Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en juicio de faltas por amenazas 141/2009

Sentencia en juicio de faltas por amenazas 141/2009

SENTENCIA NUM 132/2009.

En Cuenca a veintinueve  de octubre de dos mil nueve 

Vistos por Mª del Carmen Díaz Sierra, Juez del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca, los presentes autos de juicio de faltas reseñados con el número más arriba referenciado por una presunta falta de  amenazas  siendo parte xxxxxxx como denunciante y  xxxxx como denunciado asistido por la Letrada Doña Maria Elena Mayoral Orbis.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-Habiendo tenido conocimiento éste Juzgado de la existencia de hechos que podrían revestir los caracteres de alguna de las infracciones penales previstas como Faltas en el Libro III del Código Penal y las leyes especiales, tras practicar las diligencias que se consideraron imprescindibles, se convocó a las partes denunciante y denunciada a Juicio Verbal, con el resultado que refleja el acta que figura unida a las actuaciones.

SEGUNDO.- En el día y hora señalado al efecto se celebró  la vista del juicio de faltas, en virtud de los hechos obrantes en las actuaciones, presuntamente constitutivos de una falta de   amenazas. En el acto del juicio, tras declaraciones de las partes y practicada la prueba propuesta y admitida, quedaron los autos vistos para sentencia.

HECHOS PROBADOS

PRIMERO.- No ha quedado probado y así se declara que el 18 de agosto de dos mil nueve, sobre las 22 horas en la calle Castillo de la localidad de xxxxx (Cuenca) cuando xxxxxx caminaba por los alrededores del domicilio de xxxxx, éste increpara a Mxxxxxx con palabras como “te voy a pegar un palo que te voy a matar” “ vete de aquí que no te quiero ver pasar por aquí”

Asimismo no ha quedado probado que en otras ocasiones no determinadas xxxxxx le dijera a xxxxxx que quisiera acostarse con ella.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

PRIMERO.- La Constitución Española  consagra en el art. 24 el principio de la presunción de inocencia, exigiendo la doctrina jurisprudencial del Tribunal Constitucional, interpretadora y garante de la Constitución para que dicho principio quede desvirtuado y , en consecuencia pueda dictarse sentencia condenatoria, un mínimo de  actividad probatoria de cargo.

     Analizando la prueba practicada en el acto del juicio, debe concluirse que no se ha desplegado prueba de cargo suficiente para considerar acreditados los hechos. Debemos partir de la existencia de versiones contradictorias de las partes, sin que exista dato objetivo que permita dar mayor verosimilitud a una u a otra. Asimismo es significativo el hecho de que la denunciante en un primer momento hiciera constar en su denuncia que la razón de las supuestas amenazas por el denunciado  fueran un problema de tierras y sin embargo días mas tarde manifestara que la razón era exclusivamente sexual, y al ser preguntada por este hecho en el acto del juicio no  da ninguna explicación razonable llegando a decir que fue su marido el que dijo eso a la Guardia Civil, cuando no existe intervención alguna de su marido en la denuncia incorporada a autos.

     Por todo ello debe dictarse una sentencia absolutoria para xxxxx. 

SEGUNDO.- En cuanto a las costas procesales, por aplicación del art. 123 del Código Penal en relación con el art. 240 y demás concordantes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, procede su declaración de oficio a la vista de la absolución de la parte denunciada.

VISTOS los artículos citados y demás de pertinente aplicación,

FALLO

Que debo absolver y absuelvo libremente del hecho origen de estas actuaciones al denunciado xxxxxx.

Asimismo se declaran de oficio las costas causadas. 

     Notifíquese esta sentencia a las partes haciéndoles saber que la misma no es firme y que contra ella cabe interponer recurso de apelación en el plazo de cinco días desde su notificación.                                                         

     Así por esta mi sentencia, de la que se llevara testimonio  a las diligencias, lo pronuncia, manda y firma.

PUBLICACIÓN. Leída y publicada ha sido la anterior sentencia por la juez que la suscribe, estando celebrando audiencia pública en el día de la fecha. Doy fe.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres