Facebook Twitter Google +1     Admin

Sentencia en apelación derivada de Juicio Verbal Posesorio sobre obra nueva nº 569/2009

20110321230109-jueces.gif

SENTENCIA Nº  49/2011

    ILMOS SRES :                                       

   PRESIDENTE :                                              

     SR. DÍAZ DELGADO     

   MAGISTRADOS:                                                                       

     SR. CASADO DELGADO  

     SRA. VICENTE DE GREGORIO

 

   En Cuenca,  a once de marzo de dos mil once.

 

 Vistos ante esta Audiencia Provincial, en trámite de recurso de apelación, los autos de Juicio Verbal nº569/2009 procedentes del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Cuenca y su Partido, sobre Suspensión de obra Nueva, promovidos a instancia de D. xxxxx y D. xxxxxxx, representados por la Procuradora de los Tribunales Sra. Torrecilla López y asistidos técnicamente por la Letrada Sra. García García, contra D. xxxxx y .xxxxx, representados por la Procuradora de los Tribunales Sra. Herráiz Calvo y asistido técnicamente por ls Letrada Sra. Mayoral, sobre suspensión de obra nueva, en virtud de recurso de apelación interpuesto por la representación procesal la parte actora contra la sentencia dictada en primera instancia, de fecha 17 de mayo de 2010, habiendo sido Ponente la Magistrada de esta Audiencia Provincial Ilma. Sra. Dña. Marta Vicente de Gregorio.

 

ANTECEDENTES DE HECHO

 

-I- 

En los autos indicados al margen, por el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Cuenca y su Partido se dictó sentencia de fecha 17 de mayo de 2010, cuyo Fallo era del siguiente tenor literal: "Que desestimando la demanda interpuesta por la Procuradora Sra. Torrecilla López, en nombre y representación de D. XXXXXX y D. XXXXX, frente a los demandados D. XXXXXX y D. XXXXX, representados por la Procuradora Sra. Herraiz Calvo, absuelvo a los expresados demandados respecto de los pedimento en su contra formulados, debiendo alzarse la suspensión de obra llevado a cabo con fecha 14-10-09. Con expresa imposición de las costas causadas a la actora".

-II-

 

Notificada la anterior resolución a las partes, por la representación procesal de la parte actora se preparó e interpuso, en tiempo y forma, recurso de apelación contra la reseñada sentencia, que admitido a trámite y conferido traslado a la parte contraria, por la representación procesal de la parte demandada se presentó, en tiempo y forma, escrito de impugnación del recurso de apelación deducido de contrario, interesando la confirmación de la resolución recurrida.

 

-III-

 

   Recibidas las actuaciones en esta Audiencia Provincial, se procedió a formar el correspondiente Rollo de apelación, asignándole el número 242/2010, turnándose ponencia y celebrándose la deliberación, votación y fallo en la audiencia señalada en día 8 de marzo de 2011.

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

 

-I-

 

Se alza el recurrente contra la sentencia de instancia interesando la revocación total de la misma sobre la base, según su discurso, de la errónea valoración de la prueba padecida por la Juzgadora a quo afirmándose, por el contrario, que como consecuencia de la obra  iniciada por los demandados en el terreno colindante con el de los actores, estos han invadido parte de la propiedad de los recurrentes.

 

-II-

 

El fin de la acción ejercitada en la demanda rectora, la del interdicto de obra nueva es obtener del Tribunal la suspensión de una obra nueva y, por tanto, la de impedir que ésta pueda perjudicar la propiedad, posesión o los derechos reales que puedan resultar perjudicados por ella, el actor tiene que demostrar necesariamente tanto la justificación del derecho que alega como perjudicado y el perjuicio que se dice causado por la obra, de manera que si no prueba la concurrencia de ambos requisitos la pretensión actora no puede prosperar.

 

Es pacífica la doctrina científica y es criterio uniforme de la práctica totalidad de nuestros Juzgados y Tribunales que el procedimiento previsto en el artículo 250.1º.5º de la Ley de Enjuiciamiento Civil, es un procedimiento sumario y especial que viene destinado a proteger la propiedad, la posesión o cualquier otro derecho real que se vea perturbado por una obra o construcción en sentido amplio.

          Por nuestra parte, esta Audiencia Provincial ha manifestado reiteradamente que se está aquí ante un juicio verbal configurado como un procedimiento especial sumario destinado a proteger la propiedad, la posesión o cualquier derecho real, perturbados por efecto de una obra, pudiendo intentarse para impedir una obra nueva o para suspenderla en el estado en que se halle, cuando su construcción pueda perjudicar al titular de un derecho cuyo objeto no pueda sustraerse al daño actual o futuro de la obra.

 

          En cuanto a los requisitos de ese interdicto, esta Audiencia Provincial vino exigiendo, en concordancia con la doctrina científica y con la generalidad de las demás Audiencias, que, de una parte, se realice una construcción material que suponga un cambio en el estado presente de las cosas con daños, inconvenientes o molestias, para el interdictante y, de otro lado, que el actor ostente la propiedad, posesión o titularidad del derecho real afectado por la nueva construcción y sea demandado aquél o aquellos que, con responsabilidad propia, realicen o manden realizar la operación u obra que suponga aquel cambio u operación (Sentencia de 20 de julio de 1995), bien entendido que, como indica la Sentencia de esta misma Sala de 7 de octubre de 1992, carecerá de legitimación activa quien pretende ejercitar el interdicto cuando la obra presuntamente perturbadora de su derecho se encuentre concluida, dado que, según también se dijo por esta Audiencia en Sentencia de 20 de diciembre de 1980, ha de entenderse que la edificación está construida cuando se ha causado ya el daño que se pretendía evitar, puesto que en tal caso la razón de urgencia, por la que se acude a la vía interdictal, ya no tiene razón de ser.

 

También conveniente traer aquí el concepto jurídico de obra "terminada", distinto al meramente constructivo, siendo el primero mucho más flexible, desde la perspectiva apuntada de que la finalidad del proceso interdictal es la de evitar que una obra en construcción vaya a causar o continúe causando un perjuicio a un derecho real poseído, estimándose que la obra está acabada a efectos interdictales cuando con la obra ya realizada se han consumado tales perjuicios, produciéndose la alteración de la situación posesoria, sin que el remate o terminación total de la misma pueda acarrear nuevos perjuicios o agravar los ya causados, de manera que con la suspensión de la obra que se pretende no pueda evitarse el perjuicio ya consumado.

 

 -III-

 

Pues bien, dicho lo anterior, en el caso que nos ocupa, tal y como se recoge en la sentencia apelada, existe una controversia o litigio sobre los verdaderos linderos y extensión de las propiedades de las partes en este proceso, y del acervo probatorio obrante en el procedimiento se puede concluir que la obra llevada a cabo por lo demandados en la parcela colindante con la de la actora, que ésta manifiesta que invade su propiedad, está acabada y desde el punto de vista jurídico se trata de una obra "concluida"; y así se desprende del contenido de los informes periciales y de la diligencia de paralización de la obra de fecha 14 de octubre de 2009 (folio 85) donde se hace constar "la obra se encuentra en cimentación estando colocada la estructura de hierro como paneles de aislamiento térmico", habiéndose consumado los perjuicio que se alegan, y siendo la discrepancia entre los litigantes sobre la ubicación de sus respectivas fincas existiendo distintas mediciones según el Catastro y los informes periciales obrantes en las actuaciones, hacen que el recurso haya de ser desestimando y con ello la demanda rectora, llegando a la misma conclusión que la sentencia recurrida pero a través de un distinto razonamiento, puesto que al existir una confusión de lindes entre las fincas de los litigantes, y tal y como ha establecido esta Sala en otras ocasiones, se trata de una cuestión que excede del marco del proceso sumario de tutela posesoria, lo que evidentemente ocurre en el presente caso, al no ser el cauce del proceso interdictal, por su naturaleza sumaria, el adecuado para la discusión de cuestiones complejas como es la delimitación de dos propiedades, siendo preciso actuar con cautela a fin de evitar que el interdicto se convierta en un simple medio de impedir al propietario el ejercicio del derecho a delimitar su propiedad.

 

-IV-

 Las costas procesales correspondientes a la presente alzada se imponen a la parte recurrente al ser desestimado el recurso (artículo 398 en relación con el  394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil).

 

   Vistos los artículos citados y demás  preceptos de aplicación general.

FALLAMOS

          Que desestimando como desestimamos el recurso de apelación interpuesto por la procuradora de los Tribunales Dña. Rosa María Torrecilla López, en nombre y representación de D. XXXX y D. XXXXXX, contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Cuenca de fecha 17 de mayo de 2010, recaída en autos de Juicio Verbal nº 569/2009 de los que dimana y a ellos se contrae el presente Rollo de Apelación nº 242/2010 y , en consecuencia, declaramos que debemos CONFIRMAR y CONFIRMAMOS ÍNTEGRAMENTE LA RESOLUCIÓN RECURRIDA;  con imposición a la parte recurrente de las costas procesales devengadas en la presente alzada .

 

         Cúmplase lo establecido en los artículos 248-4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y 208-4 de la vigente Ley de Enjuiciamiento Civil.

          Devuélvanse las actuaciones originales al Juzgado de su procedencia, con testimonio de la presente resolución, para ejecución de la misma, e interésese acuse de recibo.

           Así por esta nuestra sentencia, definitivamente juzgado, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

 SENTENCIA DICTADA EN PRIMERA INSTANCIA

Comentarios > Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris