Facebook Twitter Google +1     Admin

Sentencia en procedimiento de División de Herencia 23/2009. Impugnación de Inventario

20090605224205-herederos.jpg

SENTENCIA NUM 67/09

En Cuenca a veinte de mayo  de dos mil nueve 

     Vistos por Doña Maria del Carmen Díaz Sierra, Juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº2 de Cuenca  los presentes autos seguidos ante este Juzgado bajo el número 23 del año 2009  a instancia de Don xxxxxxx representado por la Procuradora Doña Maria José Herraiz Calvo  y asistido del Letrado Don José Maria Velásquez Becerra  contra Don xxxxxxx Y Doña xxxxxxxxx, representados por la  Procuradora Doña Maria Ángeles Paz Caballero  y asistidos por el Letrado Don Alfredo Moya Garito.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Por la Procuradora de los Tribunales Doña Mª Josefa Herraiz Calvo, en nombre y representación de Don xxxxxxxx  se presentó solicitud de división judicial de la herencia de Doña P.J.V., que por turno de reparto correspondió a este Juzgado,  a la que se acompañaba propuesta de inventario.

SEGUNDO.- Por Auto de fecha trece de marzo de dos mil nueve  se convocó a las partes para la formación de inventario, celebrándose el día seis de marzo de dos mil nueve. 

El citado día, la parte demandante se ratificó en su propuesta de inventario. Por la parte demandada se opuso al mismo.

A la vista de la falta de acuerdo se señaló para la celebración de la vista el día 25 de marzo de dos mil nueve, a la que fueron citadas las partes.

TERCERO.-  El día señalado se celebró la vista, a la que comparecieron ambas partes. En la misma la parte actora se ratificó en su propuesta. Por su parte, los demandados se ratificaron en su oposición.

CUARTO.- Recibido el pleito a prueba, la parte actora propuso la documental. Por su parte, la parte demandada propuso interrogatorio de parte y  documental. Todas las pruebas propuestas fueron admitidas, quedando los autos vistos para sentencia.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

PRIMERO.-  El art. 794 de la Ley de Enjuiciamiento Civil establece que si se suscitare controversia sobre la inclusión o exclusión en el inventario se citará a los interesados a una vista, continuando la tramitación con arreglo a lo previsto para el juicio verbal, añadiendo que la sentencia que se pronuncie sobre la inclusión o exclusión de bienes en el inventario  dejara a salvo los derechos de terceros. 

     En primer lugar en cuanto el metálico, las partes se muestran conformes con la inclusión de las cuentas corrientes aperturadas en la entidad bancaria Caja de Castilla La Mancha, con los números: XXXXXX.XXXXX.XXXXXXX4388; XXXXXXX.40.0012001084 y XXXXXXXX.42.0010006945.

Existe discrepancia sobre la inclusión del saldo de la cuenta con nº XXXX.XXXX.XXXX.11051004369.

     Respecto de esta ultima cuenta, y a pesar de la solicitud  de su inclusión por parte de la actora, sin embargo no existe documento alguno que acredite la titularidad de esta cuenta ni siquiera su existencia, por lo que difícilmente puede incluirse en el inventario bien alguno del que no existe dato objetivo de la existencia del mismo.

SEGUNDO.- En cuanto a los bienes inmuebles, existe acuerdo en cuanto a la finca urbana sita en la calle XXXXXX nº12 de la localidad de XXXXX (Cuenca).

     La parte actora interesa la inclusión de la finca urbana sita en la calle XXXXXX nº11 de la misma localidad.

     En cuanto esta finca, la misma fue donada por la causante mediante escritura publica de fecha 17 de febrero de dos mil cinco, ante el Notario Don Jesús Domínguez Rubira, a su hijo Don XXXXXXXX (codemandado en este procedimiento).

     El art. 1035 del Codigo Civil, establece que el heredero forzoso que concurra con otros que también los sean a una sucesión, deberá traer  a la masa hereditaria los bienes o valores que hubieses recibido del causante de la herencia en vida de éste, por dote, donación, y otro titulo lucrativo para computarlo en la regulación de  las legitimas y en la cuenta de partición.

     No obstante, conforme al art. 1036 del Codigo Civil, se establece que la colación no tendrá lugar entre los herederos forzosos y así lo hubiese dispuesto expresamente el donante, con la única excepción de que la misma deba reducirse por inoficiosa.

La colación, como la define la sentencia de 17 de diciembre de 1992, es la adición contable a la masa hereditaria del valor del bien donado; o, más precisamente, la agregación intelectual que deben hacer al activo hereditario los legitimarios que concurran en una sucesión con otros, de los bienes que hubieren recibido del causante en vida de éste, a título gratuito, para computarlo en la regulación de las legítimas y en la cuenta de la partición, como dice el artículo 1035 CC. Así, el causante puede dispensar de la colación a uno o varios de los legitimarios, pero no puede impedir que se computen para calcular la legítima, por mor del artículo 813 CC. La colación lleva simplemente a una menor participación de uno o varios legitimarios en la herencia equivalente a lo que recibió en vida del causante, pero no evita las operaciones de computación e imputación. Dicho de otro modo, el artículo 818 CC viene a operar en forma de computación del haber hereditario, estableciendo las bases para la determinación de la legítima, a cuyo efecto, al ser esta parte alícuota de la masa hereditaria, es preciso fijar mediante la correspondiente prueba el líquido de la misma, que resulta de la diferencia entre el activo (suma del valor de los bienes de causante al tiempo de su fallecimiento) y el pasivo (deudas y cargas del testador hasta el momento de su muerte). El valor líquido así obtenido no es el que sirve de base a la legítima, ya que ha de agregarse a aquél, tratándose de relaciones entre herederos, el importe de las donaciones de naturaleza colacionable, que refiere el artículo 1035 CC -colación en sentido estricto- y en cuanto al valor que tenían al tiempo de realizarse el acto de liberalidad (artículo 1045 ). Resulta que la donación ha de resultar inoficiosa, si atenta a la legítima, al perjudicarla, causando su minoración, en atención a los artículos 636 y 654 CC , y solamente puede subsistir si respeta dicha cuota hereditaria forzosa por tener cabida en la de libre disposición. No se genera entonces suplemento de la legítima, al no resultar perjudicado el heredero forzoso en dicha porción legal y no tiene lugar la imputación cuando en el artículo 1037 se establece que la colación no procede, si el testador así lo dispone, salvo el supuesto de inoficiosidad. Lo que hay que entender es que entonces no se imputarán las donaciones en la legítima, pero no que se prescinde de aquéllas en el inventario general de los bienes del causante para imputarlas donde resultase preciso (Sentencia de 16 junio 1962 ).

     En virtud de lo expuesto debe incluirse en  el inventario la finca urbana interesada.

TERCERO.- En cuanto a las fincas rusticas, la parte actora interesa se incluyan las descritas en el documento nº4 acompañado junto con la demanda, que no es otro que la escritura de formalización de inventario sin adjudicación de bienes, realizada ante Notario por los dos codemandados con fecha uno de marzo de dos mil seis.

     A pesar de que en el acta de inventario se recoge únicamente la oposición a la inclusión de estas fincas rusticas en el mismo, en el acto de la vista, la parte demandada concreta su oposición en que algunas de las mismas son gananciales por lo que deben incorporarse algunas al 50%, en concreto la nº 262 del polígono 6; la nº 227 del poligono6 y la 50 del polígono 32.

     Ciertamente sorprende a este Juzgador la oposición de la parte demandada, cuando precisamente el carácter ganancial (por mera manifestación de los comparecencientes)  de estas fincas se recoge en el documento notarial aportado y al que se remite precisamente la parte actora para su inclusión, por lo que deberán incluirse las fincas rusticas contenidas en el documento notarial aportado como documento nº4 acompañado junto con la demanda.

CUARTO.- Asimismo la parte actora interesa se incluya en el inventario la cantidad de 4000 euros, en concepto de frutos y rentas como consecuencia de un supuesto contrato de alquiler sobre la finca urbana donada por la causante a su hijo Don XXXXXXXX.

     Sin embargo difícilmente puede incluirse en el inventario estas rentas, cuando de ninguna manera se ha acreditado la existencia del contrato de alquiler ni en consecuencia la renta pactada en el mismo, sin olvidar lo establecido en el art. 654 del Codigo Civil en cuanto que a pesar de la inoficiosidad de una donacion, no impedira para que el donatario haga suyos los frutos.

QUINTO.- Por ultimo el demandado solicita la inclusión del derecho hereditario que la causante ostentaba en la herencia de su hermana premuerta Doña xxxxxxxxx, toda vez que la causante falleció sin aceptar la herencia en la que aparecía instituida heredera.

      A tal fin aporta certificado de defunción de la misma y documento de fecha nueve de mayo de 1986 de Doña XXXXXXX en la que se instituye heredera a su hermana doña P.J..

    Conforme al art. 1006 del Codigo Civil, por muerte del heredero sin aceptar ni repudiar la herencia, pasara a los suyos el mismo derecho que el tenía, estamos en presencia del llamado ius transmissionis formando parte de su patrimonio el  «ius delationis», que se trasmite con todo lo demás a sus herederos testamentarios o intestados. Si estos a su vez aceptan la herencia de su causante, adquieren formando parte del patrimonio del mismo, el derecho a aceptar o repudiar la herencia del primero.

     El documento aportado por la demandada es impugnado por la actora, y lo determinante en este supuesto, es que no se ha acreditado,  si esta es la ultima voluntad de la finada, o si existe testamento posterior al mismo, hecho que hubiera sido fácil de probar por parte de la demandada con un certificado de ultimas voluntades , teniendo en cuenta que el aportado es del año 1986,(catorce años antes del fallecimiento), de tal forma que ni siquiera existe la certeza de si doña P.J.V., ha sido   efectivamente  llamada como heredera en la herencia de su hermana.

SEXTO.-De conformidad con lo dispuesto en el artículo 394.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, no cabe hacer especial pronunciamiento sobre costas a la vista de la estimación parcial de las pretensiones de la parte demandante.

FALLO

     ESTIMAR parcialmente la demanda presentada por la Procuradora Doña Maria Josefa Herraiz Calvo, en nombre y representación de Don XXXXXX, contra Doña XXXXXXX y Don XXXXXXX, declarando que el inventario de la causante esta formado por los siguientes bienes:

 -Las cuentas corrientes aperturadas en la entidad bancaria Caja de Castilla La Mancha, con los números: XXXXXXXX.47900074388; XXXXXXXXX.0012001084 y XXXXXXXX.0010006945.

   - La mitad indivisa de la finca urbana sita en la calle XXXXXX nº12 de la localidad de XXXXXX.

-       La finca urbana sita en la calle XXXXX nº11 de la localidad de XXXX.

- Las fincas rusticas contenidas en la escritura de formalización de inventario sin adjudicación de bienes otorgada por doña XXXXXX y Don XXXXXX el uno de marzo de dos mil seis.  

No cabe hacer especial pronunciamiento sobre costas.Notifíquese esta sentencia a las partes, haciéndoles saber que contra la misma cabe recurso de apelación , que en su caso, deberá interponerse ante este mismo Juzgado dentro de los cinco días siguiente al en que se notifique esta resolución

Llévese el original al libro de sentencias.

Por esta mi sentencia, de la que se expedirá testimonio  para incorporarlo a las actuaciones, lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN.-  Leída y publicada fue la anterior sentencia por  la  Juez que la dictó, estando celebrando audiencia pública ordinaria en el día de su fecha, doy fe.

Comentarios > Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Udemy

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris