Blogia
Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca Juzgado de lo Mercantil

Sentencia en Juicio de Faltas por amenazas e injurias 136/2009

Sentencia en Juicio de Faltas por amenazas e injurias 136/2009

SENTENCIA NUM 130/2009

En Cuenca  a veintinueve de octubre  de dos mil nueve

Vistos por Mª del Carmen Díaz Sierra, Juez del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 2 de Cuenca, los presentes autos de juicio de faltas reseñados con el número más arriba referenciado por una presunta falta de amenazas e injurias   siendo parte xxxxxx como denunciante asistido por el Letrado Don José Luis Pérez Medina  e xxxxxxx como denunciado asistido por la Letrada Doña Patricia LLorens Folgado.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-  Habiendo tenido conocimiento éste Juzgado de la existencia de hechos que podrían revestir los caracteres de alguna de las infracciones penales previstas como Faltas en el Libro III del Código Penal y las leyes especiales, tras practicar las diligencias que se consideraron imprescindibles, se convocó a las partes denunciante y denunciada a Juicio Verbal, con el resultado que refleja el acta que figura unida a las actuaciones.

SEGUNDO.- En el día y hora señalada al efecto se celebró  la vista del juicio de faltas, en virtud de los hechos obrantes en las actuaciones, presuntamente constitutivos de una falta de amenazas e injurias     

TERCERO.- En el acto de la vista, tras declaraciones de las partes y practicada la prueba propuesta y admitida, el Letrado Sr. Pérez Medina interesa se dicte sentencia condenatoria contra xxxxxxx como autor de una falta de amenazas a la pena de veinte días de multa a razón de seis euros por día, así como la condena por una falta de injurias a la pena de veinte días de multa a razón de seis euros por día.

Por la Letrada Sra. LLorens, interesa la libre absolución de su defendido, quedando los autos vistos para sentencia.

HECHOS PROBADOS

UNICO.- Del examen  de las actuaciones y de la apreciación de la prueba practicada en el acto del juicio  ha quedado probado y así se declara que el 14 de agosto de dos mil nueve sobre las 13.30 horas cuando xxxxxxxx se encontraba en la calle Ramón y Cajal de Cuenca en su vehículo junto con xxxxxxx esperando a que el semáforo le permitiera el paso, xxxxxx, cruzó de acera y acercándose al vehículo de Mxxxxxx, comenzó a golpear el citado vehículo a la vez que profería reiteradamente “ estafador, ladrón, nos vamos a ver las caras”

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

PRIMERO.- El art.620.2 castiga al que cause a otro una amenaza, coacción, injuria o vejación de carácter leve.

 La falta  de amenazas al igual que el delito   presenta como caracteres: 1) ser un delito de simple actividad, de expresión o de peligro, y no de verdadera lesión de tal suerte que si ésta se produce actuará como complemento del tipo; 2) que el contenido o núcleo esencial del tipo es el anuncio en hecho o expresiones, de causar otro un mal que constituya delito, bien en su persona, honra o propiedad, anuncio de mal que debe ser serio, real y perseverante, de tal forma que ocasione una repulsa social indudable, y 3) que el mal anunciado sea futuro, injusto, determinado y posible, dependiente exclusivamente de la voluntad del sujeto activo y originado de la natural intimación en el amenazado. Elementos que tienen un carácter eminentemente circunstancial y que, en consecuencia, deben valorarse de acuerdo con la ocasión en que se profiere, las personas intervinientes y los actos anteriores, simultáneos o posteriores al hecho material de la amenaza. Debiendo señalarse por último que el dolo específico de este delito consiste en ejercer presión sobre la víctima, atemorizándola y privándola de su tranquilidad y sosiego.

     De la prueba practicada en el acto del juicio debe considerarse que se ha desplegado prueba de cargo para poder desvirtuar la presunción de inocencia. Debemos tener en cuenta no solamente la propia declaración del denunciante , sino asimismo por la declaración de la testigo presencial de los hechos, sin que exista indicio alguno que pueda poner en duda la credibilidad de su testimonio , que afirma como oyó perfectamente como el denunciado reiteraba expresiones tales como estafador, ladrón o nos veremos las caras, a la vez que golpeaba con animo intimidatorio el vehículo en el que se encontraba, por lo que se le considera merecedor de reproche penal.

SEGUNDO.- Asimismo se solicita la condena como autor de una falta de injurias, sin embargo hemos de tener en cuenta que como ha señalado la jurisprudencia , debemos entender que existiendo una unidad de acto, no se puede distinguir la existencia en el sujeto activo de dos clases de intencionalidad, una de injuriar y otra de amenazar, puesto que solamente se aprecia una finalidad de menospreciar, desacreditar y amedrentar la destinatario de las expresiones, por la que deben subsumirse las unas en otras  mereciendo  la consideración de una única infracción penal.

TERCERO- No concurre ninguna causa modificativa de la responsabilidad criminal.

CUARTO.-  De conformidad con lo dispuesto en el art. 638 del Código Penal en la aplicación de las penas que establece el Libro III, procederán los Jueces  y Tribunales según su prudente arbitrio, dentro de los límites de cada una, atendiendo a las circunstancias del caso y del culpable, sin ajustarse a las realas de los artículos 61 a 72  del Código.

        Conforme al art. 50 del Código Penal  se establece que se fijarán en la sentencia el importe de las cuotas, teniendo en cuenta, exclusivamente, la situación económica del reo, deducida de su patrimonio, ingresos obligaciones y cargas familiares y demás circunstancias del mismo.

     Teniendo en cuenta que el denunciado ha manifestado tener actividad laboral, se considera adecuado imponer la pena de veinte días de multa a razón de seis euros por día.

QUINTO - En virtud del art. 123 del vigente Código Penal y 240 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal , las costas procesales se entienden impuestas a los criminalmente responsables de un delito o falta, por lo que en el presente caso , procede imponerlas al denunciado  como autor condenado por los hechos.

VISTOS los artículos citados y demás de pertinente aplicación,

FALLO

QUE DEBO CONDENAR Y CONDENO a xxxxxx como autor de una falta de amenazas   a la pena de veinte a  días de multa a razón de seis  euros por día así como a la responsabilidad personal subsidiaria por impago de multa, de un día de privación de libertad por cada dos cuotas de multa no satisfechas.  

Asimismo se le condena al pago de las costas procesales.

Notifíquese a las partes  y al Ministerio Fiscal

Contra esta resolución cabe recurso de apelación en el plazo de cinco días desde la notificación.

Expídase testimonio  para unión a autos  y archívese el original en el libro de sentencias.

Así por esta mi sentencia lo acuerda, manda y firma.

PUBLICACIÓN. Leída y publicada ha sido la anterior sentencia por el Juez que la suscribe, estando celebrando audiencia pública en el día de la fecha. Doy fe.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres