Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en juicio de faltas por amenazas 142/2009

Sentencia en juicio de faltas por amenazas 142/2009

SENTENCIA NUM 133/2009.

En Cuenca a veintinueve  de octubre de dos mil nueve 

 

Vistos por Mª del Carmen Díaz Sierra, Juez del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca, los presentes autos de juicio de faltas reseñados con el número más arriba referenciado por una presunta falta de  amenazas  siendo parte xxxxx como denunciante y xxxxxx como denunciado asistido por el Letrado Don David Ortega Fernandez.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-Habiendo tenido conocimiento éste Juzgado de la existencia de hechos que podrían revestir los caracteres de alguna de las infracciones penales previstas como Faltas en el Libro III del Código Penal y las leyes especiales, tras practicar las diligencias que se consideraron imprescindibles, se convocó a las partes denunciante y denunciada a Juicio Verbal, con el resultado que refleja el acta que figura unida a las actuaciones.

SEGUNDO.- En el día y hora señalado al efecto se celebró  la vista del juicio de faltas, en virtud de los hechos obrantes en las actuaciones, presuntamente constitutivos de una falta de   amenazas. En el acto del juicio, tras declaraciones de las partes y practicada la prueba propuesta y admitida, quedaron los autos vistos para sentencia.

HECHOS PROBADOS

PRIMERO.- No ha quedado probado y así se declara que el 19 de agosto de dos mil nueve sobre las 13 horas en el centro de trabajo de la empresa xxxxxxxx SL, sito en el Poligono Industrial de la Cerrajera de Cuenca, xxxxx profiriera contra su empleada xxxxx las siguientes expresiones : “vaga, la empresa se va a pique por tu culpa, me cago en tu madre, sindicalista de mierda”, “fuera de la empresa , si no te puedo echar te pondré una silla para que te quedes sentada quieta toda la jornada laboral”

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

PRIMERO.- La Constitución Española  consagra en el art. 24 el principio de la presunción de inocencia, exigiendo la doctrina jurisprudencial del Tribunal Constitucional, interpretadora y garante de la Constitución para que dicho principio quede desvirtuado y , en consecuencia pueda dictarse sentencia condenatoria, un mínimo de  actividad probatoria de cargo.

            Analizando la prueba practicada en el acto del juicio, debe concluirse que no se ha desplegado prueba de cargo suficiente para considerar acreditados los hechos. Debemos partir de la existencia de versiones contradictorias de las partes, sin que exista dato objetivo que permita dar mayor verosimilitud a una u a otra. Por otra parte lo cierto es que los testigos traídos al acto del juicio tampoco aportan ninguna luz sobre los hechos, el testigo propuesto  por la denunciante, manifiesta que oyó  sin ningún genero de dudas las expresiones denunciadas, y al contrario el propuesto por el denunciado, que afirma encontrarse en el momento de los hechos mas proximo al lugar donde supuestamente se estaban produciendo que el otro testigo , afirma que era imposible escuchar las expresiones puesto que las maquinas en funcionamiento lo impiden. Todo ello debe llevar a dictar una sentencia absolutoria en virtud del principio de presuncion de inocencia, ante las dudas razonables que el caso de autos presenta.

SEGUNDO.- En cuanto a las costas procesales, por aplicación del art. 123 del Código Penal en relación con el art. 240 y demás concordantes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, procede su declaración de oficio a la vista de la absolución de la parte denunciada.

VISTOS los artículos citados y demás de pertinente aplicación,

FALLO

Que debo absolver y absuelvo libremente del hecho origen de estas actuaciones al denunciado xxxxxx.

Asimismo se declaran de oficio las costas causadas. 

     Notifíquese esta sentencia a las partes haciéndoles saber que la misma no es firme y que contra ella cabe interponer recurso de apelación en el plazo de cinco días desde su notificación.                                                        

     Así por esta mi sentencia, de la que se llevara testimonio  a las diligencias, lo pronuncia, manda y firma.

PUBLICACIÓN. Leída y publicada ha sido la anterior sentencia por la juez que la suscribe, estando celebrando audiencia pública en el día de la fecha. Doy fe.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres