Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en Incidente Concursal laboral 269/2009, derivado de CNO 56/2008

Sentencia en Incidente Concursal laboral 269/2009, derivado de CNO 56/2008

SENTENCIA Nº 27/09 (mrc)

En Cuenca, a veinte de octubre  de dos mil nueve

Vistos por Doña Maria del Carmen Díaz Sierra,  Juez del Juzgado de Primera Instancia 2 de Cuenca, con competencia exclusiva en materia mercantil, los presentes autos incidentales dimanantes del procedimiento concursal 56/08, para el reconocimiento de antigüedad de trabajadores a instancia de XXXXXXX, asistidos y representados por el Letrado Don Javier Martínez Guijarro, Letrado del Sindicato Unión General de Trabajadores  contra BASTIDORES VALVERDE SL y la  ADMINISTRACION CONCURSAL.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por el letrado Don Javier Martínez Guijarro se presento demanda incidental para el reconocimiento de antigüedad de determinados trabajadores de la concursada  , siendo registrada con el numero anteriormente referenciado , e interesando se reconozca la antigüedad de doña XXXX desde el 1 de junio de dos mil cinco, Doña XXX desde el 12 de enero de dos mil cuatro, a Don XXXXX desde el 10 de diciembre de dos mil uno, a Don XXXX desde el 9 de agosto de dos mil, a Don XXXXX desde el nueve de agosto de dos mil , a Doña XXXX desde el 26 de marzo de dos mil tres, a Doña XXXXX desde el 6 de octubre de dos mil tres, a Doña XXXX desde el 22 de octubre de dos mil tres, a Doña EXXXX desde el nueve de febrero de dos mil uno, a Don XXXX desde el 13 de octubre de 1998 y a Don XXX desde el 18 de abril de dos mil uno, , modificándose el auto de tres de febrero de dos mil nueve, por el que se extinguieron los contratos de trabajo , modificándose en consecuencia y en la parte proporcional , las indemnizaciones , condenando a pasar por tal pronunciamiento a quienes se opongan a ello.

SEGUNDO.- Admitida la demanda por resolución de veintiuno de abril  de dos mil nueve, se emplaza a los demandados.

Por la Administración concursal comparece la Procuradora Doña Susana Melero de la Osa, quien presenta escrito oponiendo la excepción de falta de litisconsorcio pasivo necesario.

TERCERO.- En el acto de la vista, y tras alegaciones de las partes, quedaron los autos vistos para sentencia.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- En primer lugar interesa la parte actora se reconozca a las trabajadoras Doña XXXX y Doña XXXXX la antigüedad desde el 1 de junio de dos mil cinco y desde el 12 de enero de dos mil cuatro.

     En cuanto a la trabajadora Doña XXXXX, conforme a la documental aportada, documentos nº1 a 5 acompañados junto con la demanda, se pone de manifiesto que el vinculo laboral con Bastidores Valverde Sl se inicia el 1 de junio de dos mil cinco hasta el 10 de agosto de dos mil cinco mediante contrato temporal y se reanuda el uno de septiembre de dos mil cinco.

     En cuanto a la trabajadora Doña XXXXXX, , conforme a la documental aportada, documentos 6 a 10 acompañados junto con la demanda, se inicia el vinculo laboral con Bastidores Valverde del 12 de enero de dos mil cuatro hasta el 9 de junio de dos mil cinco y el 10 de junio de dos mil cinco, se reanuda.

De estas circunstancias se desprende que en ambos casos que el único periodo de interrupción de la prestación de servicios ha sido inferior a 20 días , en concreto 22 días en el caso de Doña XXXXX y un día en el caso de Doña  XXXXX.

Como la Jurisprudencia ha venido señalando reiteradamente , la antigüedad no es otra cosa que la efectiva vinculación del trabajador con la empresa y por ello debe computarse desde el momento en el que esta relación se inicia, aún en los casos en que se haya sustentado en diferentes contratos temporales, siempre que se hubiere mantenido de forma ininterrumpida en el tiempo o con interrupciones temporales de escasa relevancia.

Así lo ha entendido definitivamente el Tribunal Supremo, conforme a un criterio ya reiterado del que es exponente la sentencia de 1 de octubre de 2001 , en la que se dice "La doctrina en la materia ya ha sido objeto de unificación por parte de esta Sala, que ha tenido numerosas ocasiones de ocuparse del tema. La Sentencia de 17 de enero de 1996, elegida como referencial, cita la anterior de fecha 12 de noviembre de 1993 (recurso 2812/92), de la que transcribe el pasaje que señala que "en el ámbito del Derecho del Trabajo es regla y principio general, admitido por la doctrina tanto científica como jurisprudencial, que si en un contrato temporal concluye el plazo de vigencia que le es propio o se produce la causa extintiva del mismo, y a continuación, sin interrupción temporal alguna, es seguido por un contrato indefinido entre las mismas partes, bien porque el trabajador continúe.... la prestación de sus servicios, bien concertándose en forma escrita el nuevo contrato, se entiende que la antigüedad del empleado en la empresa se remonta al momento en que se inició el trabajo en virtud del primer contrato temporal. Esto es así, toda vez que la relación laboral es la misma, pues en estos casos esta diversidad de contratos no provoca la existencia de relaciones laborales diferentes". Se dice también en las reseñadas Sentencias que " además, la antigüedad de un trabajador en una empresa determinada no es otra cosa que el tiempo que el mismo viene prestando servicios a esa empresa sin solución de continuidad, aunque tal prestación de actividad laboral se haya llevado a cabo bajo el amparo de diferentes contratos de clases distintas, temporales e indefinidos. Y así el art. 25.2 del Estatuto de los Trabajadores toma en consideración los años trabajados sin hacer distingo ni diferenciación alguna, sin exigir que la actividad desarrollada fuese originada por un solo contrato de trabajo ni que solo pudieran computarse a tales efectos los contratos indefinidos, y sin tampoco excluir el tiempo correspondiente a contratos temporales". Similar criterio se sustenta también en la sentencia de 10 de abril de 1995 , asimismo citada en la elegida como referencial por el recurrente, y se ha seguido sustentando en otras posteriores, como las de 25 d e febrero de 1998 (recurso 2013/97) , y 30 de marzo y 20 de diciembre de 1999 , ambas citadas a su vez en la de 3 de febrero de 2000 (recurso 2400/99)".

     Por lo que en atención a lo expuesto debe establecerse como fecha de antigüedad de la trabajadora Doña XXXX el uno de junio de dos mil cinco, y respecto a Doña XXXXX el 12 de enero de dos mil cuatro.

SEGUNDO.- Respecto de los trabajadores Don XXXX, Don XXXX, Don XXXX, Doña Jessenia XXXXX y Doña XXXXX, se pretende asimismo se modifique la antigüedad reconocida en el auto de tres de febrero de dos mil nueve dictado por este Juzgado, teniendo en cuenta la prestación de servicios a la empresa Tableros Luigar Sl , teniendo en cuenta que podíamos estar hablando de la misma empresa que la concursada, al existir identidad de domicilios, actividad , recibos de salarios y certificados de empresa.

     En primer lugar respecto del trabajador Don XXXXXX (documentos nº11 a 32 de los acompañados a la demanda), consta como ha estado prestando sus servicios a Tableros Luigar Sl, desde el 10 de diciembre de dos mil uno, hasta el 19 de junio de dos mil dos, desde el 21 de junio de dos mil dos hasta el 31 de diciembre de dos mil tres, y desde el uno de enero de dos mil cuatro hasta el 3 de febrero de dos mil nueve para la concursada Bastidores Valverde Sl.

     Examinadas las distintas nominas , se pone de manifiesto en primer lugar que el domicilio que consta en las nominas emitidas por Tableros Luigar Sl es asimismo el domicilio de la concursada , conforme consta en  el certificado de empresa emitido por el INEM en fecha tres de febrero de dos mil nueve, pero mucho mas relevante es que precisamente en las nominas emitidas por Bastidores Valverde Sl se le reconoce la antigüedad desde el 10 de diciembre de dos mil uno, es decir desde que comenzó la relación laboral con Tableros Luigar Sl, siendo posteriormente modificada la antigüedad en la nomina de uno de enero de dos mil nueve, desconociéndose la razón aunque resulta al menos significativo que en el mes de diciembre de dos mil ocho, se solicitara la extinción colectiva de la totalidad de las relaciones laborales.

     En cuanto al trabajador Don XXXXX (documentos nº33 a 59 de los acompañados junto con la demanda) consta que el mismo estuvo contratado como trabajador por Tableros Luigar Sl, desde el nueve de agosto de dos mil hasta el 31 de diciembre de dos mil tres, pasando a trabajar para Bastidores Valverde desde el uno de enero de dos mil cuatro hasta el tres de febrero de dos mil nueve.

     Asimismo y dando por reproducido lo comentado respecto al domicilio de Tableros Luigar Sl, al igual que sucede con Don XXXXX, en las nominas emitidas por la mercantil concursada se le reconoce la antigüedad desde el 9 de agosto del año dos mil, hasta la nomina de enero de dos mil nueve, en el que sin justificación alguna se modifica estableciéndole en enero de dos mil cuatro. 

     Respecto del trabajador Don XXXXXX, documentos nº 60 a 67 de los acompañados junto con la demanda, consta que estuvo empleado por Tableros Luigar desde el 9 de agosto  de dos mil hasta el 31 de diciembre de dos mil tres y prestando sus servicios a la concursada desde el 1 de enero de dos mil cuatro hasta el 3 de febrero de dos mil nueve.

     Tal y como sucede con los anteriores supuestos planteados, si bien se le venia reconociendo por la propia concursada en nominas anteriores una antigüedad desde el nueve de agosto del año dos mil , no es sino desde la nomina de enero de dos mil nueve , donde sin justificación alguna se varia su antigüedad, y se establece en el uno de enero de dos mil cuatro.

     Igualmente  a lo expuesto hasta ahora, se produce con la trabajadora Doña XXXXXX (documentos 68 a 84 de los acompañados en la demanda), que siéndole reconocida la antigüedad tanto en las nominas de Tableros Luigi  como de Bastidores Valverde SLU, una antigüedad desde el 26 de marzo de dos mil tres, en la nomina de enero de dos mil nueve, se modifica su antigüedad estableciéndose en el uno de enero de dos mil cuatro; así como con  la trabajadora Doña XXXXXXX (documentos 85 a 91 de los acompañados a la demanda), que trabajo para Tableros Luigar SL, desde el 6 de octubre de dos mil tres hasta el 31 de diciembre de dos mil tres, y en Bastidores Valverde  desde el uno de enero de dos mil cuatro hasta el 3 de febrero de dos mil nueve, siendo significativo el documento nº87 en el que la comunicación de conversión de contrato temporal en contrato indefinido realizado por la concursada ,se establece  que las partes celebraron el contrato temporal el 6 de octubre de dos mil tres.

     Se puede observar que la situación de estos trabajadores vinculados con Tableros Luigi SL, viene a ser semejante, es decir inician la relación laboral con dicha empresa, para seguidamente, y en todo caso en un periodo inferior a veinte días pasan a trabajar para la concursada, quien desde ese momento les reconoce como fecha de antigüedad cuando empezaron a prestar su servicio a Tableros Luigi, lo que unido a que esta ultima mercantil, tiene su domicilio en el mismo que Bastidores Valverde hace concluir que realmente nos encontramos ante el  mismo empleador, y por tanto deba reconocerse a los trabajadores mencionados la antigüedad reclamada.

TERCERO.- Procede analizar la situación de los trabajadores vinculados con Rechapados Marlosa SL .

     Así la trabajadora XXXXXX (documentos 92 a 102 de los acompañados junto con la demanda), conforme a su informe de vida laboral estuvo empleada en Rechapados Marlosa SL, desde el 22 de octubre de dos mil tres hasta el 31 de diciembre de dos mil tres, comenzando a trabajar con Bastidores Valverde el 1 de enero de dos mil cuatro hasta el 31 de octubre del mismo año, siendo contratada nuevamente el 1 de diciembre de dos mil cuatro, hasta el 3 de febrero de dos mil nueve. Tal como ocurre con los trabajadores de Tableros Luigi, al empezar a trabajar para la concursada, se le reconoce una antigüedad desde el 22 de octubre de dos mil tres, no siendo hasta la nomina de enero de dos mil nueve cuando sin justificación alguna se modifica su antigüedad y se establece en el uno de noviembre de dos mil cuatro.

     Semejante situación ocurre con la trabajadora XXXXXX (documentos nº103 a 125 de los acompañados con la demanda)que comenzó su relación laboral con Rechapados Marlosa Sl, el 9 de febrero de dos mil uno y concluyo el 31 de diciembre de dos mil tres, siendo contratada por la concursada el uno de enero de dos mil cuatro, hasta el 3 de febrero de dos mil nueve , en el que en un principio al iniciar la relación laboral con Puertas Valverde SL, se le reconoce como fecha de antigüedad del 9 de febrero de dos mil uno, situación que se mantiene como en el resto de los supuestos analizados hasta la nomina de enero de dos mil nueve.

     Todos estos datos unidos al hecho de que asimismo la mercantil Rechapados Marlosa Sl, tuviera su domicilio social, en la calle Oncenero de Valverde del Jucar al igual que la concursada, debe proceder asimismo a reconocer en base a los argumentos esgrimidos en el fundamento jurídico anterior  la antigüedad pretendida por estos trabajadores.

CUARTO.- Por ultimo respecto a los trabajadores don XXXXX (documentos nº 126 a 147)  y Don XXXXX (documentos 148 a 170), los mismos fueron empleados por Puertas Valverde SL , en el caso de Don XXXXX desde el 13 de octubre de 1998 hasta el 31 de diciembre de dos mil tres, y con la concursada desde el uno de enero de dos mil cuatro hasta el 3 de febrero de dos mil nueve , en ambos casos ambas empresas con el mismo domicilio social, y con un reconocimiento de antigüedad conforme a las nominas por parte de la concursada desde el 3 de octubre de 1998, siendo modificada la misma al igual que el resto de los supuestos analizados en la nomina de uno de enero de dos mil nueve.

     Igualmente Don XXXXXX, conforme al certificado de su vida laboral, estuvo empleado en Puertas Valverde Sl desde el 18 de abril de dos mil uno hasta el 31 de diciembre de dos mil tres y con la concursada desde el uno de enero de dos mil cuatro hasta el tres de febrero de dos mil nueve , y tal como se ha venido analizando  hasta ahora, si bien la concursada al iniciar la relación laboral le reconoce una antigüedad desde el 18 de abril de dos mil uno, no es sino desde la nomina de enero de dos mil nueve, donde se modifica injustificadamente la fecha de antigüedad estableciendo en el uno de abril de dos mil cuatro.

     El examen de la documental aportada y su análisis ,debe llevar como en los casos anteriores a  estimar la pretensión de estos trabajadores, con el establecimiento de su antigüedad real.  

QUINTO.- Respecto de las costas procesales, de conformidad con el art. 196.2 de la Ley Concursal y 97.3 de la Ley de Procedimiento Laboral no procede hacer declaración alguna en cuanto a costa

Vistos los citados artículos y demás de general y pertinente aplicación,

FALLO

     ESTIMAR la demanda interpuesta por Don Javier Martínez Guijarro  Letrado de Unión General de Trabajadores en nombre  y representación de los trabajadores Doña XXXXXXXX  contra BASTIDORES VALVERDE SL Y LA ADMINISTRACIÓN CONCURSAL, reconociendo a los citados trabajadores la siguiente antigüedad:

Doña XXX, el 1 de junio de dos mil cinco.

Doña XXXXX, el 12 de enero de dos mil cuatro.

Don XXXX, el 10 de diciembre de dos mil uno.

Don XXX, el 9 de agosto de dos mil

Don XXXX, el 9 de agosto de dos mil.

Doña XXXX, el 26 de marzo de dos mil tres.

Doña XXXX, el 6 de octubre de dos mil tres.

Doña XXX, el 22 de octubre de dos mil tres.

Doña XXX, el nueve de febrero de dos mil uno.

Don XXX, el trece de octubre de 1998.

Don XX, el 18 de abril de dos mil uno.

                En consecuencia, deberá modificarse la indemnización correspondiente a estos trabajadores fijada en el auto de fecha 3 de febrero de dos mil nueve, para lo cual comuníquese a la Administración concursal a fin de que proceda al calculo de las nuevas indemnizaciones. 

     No se hace pronunciamiento respecto de las costas.

Notifíquese la presente resolución a las partes personadas y a la administración concursal

Contra la presente sentencia podrá interponerse recurso de suplicación (art.64.8 LC), que deberá ser anunciado dentro de los cinco días hábiles siguientes a la notificación de la resolución mediante escrito dirigido a este Juzgado.

El recurso de suplicación no suspenderá la tramitación del concurso ni de ninguno de los incidentes concursales.

Así lo acuerdo y firmo, Doña Maria del Carmen Díaz Sierra, Juez del Juzgado de Primera Instancia nº2 de Cuenca, con competencia exclusiva en materia mercantil. Doy fe.

PUBLICACIÓN.- Dada, leída y publicada fue la anterior Sentencia por el mismo Juez que la dictó, de lo que yo el Secretario doy fe.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres