importe de 404,01 euros. Tras aducir los fundamentos de derecho que estimaba de aplicación, terminaba solicitando se dictara sentencia por la que se declare resuelto el contrato de arrendamiento para uso distinto a la vivienda , y en consecuencia se condene al demandado a estar y pasar por tal declaración y a dejar vacua, libre y expedita  y a disposición del arrendador dicho inmueble, así como se le condene la pago de las rentas vencidas e impagadas por  importe de 404,01 euros, y las rentas que venzan y resulten impagadas durante la tramitación de este procedimiento hasta el desalojo o lanzamiento cuya cuantía se determinara en la fase de ejecución de sentencia , todo ello con expresa imposición de costas a la parte demandada.

SEGUNDO.- Por auto de uno de septiembre de dos mil nueve    se admitió la demanda, citando a las partes para la celebración de la vista.

TERCERO.- Con anterioridad a la celebración de la vista, la parte demandada consigna la cantidad reclamada, dando traslado a la parte actora quien se opone  a la enervación, al considerar que se trata de un pago a cuenta.

CUARTO.- En el acto de la vista, la parte actora se ratifica en su escrito, y la parte demandada se opone considerando debidamente enervada la acción. La parte actora propone como medios probatorios: documental y la parte demanda: interrogatorio de parte y documental. Todos los medios probatorios son admitidos, y tras su práctica quedaron los autos vistos para sentencia.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

PRIMERO.- En primer lugar se ha de analizar si procede la enervación de la acción de desahucio, tal como sostiene la parte demandada, y  a cuya petición se opone la actora.

     El art. 22 .4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil establece que en los procesos de desahucio de finca urbana por falta de pago de las rentas o cantidades debidas por el arrendatario, terminara si antes de la celebración del a vista, el arrendatario paga al actor o pone  a su disposición en el tribunal o notarialmente el importe  de las cantidades reclamadas en la demanda y el de las que adeude en el momento de dicho pago enervador del desahucio. 

     En la demanda se reclaman las rentas de correspondientes a los meses de abril a junto de dos mil nueve, por importe de 404,01 euros, cantidad que ha sido consignada por el arrendatario.

     El artículo mencionado también establece que para  que se produzca el efecto enervatorio, deberá pagar las cantidades que adeude en el momento del pago enervador.

     De acuerdo con la documental aportada por la demandada, lo cierto es que tiene pagado todas la cantidades reclamadas en cuanto que si bien el actor se opone por que no esta pagado el mes de diciembre lo cierto es que según el contrato la renta se devengan a meses vencidos, por  lo que a dos de diciembre no se ha generado todavía la deuda del alquiler del mes de diciembre.

     Asimismo tampoco puede considerarse que la falta del segundo pago del IBI, pueda considerarse como causa para no decretar la enervación de la acción, en primer lugar porque tal cantidad no se reclamaba en la demanda, estableciendo en el suplico de la demanda que se reclamaba las rentas debidas y las que venzan y resulten impagadas , no incluyéndose este concepto  , pero es mas ni siquiera en el contrato de arrendamiento (documento nº4), se establece la obligación del arrendatario de pagar este impuesto.

     Por todo ello no debe sino concluirse que procede declarar enervada la acción.

CUARTO.- La parte actora interesa se impongan las costas a la parte demandada.

En el  artículo 22.4 nada se expresa sobre costas para el supuesto de la enervación.

Debemos tener en cuenta que si concurren los requisitos exigidos legalmente y el arrendatario cumple con su obligación de pago o puesta a disposición del arrendador de las cantidades adeudadas hasta el momento del pago enervador, y puesta esta circunstancia de manifiesto al Tribunal y si hubiere acuerdo de las partes (artículo 22.1), por voluntad del legislador, opera el instituto de la enervación, debiendo decretarse mediante Auto la terminación del proceso; contrariamente, si no hay acuerdo, esto es, si subsiste interés legítimo para la continuación del juicio (artículo 22.2) el juicio verbal debe continuar, circunscrito a la procedencia de la enervación, pues tanto el arrendador puede tener interés en probar que no procede la enervación, caso de que el arrendatario hubiera enervado con anterioridad o no se hubiesen consignado la totalidad de las cantidades adeudas, como el arrendatario puede tener también interés en acreditar que el hecho de no haber abonado la renta es imputable al arrendador, pues una vez decretada la enervación pierde el derecho a una segunda oportunidad, debiéndose practicarse, en este supuesto, la prueba circunscrita a estos extremos, y, en este caso, el juicio verbal deberá resolverse en sentencia, como así ha ocurrido en el presente caso.

En este sentido, a la vista de que durante la sustanciación del juicio se ha acreditado: a) que la arrendataria había consignado la cantidad reclamada b) que la oposición del arrendador ha sido infundada lo que ha supuesto la necesidad del arrendatario tener que comparecer en el acto del juicio  asistido de Letrado y representado por Procurador a pesar de estar correctamente enervada la acción,  no procede hacer especial pronunciamiento sobre las costas.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación,

FALLO

     Se declara ENERVADA la acción de desahucio ejercitada por el Procurador Doña Encarnación Catala Rubio  en nombre y representación de Don XXXXXXX, frente a Don XXXXX, sobre la finca sita en la  calle XXX nºX de Cuenca, sin especial pronunciamiento sobre las costas.

Contra esta sentencia, que no es firme, cabe interponer recurso de apelación en el plazo de cinco días ante este Juzgado; haciéndose saber a la parte demandada que para que se a admisible su recurso deberá acreditar fehacientemente por escrito, al prepararlo, tener satisfechas las rentas vencidas y las que con arreglo al contrato deba pagar por adelantado. (Art. 449.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil )

     Así por esta mi sentencia , cuyo original se llevará al libro de sentencias civiles de este Juzgado, dejando en las actuaciones testimonio literal de la misma , definitivamente juzgando en primera instancia , la pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN : Leída y publicada fue la anterior sentencia por la Juez que la dictó, estando celebrando audiencia pública ordinaria en el día de hoy . Doy fe.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres