Facebook Twitter Google +1     Admin

Sentencia en apelación derivada de incidente de impugnación de liquidación de intereses

20101020230502-jueces.gif

SENTENCIA Num. 179/2010

       En Cuenca, a 15 de Octubre de dos mil diez.

     Vistos ante esta Audiencia Provincial, en trámite de recurso de apelación nº 129/2010, los autos de Juicio Ejecutivo nº 217/1990 procedentes del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Cuenca, seguidos a instancia de la compañía BNP ESPAÑA, S.A., representada por la Procuradora de los Tribunales Dª. Rosa María Torrecilla López y asistida por la Letrada Dª. María Beteta de Eugenio, contra D. xxxxxx, representado por la Procuradora Dª. Cristina Prieto Martínez y defendido por el Letrado D. José María Pastor Ramos, sobre impugnación de liquidación de intereses, en virtud de recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de BNP contra la Sentencia dictada en primera instancia, por el ya referido Juzgado, en fecha 5 de febrero de dos mil diez; habiendo sido Ponente el Ilmo. Sr. D. José Eduardo Martínez Mediavilla.

 

Antecedentes de hecho

    Primero.- Por el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Cuenca se dictó Sentencia, en fecha 5 de febrero de dos mil diez, cuyo Fallo es del siguiente tenor literal: " Estimar íntegramente el incidente sobre impugnación de Liquidación de Intereses instado por la Procuradora Sra. Prieto Martínez en nombre y representación de D. xxxxxx frente a la Liquidación de Intereses presentada por la Procuradora Sra. Torrecilla López en nombre y representación de la mercantil BNP ESPAÑA S.A., en el procedimiento de Juicio Ejecutivo nº 217/1990 por importe de 39.343,07 euros, debiendo ser sustituida la misma por la que proceda con arreglo a la Ley. Con expresa imposición de las costas procesales causadas en el presente incidente a la parte impugnada ".

    Segundo.- Notificada la anterior resolución a las partes, por la representación procesal de BNP se preparó e interpuso contra la misma recurso de apelación, en el que, tras alegar los hechos y fundamentos de derecho que estimó de aplicación,  interesaba la revocación de la Sentencia de instancia.

    Tercero.- Admitido a trámite el recurso de apelación, y dado el correspondiente traslado del escrito de interposición, por la otra representación procesal se presentó escrito de oposición al recurso; interesando la confirmación de la Sentencia de instancia.

    Cuarto.- Recibidas las actuaciones en esta Audiencia Provincial, se procedió a formar el correspondiente Rollo de apelación; asignándole el número 129/2010. Se turnó la ponencia y se señaló para deliberación, votación y fallo el día 13 de octubre del año en curso.

Fundamentos de derecho

 

     No se aceptan los razonamientos jurídicos de la Sentencia que se revisa en este trámite.

  Primero.-  El  desarrollo de los hechos se puede resumir así:

  .BNP solicitó la práctica de liquidación de intereses. El cálculo de los mismos ascendía a 39.343,07 €.

  . La parte contraria se opuso a la propuesta de liquidación de intereses; y ello por dos motivos:

  -prescripción de los intereses remuneratorios, al haber transcurrido el plazo de cinco años que señala el artículo 1966.3º del Código Civil;

  -al no existir reclamación no pueden pedirse los intereses moratorios desde la fecha de la resolución del contrato. Desde la Sentencia hasta la solicitud de ejecución la parte contraria ha permanecido inactiva durante varios años.

  .Se celebró vista en la instancia y se dictó la Sentencia ya referida.

  .BNP fundamenta el recurso de apelación, en síntesis, en lo siguiente:

  -la Sentencia ahora dictada va en contra de lo resuelto por la Sentencia de 06.07.1990;

  -la Sentencia dictada incurre en incongruencia extra-petita;

  -la Sentencia carece de fundamentación y no existe precepto legal alguno para amparar su decisión.

     Segundo.-  Con relación al primer motivo de recurso debe indicarse lo siguiente:

    Bajo la vigencia de la Ley de Enjuiciamiento Civil de 1881, (como es el caso de autos), la Sala 1ª del Tribunal Supremo venía declarando, (Sentencia, por ejemplo, de 19.02.1982), que cualquiera que sea la naturaleza de la acción deducida en juicio, la ejecutoria que en éste recae constituye un nuevo y verdadero título, con efectos en derecho propios e inherentes a la misma, del que se deriva una acción personal para el cumplimiento de la resolución judicial distinta de la primitiva en que se basó la petición formulada en el pleito.

    Pues bien, en base a tal doctrina, (nuevo y verdadero título del que se deriva una acción personal distinta de la primitiva), no parece que pueda decirse que la Sentencia ahora recurrida vaya en contra de la dictada en fecha 06.07.1990; ya que en la ahora impugnada se está tratando una cuestión nueva surgida durante el período de ejecución como consecuencia de una pretendida, por la parte ejecutada, inactividad de la ejecutante.

    En consecuencia, tal motivo del recurso debe ser rechazado.

    Tercero.- Con relación al segundo motivo del recurso debe señalarse lo siguiente:

    En la oposición de la parte ejecutada a la propuesta de liquidación de intereses de la ejecutante se solicitaba que se "… acuerde que no procede la aprobación de la liquidación de intereses propuesta por no ajustarse a derecho, debiendo ser sustituida por la que proceda con arreglo a la ley".

    En el Fallo de la Sentencia recurrida se establece, con relación a la liquidación de intereses, lo siguiente: "… debiendo ser sustituida la misma por la que proceda con arreglo a la Ley…".

    Pues bien, del contraste de lo solicitado por el ejecutado, ("debiendo ser sustituida por la que proceda con arreglo a la ley"), y de lo decidido en la Sentencia, ("debiendo ser sustituida la misma por la que proceda con arreglo a la Ley"), se infiere que la Sentencia ahora recurrida en realidad no ha concedido cosa distinta de lo solicitado por la parte ejecutada; teniendo en cuenta que la parte ejecutada ya mantuvo la inactividad de la contraria durante varios años y que al respecto la Sentencia únicamente vendría a precisar el período exacto de dicha pretendida inactividad.

      Por tanto, el segundo motivo de recurso también debe rechazarse.

     Cuarto.- Con relación al tercer motivo de recurso debe indicarse lo siguiente:

     A. Los Tribunales vienen estableciendo, (Sentencias, por ejemplo, de la Audiencia Provincial de Madrid, Sección 25ª, de 26.12.2008, recurso 214/2008, y de la Sala 1ª del Tribunal Supremo de 03.02.1994, recurso 1286/1991), que si el pago del principal se pactó de forma periódica, la acción para reclamar los intereses remuneratorios ya vencidos que se debieron satisfacer con cada cuota prescribe a los cinco años, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 1.966, 3º C.C., mientras que el plazo general de prescripción de quince años contemplado en el artículo 1.964 C.C. se aplica a los intereses remuneratorios cuyo pago ha de hacerse de una sola vez, y a los moratorios.

    Ahora bien, consideramos que tal doctrina viene referida al ejercicio de la acción inicial originaria del pleito, no al trámite de ejecución en el que nos hallamos; y en este caso entendemos que debía aplicarse, para todos los supuestos de intereses, el plazo de prescripción de 15 años, (en base a los artículos 1.971 y 1.964 del Código Civil; y en observancia de la doctrina establecida por la Sala 1ª del Tribunal Supremo en la ya antes citada Sentencia de 19.02.1982). No resulta aplicable el plazo de caducidad establecido en el art. 518 de la Ley 1/2000, ya que por Providencia de 03.07.1991, (folio 36 de las actuaciones), se tuvo por instada la ejecución de la Sentencia firme; y el artículo 518 del Ley 1/2000 sólo sanciona con la caducidad la acción ejecutiva, de lo que se colige que cuando se insta la ejecución, (como aquí sucedió incluso antes de entrar en vigor dicha Ley 1/2000), ya no es operativo tal plazo de caducidad procesal, ni ningún otro, según resulta del artículo 239 de la Ley 1/2000, (en tal sentido, Auto, por ejemplo, de la Audiencia Provincial de Zaragoza, Sección 5ª, de 27.01.2003), y ello aun cuando las actuaciones practicadas hubieran sido infructuosas, (en tal sentido, Auto, por ejemplo, de la Audiencia Provincial de Burgos, Sección 2ª, de 26.09.2002).

   Por tanto, y puesto que en el caso de autos no habría transcurrido en ningún caso el referido plazo de 15 años, (obsérvese que la diligencia de archivo se extendió el 28.07.1992, -folio 65 de las actuaciones-, y en fecha 14.06.2007 consta escrito de la parte ejecutante, -folio 66 de lo actuado-, solicitando entrega de cantidades), resulta que tampoco habrían prescrito los intereses remuneratorios; y ello en contra del criterio que viene a mantener la Juzgadora a quo en el fundamento de derecho tercero de la Sentencia recurrida.

     B. Debe hacerse mención a dos cuestiones:

     -por un lado, consideramos que no era necesaria la intimación del acreedor para la concurrencia de la mora;  y ello, (al amparo del apartado 2º del art. 1.100 del C.C.),  porque del concreto contenido del contrato viene a  resultar que los sucesivos vencimientos mensuales fueron los puntos   determinantes para establecer la obligación;  

    -por otro lado, es cierto que algunas Audiencias Provinciales vienen sancionando la inactividad con la no concesión de intereses moratorios, (por deslealtad). Ahora bien, dado que la Sala 1ª del Tribunal Supremo ya ha establecido, (por ejemplo en Sentencia de 18.10.2004, recurso 2472/1998), que el derecho pierde la acción para ser reclamado cuando se produce la prescripción, institución contraria a la justicia, si bien conforme con la seguridad jurídica, pero mientras no haya prescripción, (como aquí ya hemos dicho que sucede),  puede exigirse el cumplimiento del derecho de crédito, sin que pueda atribuirse deslealtad a un simple retraso; resulta que el pretendido por el ejecutado retraso de la parte ejecutante no puede comportar deslealtad y, por ello, tampoco existe motivo para rechazar los intereses moratorios solicitados.

    Por tanto, y en base a todo lo expuesto, debe estimarse el tercer motivo planteado por la parte apelante y, en consecuencia, estimar el recurso de apelación interpuesto;  revocando la Sentencia de instancia, rechazando la impugnación del ejecutado en cuanto a la liquidación de intereses y aprobando la liquidación presentada por la parte ejecutante, (teniendo en cuenta que la parte ejecutada en ningún momento ha puesto en duda las cifras que en abstracto reflejó la ejecutante sobre el particular).

    Quinto.- La estimación del recurso comportará, por un lado, la devolución a BNP del depósito efectuado para recurrir y, por otro lado, la imposición de las costas del incidente de impugnación en la instancia a la parte ejecutada; sin que proceda pronunciamiento condenatorio respecto de las costas de la presente alzada.

 

    Vistos los preceptos legales invocados y demás de general y pertinente aplicación

Fallamos

     Que estimando como estimamos el recurso de apelación interpuesto por la representación de BNP ESPAÑA, S.A., contra la Sentencia de fecha 5 de febrero de dos mil diez dictada por Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Cuenca en los autos de Juicio Ejecutivo nº 217/1990, de los que dimana y a los se contrae el presente Rollo de Apelación nº 129/2010, declaramos que debemos REVOCAR Y REVOCAMOS ÍNTEGRAMENTE LA RESOLUCION RECURRIDA, que se deja sin efecto, y, en su lugar, dictamos la presente por la que rechazamos la impugnación de la liquidación de intereses planteada por la representación de D. xxxxxx y aprobamos la liquidación de intereses presentada por la parte ejecutante, que asciende a 39.343,07 € ; todo ello con expresa imposición a la parte ejecutada de las costas procesales correspondientes al incidente de impugnación en la instancia, y sin expreso pronunciamiento condenatorio respecto de las costas procesales correspondientes a la presente alzada.

    Devuélvase a BNP ESPAÑA, S.A., el depósito que efectuó para recurrir.

    Notifíquese esta Sentencia a las partes, haciéndoles saber que frente a ella no cabe recurso.

   Así por esta nuestra Sentencia,  lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

SENTENCIA DICTADA EN PRIMERA INSTANCIA

 

 

Comentarios > Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris