Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en Juicio Verbal de tráfico 455/2009

Sentencia en Juicio Verbal de tráfico 455/2009

SENTENCIA NUM 129/09

En Cuenca a cinco de noviembre de dos mil nueve

     Vistos por Doña Maria del Carmen Díaz Sierra, Juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca   los presentes autos de juicio verbal por reclamación de cantidad, seguidos ante este Juzgado bajo el número 455 del año 2009 a instancia XXXXXXX SA representado por la Procuradora Doña Maria Jesus Porres del Moral y asistido por el Letrado Don Javier Medina Romero y Don XXXXXXXX, Don XXXXXXX, declarados ambos en rebeldia y  LA ESTRELLA SEGUROS  representado por la Procuradora doña Mercedes Carrasco Parrilla y asistido por el Letrado Don Alvaro Arias Rebenaque.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por la Procuradora Doña Maria Jesus Porres del Moral en la representación indicada, y por escrito que por turno de reparto correspondió a este Juzgado, presento demanda en la que en síntesis alegaba que el día 24 de agosto de dos mil siete cuando el  se encontraba estacionada en el municipio de XXXXXX (Cuenca) el vehículo Citroen Berlingo matricula XXXXXX, cedido en alquiler a la actora, fue colisionada por el camión MAN, matricula XXXXX, propiedad del codemandado don JXXXXXX y conducido por Don XXXXXX. Como consecuencia de los daños sufridos , el vehículo tuvo que permanecer en el taller para su reparación desde el 25 de agosto de dos mil siete hasta el 9 de octubre de dos mil siete. Dado que la actora es una sociedad cuyo objeto social se encuentra el alquiler de vehículos sin conductor y durante los días en que permaneció en  el taller dejaron de facturar un total de 960,66 euros. Tras aducir los fundamentos de derecho que estimaba de aplicación terminaba solicitando se dictara sentencia por la que se condene a los demandados a pagar conjunta y solidariamente la cantidad de novecientos sesenta euros con sesenta y seis centimos.

SEGUNDO.- Por auto de fecha veintiocho de julio  de dos mil nueve se admitió a trámite la demanda, citando a las partes para la celebración de la vista.

TERCERO.- En el acto de la vista, la parte actora se ratifico en su escrito de demanda, y el Letrado del demandado se opuso a la misma alegando no haberse acreditado los daños reclamados. Por parte de la parte actora se propuso como medios probatorios: documental y La parte demandada propuso documental.    Todos los medios de prueba fueron admitidas.

  Tras la práctica de la prueba  quedaron las actuaciones conclusas para sentencia. 

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

PRIMERO.-  La parte actora ejercita acción de responsabilidad extracontractual  contra los demandados, solicitando se le indemnice en la cantidad de 960,66  euros, cantidad en la que valora los perjuicios ocasionadas por los 46 días que el vehículo siniestrado tardó en repararse.

      El art. 1902 del Código Civil establece que el que por acción u omisión cause daño otro interviniendo culpa o  negligencia  esta obligado a reparar el daño causado.

Según la jurisprudencia exige para su apreciación los siguientes requisitos, a) una acción u omisión  ilícita, b) la realidad y constatación de un daño causado C)la culpabilidad y d) nexo causal entre el primer y segundo requisito.

El demandado no niega la realidad del accidente, sino que se opone al abono de estos daños por paralización reclamados en el escrito de demanda

SEGUNDO.- Debe tenerse en cuenta que si bien el artículo 1902 del Código Civil  viene a establecer la equivalencia entre el resarcimiento económico al perjudicado y el detrimento patrimonial sufrido a consecuencia de la acción u omisión culposa de manera que con el equilibrio entre perjuicio y compensación quede «reparado» el «daño causado» lo que incluye no sólo el valor de lo perdido sino también la ganancia dejada de obtener (artículo 1106 CC), siempre se requerirá lógicamente que exista una pérdida real y efectiva cuya realidad se pruebe.

     Como  ha señalado la Audiencia Provincial de Cuenca, (SAP 10-02-06) es constante la doctrina de los Tribunales, especialmente  del Tribunal Supremo, en el sentido de que para que el lucro cesante pueda resultar indemnizado  resulta preciso que existan un mínimo de indicios que lo acrediten o evidencien. Es preciso, por tanto, como explica, por ejemplo, la                  SAP de Zamora de fecha 17/05/2003  que se acredite que la paralización del vehículo ha impedido la  obtención de ingresos "El lucro cesante, - explica la sentencia comentada-, debe ser probado,...,  sin que sea dable admitir que para la acreditación de unos perjuicios, los daños (emergentes), se  despliegue y exija una intensidad probatoria muy superior a la que se despliega y exige para la  indemnización por lucro cesante."           

        En el mismo sentido, la   SAP de Guadalajara de fecha 18 de febrero de 2003, deniega la  indemnización interesada por este mismo concepto de lucro cesante como consecuencia de la  paralización de un vehículo industrial razonando que "No ha quedado probado que el móvil  accidentado tuviera efectivamente concertados viajes que dejaran de prestarse a consecuencia del  accidente, ni los gastos aproximados necesarios para obtener las ganancias (combustibles,  salarios, etc.).  Por su parte, la SAP de Teruel, de fecha 13/02/2003, deniega también la indemnización por este  mismo concepto, observando "No habiendo probado la actora que hubiera tenido que alquilar otro  camión o hubiera dejado de realizar trabajos ya contratados o que hubiera podido contratar". En  semejante dirección se pronuncian, entre otras, la                  SAP de Ávila de 29/01/2003  o las de esta misma   Audiencia Provincial de Cuenca de fechas 3 de febrero de 2000  y 29 de noviembre de 1999  ,  señalándose en esta última que "...sin que haya quedado acreditado, por otra parte, que la empresa  actora hubiera dejado de realizar algún porte por la paralización de la cabeza tractora, ni que  hubiera tenido que recurrir por razón del trabajo al alquiler de otro camión sustitutivo...en absoluto  ha quedado probada la existencia de perjuicio económico o lucro cesante derivado de la  paralización del semi-remolque."           

      Aplicando la doctrina expuesta , la actora , empresa dedicada al alquiler de vehículos, justifica  los supuestos daños mediante documento que establece los precios por día, en la que se cuantifica el precio de ocupación diaria para el vehículo siniestrado

Sin embargo se  desconoce exactamente el numero de automóviles  que integran la flota  de alquiler de la actora , y el numero de los que simultáneamente en las fechas en que se produjo el accidente se encontraban en uso por terceros en régimen de alquiler , desconociéndose si durante los  días que el mismo estuvo inmovilizado por encontrarse en reparación resulto  o no necesario para atender a las demandas de los clientes de la actora.      

Es por ello que conforme al art. 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, incumbiendo a la parte que reclama el lucro cesante la necesidad de acreditar los  beneficios dejados de percibir y no habiéndolo efectuado, procede desestimar la demanda

TERCERO.- Las costas deben imponerse a la parte actora  en cuanto el art. 394 L.E.C.  establece que las mismas deben imponerse a  aquella  parte cuyas pretensiones hayan sido totalmente desestimadas.

     Vistos los artículos citados y demás de pertinente y general aplicación

FALLO

     DESESTIMAR la demanda interpuesta por la Procuradora de los Tribunales Doña Maria Jesus Porres del Moral   en nombre y representación de  XXXXXXXXX SA contra Don XXXXXX, Don XXXXXX, y  LA ESTRELLA SEGUROS, absolviendo a los citados demandados de los pedimentos efectuados en su contra.

     Notifíquese esta sentencia a las partes, haciéndoles saber que contra la misma cabe recurso de apelación , que en su caso, deberá interponerse ante este mismo Juzgado dentro de los cinco días siguiente al en que se notifique esta resolución

Llévese el original al libro de sentencias.

Por esta mi sentencia, de la que se expedirá testimonio  para incorporarlo a las actuaciones, lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN.-  Leída y publicada fue la anterior sentencia por  la  Juez que la dictó, estando celebrando audiencia pública ordinaria en el día de su fecha, doy fe.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres