Facebook Twitter Google +1     Admin

Sentencia en juicio de faltas por falta de respeto a la autoridad 142/2008

20090213213256-logo-mjus.gif

SENTENCIA Nº    18  /2009

En Cuenca, a once de febrero de dos mil nueve.

Vistos por D. DAVID CANDELAS GARCÍA, Magistrado-Juez del Juzgado de Instrucción nº 2 de Cuenca y su partido, los presentes autos de Juicio de Faltas, registrados con el nº 142/08, por una supuesta falta de RESPETO Y CONSIDERACIÓN DEBIDA A LA AUTORIDAD O SUS AGENTES del art. 634 del Código Penal, seguidos entre partes, de un lado, como denunciantes los Agentes de la Policía Local de Cuenca, con TIP núm. xxxxx, actuando en su propio nombre y representación, y de otro lado, como denunciado D. xxxxxxx, mayor de edad, actuando igualmente en su propio nombre; con intervención del Ministerio Fiscal en el ejercicio de la acción pública.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- El presente expediente de juicio de faltas de inició en virtud de atestado instruido por la Policía Local de Cuenca, como consecuencia de la denuncia formulada por el agente de dicho cuerpo núm. xxxxxxx, incoándose juicio de faltas nº 142/2008 mediante auto de fecha 17 de noviembre de 2008, por virtud del cual, además se convocó a la vista oral, que tuvo lugar en el día 5 de febrero de 2009, con el resultado que consta en el acta y grabación en soporte informático  levantadas bajo la fe pública del Sr. Secretario.

SEGUNDO.- En el acto de la vista el agente denunciante se ratificó íntegramente en el contenido de la denuncia presentada, negando el denunciado los hechos que se le imputaban. El agente denunciante propuso como prueba la testifical de su compañero agente nº xxxxxxx, que fue admitida y practicada; por el denunciado no se propuso prueba alguna. A la vista de la prueba practicada, el Ministerio Fiscal solicitó una sentencia condenatoria para el denunciado como autor de una falta del art. 634 del Código Penal a la pena de multa de 10 días a razón de 6 € diarios. Tras conceder la última palabra al denunciado, quedaron los autos conclusos y vistos para sentencia, todo ello de conformidad con el acta y grabación en soporte informático levantados bajo la fe pública del Sr. Secretario.

TERCERO.- En la tramitación de las presentes actuaciones se han observado las prescripciones legales oportunas.

HECHOS PROBADOS

ÚNICO.- De la prueba practicada ha quedado suficientemente acreditado que, el día 6 de noviembre de 2008, entorno a las 21:00 horas aproximadamente, en la calle Santa Mónica de xxxxxxx, el Agente de la Policía Local nº xxxxxxx se encontraba realizando funciones relativas a su cargo, debidamente uniformado, cuando procedió a denunciar a D. xxxxxxxx, el cual se dirigió al agente con las palabras “chulo; ya te pillaré cuando vayas de paisano”.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- El derecho constitucional a la presunción de inocencia es la primera y principal garantía que el procedimiento penal otorga al ciudadano acusado. Constituye un principio fundamental de la civilización que tutela la inmunidad de los no culpables pues en un Estado Social y Democrático de Derecho es esencial que los inocentes estén en todo caso protegidos frente a condenas infundadas, mientras que es suficiente que los culpables sean generalmente castigados. La condena de un inocente representa una quiebra absoluta de los principios básicos de libertad, seguridad y justicia que fundamentan el contrato social y es por ello por lo que el derecho constitucional a la presunción de inocencia constituye el presupuesto básico de todas las demás garantías del proceso (STS de 16 de marzo de 1998).

Desde la Sentencia 31/1981, de 28 de julio, el Tribunal Constitucional ha venido declarando que la presunción de inocencia únicamente puede destruirse como consecuencia de una mínima actividad probatoria de cargo que ha de extenderse a todos los elementos subjetivos y objetivos de la infracción determinantes de la culpabilidad del acusado (STC 93/94, de 21 de marzo).

En el presente caso, el denunciante ha sido preciso y tajante en su declaración vertidas tanto con ocasión de la denuncia, como en el acto del juicio, declarando con verosimilitud y carencia de contradicciones lo ocurrido y recordando exactamente las palabras proferidas por el denunciado. A mayor abundamiento, en el acto del plenario compareció el agente de la Policía Local nº xxxxxxx, que al parecer estuvo también presente el día de los hechos y que vino a ratificar en el acto del juicio la versión dada por el denunciante. Por su parte, el denunciado se limitó a negar los hechos, manifestando que el agente le agarró del brazo, manifestando, a preguntas de S.Sª, que intentó denunciar los hechos, pero que había mucha gente y por eso no lo hizo, razón ésta que hace que su versión sea poco creíble habida cuenta que, de haber sido así, podría haber realizado la denuncia en cualquier momento posterior. 

Como consecuencia de lo anterior, cabe tener por enervada la presunción de inocencia que asiste al denunciado, teniendo por probados los hechos que así se declaran en esta resolución.

SEGUNDO.- Los hechos declarados probados son constitutivos de una falta del artículo 634 del Código Penal que castiga, con la pena de multa de diez a sesenta días, a los que faltaren al respeto y consideración debida a la autoridad o sus agentes, o los desobedecieren levemente, cuando ejerzan sus funciones.

TERCERO.-  De la citada falta es responsable en concepto de autor el denunciado D. xxxxxxx por su participación directa, voluntaria y material en los hechos de conformidad con los artículos 27 y 28 del C.P.

CUARTO.- No concurren circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal. Las circunstancias del caso y del culpable a que se refiere el artículo 638 del C.P. aconsejan fijar para la multa la duración mínima, esto es DIEZ DÍAS, interesada por el Ministerio Público, al no estimar que concurra ninguna otra circunstancia para una pena mayor.

El impago de la multa establecida dará lugar a la responsabilidad personal subsidiaria prevista en el artículo 53 del Código Penal, es decir, un día de privación de libertad por cada dos cuotas o fracciones que resulten impagadas y que se ejecutará en el centro penitenciario que corresponda.

QUINTO.-  Se fija una cuota diaria de 3 euros al no haber sido acreditados los ingresos del denunciado.

SEXTO.-  Las costas se entienden impuestas por ministerio de la Ley a todo culpable de un delito o falta conforme a lo dispuesto en el artículo 123 del C.P.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación,

FALLO

Que debo CONDENAR Y CONDENO a D. xxxxxxxx como autor de una falta del artículo 634 del Código Penal, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de multa de DIEZ DÍAS, en cuota diaria de TRES EUROS que, en caso de impago o de insolvencia dará lugar a una responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias no satisfechas, que se ejecutarán en el centro penitenciario que corresponda; condenándole, como le condeno, al pago de las costas procesales causadas.

     Notifíquese esta sentencia a las partes haciéndoles saber que, de conformidad con lo dispuesto en el art. 976, en relación con los artículos 795 y 796 de la LECrim., contra la misma pueden interponer recurso de apelación, en el plazo de cinco días, ante este mismo Juzgado y para su resolución por la Ilma.  Audiencia Provincial de Cuenca; y expídase testimonio de la misma que quedará unido a los autos, incorporándose el original al correspondiente libro de sentencias

Así por esta mi sentencia, lo pronuncio, mando y firmo.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior sentencia por el Sr. Magistrado-Juez que la dictó, estando celebrando audiencia pública en el día de su fecha. Doy fe.

Comentarios > Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris