Facebook Twitter Google +1     Admin

Sentencia en apelación. Usucapión extraordinaria

20120227092246-20120209094042-20120119095109-20090324233411-jueces.gif

S E N T E N C I A  NUM.  41/2012

 

     En la ciudad de Cuenca,  a 6 de febrero de 2012.

 

     Vistos en trámite de recurso de apelación los autos de Procedimiento Ordinario núm. 41/2009, procedentes del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Motilla del Palancar, promovidos a instancia de la Procuradora de los Tribunales Dña. Eva María García Martínez en nombre y representación de xx asistidas técnicamente por la Letrada Sra. García Monedero contra  DÑA. xxx representada por la Procuradora de los Tribunales Dña. Raquel Pinos Calvo y asistida técnicamente por el Letrado Sr. Collado Castillo; en virtud de recurso de apelación interpuesto por la parte demandada contra la sentencia dictada en primera instancia, de fecha 28 de marzo de 2011; habiendo sido ponente la Ilma. Sra. Doña Marta Vicente de Gregorio.

 

ANTECEDENTES DE HECHO 

 

         - I -

     En los autos indicados al margen se dictó sentencia de fecha 28 de marzo de 2011, en cuya parte dispositiva se establecía, literalmente: "Estimo la demanda interpuesta por la representación procesal de xxx  contra xx, declarando el pleno dominio a la parte actora de la finca urbana sita en la calle xx nº 24 de xx, antes finca rústica en el paraje "xx" parcela 28 del polígono 15, e inscrita antes de reparcelación como finca xx en el Registro de la Propiedad de xxxx al tomo 516, libro 34, folio 184, y que actualmente ha pasado a ser tras el proceso de urbanización de la unidad de actuación de la calle zz, subzona Z3, la finca registral nº zzz. Líbrese mandamiento al Registro de la Propiedad de zzzz a fin de que se proceda a cancelar la inscripción de la finca zzz que en los libros de Registro aparece a favor de zzz, e inscribir la finca resultante tras la reparcelación, finca nº zzz a nombre de zzzz. Con expresa condena en costas a la parte demandada".

 

- II -

     Contra la anterior sentencia se preparó y después interpuso por la representación procesal de la parte demandada recurso de apelación en tiempo y forma, recurso que fue admitido dándose traslado a la parte contraria para que pudiera presentar escrito de oposición al recurso o impugnar la sentencia, lo que así hizo la representación procesal de la parte actora.

 

- III -

     Recibidas las actuaciones en esta Audiencia Provincial, se procedió a formar el correspondiente rollo, asignándosele el número del margen, turnándose ponencia, y señalándose para que tuviera lugar la correspondiente deliberación, votación y fallo el 6 de febrero de 2012.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

Se aceptan los de la sentencia recurrida.

- I -

Para el adecuado planteamiento de la cuestión jurídica que plantea el objeto del presente proceso, debemos partir de que la sentencia de instancia estima la demanda aceptando la concurrencia de todos los requisitos de la usucapión extraordinaria, es decir, que no se requiere justo título ni buena fe, siendo necesario que la posesión pública e ininterrumpida durante el tiempo legalmente prevenido lo haya sido en concepto de dueño, así como de que para la existencia de dicha posesión no basta la pura motivación volitiva o intención de ser dueño, sino que es menester, además, el elemento objetivo o causal consistente en actos constatados e inequívocos con clara manifestación externa en el tráfico, actos que sólo el propietario puede realizar, presentándose en el mundo exterior como efectivo dueño y propietario de la cosa. Frente a tal estimación se alza la parte demandada, alegando error en la valoración de la prueba padecido por la Juzgadora a quo, en orden a entender la no concurrencia de los requisitos de la acción entablada; y como es sabido el deber del Tribunal de apelación de comprobar si pese a las facultades del órgano judicial a quo para la apreciación conjunta de la prueba, se ha incurrido por el mismo, para la obtención de sus resultados, en falta de lógica o se ha omitido todo género de consideración sobre elementos probatorios obrantes en las actuaciones y orillados para obtener solución a la cuestión litigiosa pese a la relevancia de los testimonios cuya consideración no se realiza, pues de ser así el órgano judicial de la alzada viene obligado a corregir el indebido proceder el Juzgador de instancia.

- II -

         Pues bien, un examen de las actuaciones esta Sala revela correcto el  criterio valorativo de la juzgadora de instancia, y ello porque la posesión dominical ha sido cumplidamente acreditada en los autos principales por las demandantes a efectos de la usucapión que pretenden sobre la finca discutida. Así, aunque consta que la demandante adquirió la finca por herencia de Dña. xx, que la adquirió en pago de la mitad de sus gananciales y la otra mitad por herencia de su marido xx (que falleció el xxx 1953), sin embargo este último vendió la finca en 1950 a los padres de las demandadas, apareciendo éste como titular catastral de la finca x del polígono x, quienes han estado poseyendo y cultivando pacíficamente la tierras objeto del litigio desde aquella fecha, habiendo prestado declaración en el proceso determinados testigos que ratifican lo anterior, así D. xxxx  afirmó que siempre había visto a D. xxx labrar la finca hasta que se jubiló, manifestando sin genero de dudas que la parcela objeto del pleito era propiedad del D. xx por verle siempre allí "desde que tenía uso de razón y que va a cumplir los 60", y que nunca había visto por allí a la demandada; lo que del mismo modo ratifico el testigo D. xxx. Y coincidimos con la juez a quo al apreciar la mayor relevancia al testimonio de D. xxx que afirmó que la demandada no reconoció la finca como suya; asimismo son relevantes a efectos acreditativos del concepto posesorio a título de dueño los recibos de contribución urbana que obran en las actuaciones a nombre del padre de las actores, que constata como se ha prolongado ininterrumpidamente hasta tiempos actuales la posesión de la finca a título de dueño sin interrupción por más de treinta años.

 

- III -

     Las costas procesales devengadas en esta instancia se imponen a la parte recurrente.

     Vistos los preceptos citados y demás de general y pertinente aplicación,

FALLAMOS

     Que debemos desestimar como desestimamos el recurso de apelación interpuesto por la Procuradora de los Tribunales Dña. Raquel Pinos Calvo en nombre y representación de Dña. xx contra la sentencia de fecha 28 de marzo de 2011 del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Motilla del Palancar, y en su virtud debemos CONFIRMAR COMO CONFIRMAMOS íntegramente la sentencia de instancia, con imposición de las costas devengadas en la presente alzada a la parte recurrente.

     Contra esta sentencia no cabe interponer recurso alguno, ordinario o extraordinario, por lo que deviene firme.

Así por esta nuestra sentencia de la que se unirá certificación al rollo de Sala y otra a los autos originales para su remisión al Juzgado de procedencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

 

Comentarios > Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris